Muchas caras conocidas en el "Glorioso"

Los "madrileños" del Deportivo Alavés, finalista de la Copa del Rey

Cargando...

Sin duda el equipo revelación en lo que llevamos de temporada en la 1ª Divisón de la Liga de Fútbol Profesional, por resultados, por juego, con todas las complejidades que ello entraña . Un equipo recién ascendido a 1ª División, con hasta 16 incoporaciones nuevas, supone todo un desafío en matería de gestión del equipo, ensamblar, acoplar las piezas para que todo encaje y tenga un sentido, un ''por qué''. Otros "madrileños" Juli, Dani Pacheco, Mora y Bordalás son parte del sueño

xxxxxxxxxx

Nos vamos al mes de Junio, se finalizaba la temporada con el Deportivo Alavés de Bordalás, Juli, Mora, y resto de grandes jugadores que conformaban un gran equipo que consiguió el ansiado ascenso a Primera División. Pero seamos honestos, se criticó mucho que no se contase con muchos de ellos entre los que se incluye el propio entrenador y su cuerpo técnico (ahora en el Getafe CF, en puestos de play-offs), y varios jugadores como Sergio Mora, Sergio Pelegrín, Juli Cerdá, o Dani Pacheco, ya que se les consideraba parte importante en la consecución de dicho ascenso. No se entendía cómo algo que había funcionado se desarmaba por completo, pero lo cierto es que había un plan planificado al detalle, cada incorporación que se hizo tenía un por qué claro, y que como bien dice una de las frases de los AllBlacks, ''Cuando estés en el top de tu juego, modifica el juego.'' 

Juli, ahora en el Córdoba, clave en el ascenso

Mauricio Pellegrino ha sabido adaptarse perfectamente a las exigencias de cada partido, poniendo sobre el terreno de juego a los jugadores más adecuados para afrontar con la mayor capacidad de competición posible los tres puntos en juego ante el equipo rival. Actitud tranquila, con un control del mensaje que lanza en cada rueda de prensa siendo coherente con lo que dice y predecible porque no modifica su discurso teniendo claro que cada partido es totalmente diferente, que se debe afrontar como si fuera el último teniendo presente que el esfuerzo, el trabajo en equipo, el orden, y el equilibrio son factores indispensables en este equipo para conseguir la victoria y en consecuencia lograr la permanencia cuanto antes. Dentro de este equipo, si analizamos los minutos jugadores de cada jugador, comprobamos que aquellos que un tiempo atrás jugaban en el fútbol madrileño son parte importante del equipo que ha armado el entrenador argentino:

Fernando Pacheco: Ha adquirido un protagonismo muy grande, hasta el punto de ser uno de los capitanes del conjunto vitoriano, sus actuaciones en la portería están siendo claves para el equipo como fue el caso tanto en el partido de ida como el de vuelta contra el Celta de Vigo en sus actuaciones más recientes. A pesar de tener 25 años demuestra una madurez, seguridad, templanza, que influyen de una manera tremendamente positiva en el equipo, en las órdenes que da desde portería, los mensajes, refuerzos positivos, siendo consciente de que todo suma y todo ayuda. Formidable en reflejos, seguro por arriba en los balones aéreos, está demostrando con su estado de forma que es uno de los mejores porteros de la Primera División española. 

Alexis Ruano: Ahora mismo en se encuentra en su mejor versión, rápido y ágil al cruce en los balones divididos, autoridad máxima en los balones aéreos, dote de mando ejerciendo su veteranía, leyendo muy bien el partido para saber qué necesita el equipo en cada momento. Se atreve a jugar en corto, normalmente con Marcos Llorente que es quien inicia la salida de balón en mediocampo para lanzar al equipo hacia delante, pero no tiene problema en realizar desplazamientos en largo para buscar tanto a Edgar Méndez como Deyverson. 

Theo Hernández: Una de las revelaciones de la temporada, por sus actuaciones fin de semana tras fin de semana con el conjunto blanquiazul. Theo posee las capacidades ideales para jugar tanto de carrilero (Pellegrino lo ha utilizado así cuando el Deportivo Alavés ha jugado con un sistema 1-3-5-2) como para jugar de lateral izquierdo con tendencia a subir, para crear superioridad numérica, situaciones de 2vs1, y además a todo esto le añadimos una grandísima calidad para poner centros al área, o finalizar con disparo a portería. Se ha observado una evolución enorme en Theo, sobre todo a nivel personal, vemos un jugador más maduro que va controlando mejor los momentos de tensión sin entrar en conflictos de ningún tipo, y es capaz de que esa tensión no afecte a la calidad de su toma de decisión. 

Kiko Femenía: Se destaca su polivalencia, dato que de hecho ha sabido aprovechar Pellegrino para que juegue tanto en la línea defensiva como en la línea de medios, cumpliendo muy bien en ambas facetas porque hablar de Kiko Femenía es hablar de trabajo, de esfuerzo, de ayudas defensivas, saber cuándo debe incorporarse al ataque y cuando permanecer realizando una viligancia defensiva, gran capacidad para desbordar, llegar hasta línea de fondo para poner el centro para remate de delantero o llega de segunda línea. Se ha visto a un Kiko Femenía feliz, que vuelve a disfrutar con el fútbol, a ser feliz haciendo lo que más le gusta, que quizás era algo que echaba de menos, y que en Vitoria ha logrado encontrar. 

Víctor Laguardia: defensa de los que siempre hacen lo correcto, tuvimos la suerte de verle defendiendo la camiseta de la AD Alcorcón y lo hizo con tan buenos resultados que le valió volver a casa, el Real Zaragoza. No fue profeta en su tierra y se embarcó en una aventura que le ha dado continuidad y arraigo en Vitoria. Esta es su tercera temporada en el Alavés y tendrá la oportunidad de disputar el partido más importante de su vida.

Carlos Vigaray: Es de los que más le ha costado entrar en el once inicial (comenzó a jugar como titular el 16 de Octubre en el partido contra el Málaga CF), es uno de los jugadores con más proyección en el Deportivo Alavés quienes le firmaron por tres años. Tiene una capacidad física enorme, gran presencia en los duelos 1vs1, velocidad, sabe cuándo incorporarse al ataque aunque es cierto que no tiene la misma tendencia como, por ejemplo, Theo Hernández. Guarda muy bien la posición, gran capacidad para el robo de balón y además controlando bien los tiempos de vuelo en las disputas de balón aéreo. Se ha convertido en una dura competencia en ese lateral para Kiko Femenía, lo cual permite a Pellegrino ubicar a éste último en una posición más ofensiva. Mi compañera de PoblaFM, Bea Cobos, recuerda su idilio con una competición muy especial para él

Marcos Llorente: De la misma manera que sucede con los quarterbacks en la NFL, podríamos decir de Marcos que es un auténtico mariscal de campo, por su talento. Pero es talento en el más amplío sentido de la palabra, comprendiendo por ello su capacidad para poner el balón donde quiere, saber hacia dónde debe moverse para dar el apoyo correcto ofreciendo siempre una línea de pase clara, cambiando el balón de banda a banda haciendo correr al equipo contrario, manejando la sala de máquinas del conjunto vitoriano como nadie, siendo capaz de regatear, conducir, con el balón pegado a la bota mientras visualiza el próximo pase yendo siempre por delante del rival. Viendo a Marcos uno llega a comprender por qué se dice que el fútbol es un juego de ventajas y desventajas. Marcos es elegancia, trabajo, perseverancia, madurez, tranquilidad, el mediocentro que cualquier equipo querría tener, pero que sólo lo disfrutan en Vitoria. 

Edgar Méndez: Es otro de los habituales del entrenador argentino en los onces iniciales, y cuando no ha sido así se ha convertido en la primera opción en el momento de las sustituciones. Tiene una gran velocidad, enorme capacidad para desbordar sabiendo usar muy bien su cuerpo para proteger el balón, controla muy bien los tiempos de vuelo en las disputas de balón aéreo, y además destaca por su gran trabajo defensivo siendo capaz de bajar a robar balones tres o cuatro pases por detras de la línea del medio del campo, ayudando en todo momento a su lateral para crear situaciones de superioridad numérica en defensa. Gran capacidad de disparo a portería y entrar al remate. Si hablamos de Edgar a uno se le viene a la mente los términos de capacidad de trabajo, de constancia, de estar siempre dispuesto para el equipo en todo momento, para sumar. 

Rubén Sobrino: No ha entrado demasiado en los planes de Mauricio Pellegrino, probablemente por la competencia que hay en su puesto (peleado con Deyverson y Santos), y por ser el más joven de los tres. Llegó cedido por el Manchester City, y poco a poco debido a la obligación de las rotaciones para dar descanso a los más habituales está empezando a contar con minutos. De hecho, en el útlimo partido contra el Sporting de Gijón jugó como titutlar y marcó un muy buen gol, realizando un gran desmarque de ruptura, poniendo el cuerpo delante del defensor para ganar el espacio y finalizar con un bonito disparo raso cruzado. Gran velocidad, capacidad física para bajar y ayudar en la recuperación así como en la salida de balón del equipo rival tal como se pudo ver contra el Sporting de Gijón, juega muy bien de espaldas a la portería para tocar de cara con los mediocentros y posteriormente entrar al remate. Seguro que terminará siendo pieza protagonista de este Deportivo Alavés en el tramo final de la liga. 

Si observarmos en todos ellos se destaca más allá de su calidad, de sus capacidades técnicas en diferentes facetas defensivas u ofensivas, su gran trabajo para ayudar al equipo. Es algo que todo el cuerpo técnico del Deportivo Alavés ha sabido inculcar desde el primer día de trabajo, ya se obtuviesen consiguiendo buenos o malos resultados, transmitiendo tranquilidad, paciencia, focalizando la atención en el trabajo diario, en lo que se estaba haciendo bien, armando un equipo sólido al que cuesta mucho hacerle un gol y que es capaz de poner en apuro a cualquier rival, basta recordar el empate en el Calderón, la victoria en el Nou Camp, los tres puntos conseguidos en el campo del Villarreal. Gran labor de su cuerpo ténico en ese liderazgo y gestión del equipo, así como tremendo el trabajo de planificación, captación, visualización de jugadores por parte de su director deportivo, Sergio Fernández, quien a base de horas de trabajo ha sabido elegir a los jugadores correctos, para el equipo adecuado, un Deportivo Alavés que tiene aroma madrileño, que quiere disfrutar de su momento, soñando que todo es posible, pero sin olvidar que el trabajo, el esfuerzo, y el equipo son lo primero.