Goleador madrileño y ahora, profe con su propia Escuela de fútbol

Quini, el churrero prodigioso

Cargando...

Llegó tarde al fútbol pero no perdió ni un segundo. En este reportaje elaborado en Aranjuez, Quini nos dice orgulloso que se crió "debajo del mostrador" de la churrería de sus padres. Nos cuenta sus comienzos, sus éxitos como goleador en el fútbol madrileño y fuera de él, y también sus frustraciones -ése no poder vestir la camiseta del Rayo en Primera-. Y también explica sus sueños, uno muy real -la Escuela que lleva su nombre en Aranjuez- y otro internacional que estamos seguros que llegará muy pronto. Porque como buen churrero, Quini madruga. Y a los madrugadores, aunque pueda parecer que llegan tarde, les da tiempo a conseguir todo.

(Gracias a Sportium por su apoyo a PoblaFM, con cuyo test, ya publicado, iniciamos este video).