2017, el año del gallo

Cargando...

Despedimos junto al CF Fuenlabrada el mejor año de su historia con una final de Copa RFEF disputada, la clasificación de su primer playoff, la eliminatoria de copa contra el Real Madrid, y su campeonato de invierno como momentos cumbres.

xxxxxxxxxx

Finaliza 2017, un año muy intenso en la familia del CF Fuenlabrada. 365 días donde, quitando algún ligero chaparrón, siempre ha radiado un sol brillante en el Camino del Molino. Un año que se va a recordar siempre, como ya se vaticinaba en el brindis de la pasada Navidad por un feliz año azul pero, sobre todo, cuando en febrero entrábamos en el año nuevo chino, y no iba a ser un año cualquiera porque nos esperaba el año del gallo.

2017 supo a grandeza por visitar estadios tan emblemáticos como Las Gaunas, o el Carlos Belmonte dejando para la historia un 0-4 que sería la primera gran piedra de este inolvidable año.

2017 supo a éxtasis por lo vivido en Sestao al celebrar esa histórica primera oportunidad de soñar con el ascenso a segunda… pese a que una sirena extremeña sonase y despertase, por ahora, de ese sueño a una ciudad, mi ciudad, que merece ser de plata como es Fuenlabrada.

2017 nos olió a mar cuando el Fuenla iba camino del Nou Camp del Morvedre para disputar la final de la Copa RFEF, aunque de allí se volvió con un sabor salado después de ver como el trofeo lo levantaban los, ya, amigos del Atlético Saguntino.

2017 fue un año de sueños cumplidos como cuando en la derrota en casa contra el Villanovense, el Torres era un clamor pidiendo a Luís Milla que se quedara… y se quedó además en propiedad, siendo un gran capitán con sólo 23 años.

2017 supo a ilusión tras dejar en la cuneta de la Copa al Mérida y el Calahorra en busca de jugar con un grande de nuestro fútbol, que se culminaba con aquella mañana en una sala de prensa que no cabía nadie más.

También 2017 supo a tristeza por la gente ilustre que abandonó el barco a final de temporada pero, a su vez, a felicidad por la gente nueva que se subió y lograron darle un nuevo impulso al equipo en su lucha por seguir creciendo.

2017 sabe a merengue por haber sido el rival del Real Madrid en la Copa del Rey. Como también emite unos leves pitidos procedentes del público del Bernabéu cuando el Fuenlabrada se convertía en el primer equipo de 2ªB que no perdía en el coso madridista.

2017 fue también tuvo su toque gamberro con esos equipos anfitriones que recibieron a los de Calderón, y vieron cómo les hacían un “sinpa” una y otra vez… hasta que la Ponferradina se dio cuenta y les hizo pagar la ronda.

El once que saltó al Santiago Bernabéu (Foto: CF Fuenlabrada)

2017 nos dio algo de pereza por estar “flipando cuando mi cara sale en el As”. Pero también fue el año que conocimos la historia oculta de un ser con un corazón más grande que el hinchable del túnel de vestuarios como es el gran Baba Sule.

2017 tuvo su picante con el Toledo por aquella derrota cruel en el descuento que destruía el fortín azul… pero que sería devuelta meses después saltando heroicamente al liderato tras remontar un 3-1 adverso.

2017 supo a solidaridad por saber menear muy bien el bigote, y también por lo bien que lo movieron en las barbacoas de equipo en un improvisado chiringuito junto a los banquillos.

2017 trajo bufandas y gorros para abrigarse en invierno en el momento que al Fuenlabrada lo coronaron campeón por primera vez al final de los primeros 19 partidos. Gracias a eso, podemos disfrutar del equipo kiriko en las videoconsolas a través de un pequeño parche.

2017 fue sabroso como las cinco sardinas malagueñas que le espetó Dioni al Coruxo y contribuyeron a lograr su record histórico en 2ªB de los azules (7-0).

2017, además, nos sabe a una invitación real, a tifos y a cerveza a las 9 de la mañana, a un brote de fiebre un tanto azul, a fotos de vestuario y música reggatonera por megafonía; a fuenlabreñas ilustres hijas de un mito del pergamino, a carreras por los pasillos en un gol o en el tiempo de descuento. A coletas que dan suerte, a programas de primeras citas que nos enamoren del Fuenla, a un objetivo siempre pendiente de todo lo que transcurra en el césped, Por todo esto 2017 ha sido más que un año… EL AÑO DEL FUENLA.

¿Qué pasará en 2018?

¿Y qué pasará en 2018? Esa es la pregunta que muchos nos estamos haciendo. Por ahora no sabemos a ciencia cierta lo que puede deparar el futuro pero, actualmente, hay unos cimientos muy bien montados para que se puedan repetir éxitos anteriores o, quien sabe, si mejorarlos.

Para empezar, el CF Fuenlabrada tendrá una primera prueba de fuego visitando al Fabril, con el objetivo de no llevarse un indigesto roscón como souvenir, más cuando es su inmediato perseguidor y en la primera vuelta cayó derrotado 1-2, y el factor del average está en juego siendo el único desfavorable, hasta ahora, con todos sus rivales directos.

Pero si hay una característica principal en este Fuenlabrada es su ambición, que es la que le ha hecho vivir un inolvidable 2017; y su hambre de triunfos que le ha llevado a ser uno de los 4 equipos más potentes de esta 2ªB y ganarse, con razón, ser aspirante a lograr el sueño de plata que dejaría este 2018 en otro año para la historia kirika. 

Gracias por todo 2017 y hasta siempre.