Sotilllos marca el gol de todos que vale la liga

El juvenil A del Real Madrid consigue el título de liga en el último minuto

Cargando...
xxxxxxxxxx

El Juvenil A del Real Madrid se ha proclamado campeón del grupo V de la División de Honor de esta categoría. Sucede al At. De Madrid que a su vez lo hizo con el Rayo Vallecano. Guti consigue su primer título importante como entrenador, lo hace con jugadores que compiten en el penúltimo escalón antes de convertirse en profesionales. Lo hace con niños con los que ya no puedes hacer de padre, sólo te queda el camino de ser su técnico. Psicólogo porque Guti lo es, pero ante todo entrenador. Cualquier otra cosa, lejos de ayudar a sus jugadores, les lastraría.

El Juvenil A del Real Madrid ha dominado durante toda la temporada en el césped,  ha defendido atacando, le ha quitado el balón al contrario con desesperación. Calidad por encima de todo, en muchos de los partidos ha dado la sensación de jugar sin defensas, los centrales eran medioscentros, los laterales, extremos. Posiblemente, el portero Moha haya jugado mucho más con los pies que con las manos.  La mejor defensa ha sido la recuperación, la anticipación, tener el balón para jugarlo en el campo del equipo contrario, pero no tenerlo por tenerlo, el balón es para filtrarlo entre líneas, para abrirlo a las bandas, para lanzarlo a la portería contraría, unas veces con colocación, otras con brutalidad. Hasta en las derrotas o empates , el Juvenil A del Real Madrid se ha mostrado como querían sus entrenadores.

Todos son muy buenos, excelsos, con un futuro en el fútbol como he visto en pocas generaciones. Podría uno a uno del plantel enumerar sus muchas virtudes y pocos defectos. Desde el primero hasta el último podrían ser líderes, podrían jugar todos los minutos de la temporada, podrían ser egoístas y brillar para enloquecer a representantes, medios de comunicación, padres… eternos rivales. Cada uno de ellos podría mirar por su interés personal y no por el colectivo para llegar antes a la meta de cualquier canterano.  Podría analizar uno a uno a todos los jugadores de Guti y ensalzar el fútbol que llevan dentro, pero estaría faltando a la esencia de este equipo. Han ganado la liga y han jugado un fútbol espectacular por todo lo contrario.  No han sido uno a uno, han sido un bloque sin fisuras en el terrero de juego. Equipo por encima de todo y de todos, sacrificio, lealtad al compañero, solidaridad.  Siempre mirando el culo del que está al lado olvidándose del propio.  Habrá tiempo para que el nombre de cada uno brille en solitario, pero en este artículo, no.  En estas líneas solo aparecerá un nombre. Solo uno que me servirá de coartada a lo que estoy escribiendo.

Este maravilloso deporte ha hecho que el Juvenil A del Real Madrid, según gente del fútbol y que lleva mucho tiempo en esta categoría, el mejor de la última década, se haya visto abocado a jugarse el título en el último encuentro . Así era en el minuto 95 del partido aplazado ante el Getafe. Los azules han demostrado en la Ciudad Deportiva del Real Madrid su clasificación en la tabla, terceros, jugando un partidazo, especialmente en la primera parte. Consiguieron adelantarse en el marcador y, especialmente, desactivar el peligro de los blancos.  El empate que llegó, tampoco valía, el rival no iba a tirar la toalla, es más, buscó la victoria.  La liga en la que habían dominado metía a los juveniles madridistas en una final ante el descendido Alcalá pero… el “hasta el final vamos Real” se aprende ahora.  En la última falta del encuentro, ante los centrales del Geta, de los mejores de la categoría,  no se elevó Sergio Ramos, lo hizo Alejandro Sotillos “Soti”. El remate a la derecha de Valero  hizo Campeón al Campeón. El único nombre de jugador que mencionaré será el de él.  No creo que ni a sus compañeros y entrenadores les moleste. Desde el benjamín B en la “Fábrica”, once años en la cantera del Real Madrid, trabajando a brazo partido, no ha hecho los regates más espectaculares, ni los goles más hermosos, caños pocos, ruletas cero, pero tiene el fútbol en el alma y siempre que su entrenador se lo ha pedido se la ha dejado sobre el césped, o en el charco del Adolfo Suárez de Ávila . Personaliza el éxito de este grupo con su gol porque es un gol de equipo, es el gol de todos, lo que ha sido y será hasta el último minuto de la temporada el Juvenil A del Real Madrid.

Agradezco a Jose María Gutiérrez “Guti”,  Alberto Garrido,  Mario Soria,  Carlos Cruz, Jaime Abascal, Adrián Ruiz, José Luis Estévez, Alejandro Casabella y Alfonso Mollón su trabajo para construir un equipo que ha hecho el mejor fútbol que he visto en años.