2017: el año que el Navalcarnero no paró de cumplir sueños

Cargando...

Otro año más que termina y otro año que ha sido inolvidable para los aficionados del Club Deportivo Artístico Navalcarnero. El equipo logró la permanencia allá por el mes de mayo en Segunda División B por primera vez en su historia, algo que los aficionados rojiblancos no olvidarán en mucho tiempo. Además, durante esta temporada los madrileños están mirando de tú a tú a los mejores equipos de la categoría, merodeando durante toda la primera vuelta los puestos de playoff de ascenso a Segunda.<

xxxxxxxxxx

Se acaba el año 2017, un año para la historia en el Club Deportivo Artístico Navalcarnero. El equipo del suroeste de la Comunidad de Madrid ha completado el año más importante desde su fundación: permanencia en Segunda División B en la temporada 2016/17 y algunas jornadas en puestos de playoff durante la primera vuelta de la 2017/18.

Hace justamente un año, los navalcarnereños finalizaban la primera vuelta de la temporada pasada décimos clasificados en el Grupo II de la Segunda División B con 27 puntos, solo 5 por encima del descenso. El equipo, entonces entrenado por Juanjo Granero, afrontaba una segunda vuelta que se antojaba durísima. Mucho tendrían que pelear los madrileños para mantener la categoría de bronce por primera vez en su historia.

Y para lograrlo fue clave el Mariano González. El Naval venció cuatro de sus últimos siete encuentros en su estadio. Así, hizo historia salvando la categoría. Los de Juanjo Granero finalizaron la temporada decimoquintos clasificados, solo un punto por encima de las posiciones de descenso. Un auténtico milagro. Un equipo que solo anotó 38 goles en 38 jornadas y que acabó con 11 victorias, 14 empates y 13 derrotas. La defensa fue su mayor arma. Y es que solo encajaron 42 goles, siendo la mejor defensa de los últimos once clasificados de la categoría.

El Navalcarnero logró la permanencia en la última jornada en el Mariano González tras ganar por dos goles a cero al Real Unión de Irún. El ex entrenador del equipo, Juanjo Granero, ha atendido a PoblaFM en este reportaje y ha recordado algunas de las sensaciones que vivió durante las últimas jornadas de la pasada temporada.

“Sabíamos que si no ganábamos al Irún íbamos a tener un problema porque nuestros rivales directos iban a sumar seguro, dependía solo de nosotros”, ha explicado Granero que también ha indicado que durante esa semana “el equipo entrenó muy bien”.

“Conseguir 47 puntos y la salvación fue genial. El Mariano González tiene mucha culpa de esa permanencia, la afición del Navalcarnero es uno de los mejores activos del club. Me va a costar encontrar gente tan comprometida con su equipo como ellos, que ya en Preferente nos ayudaban mucho. Del Navalcarnero y de su afición solo tengo palabras de agradecimiento”, ha explicado Granero.

Por último, el ex entrenador del Naval ha afirmado que le pondría un 9 al equipo. “Estuvimos por encima de nuestras posibilidades durante todo el año, además durante las 38 jornadas no caímos en descenso nunca, eso dice mucho del trabajo que se hizo”, ha finalizado.

También, el actual capitán del equipo, David Rodríguez ‘Joya’, ha atendido a PoblaFM y ha explicado que la permanencia “fue un momento histórico para el Naval”. “Sabíamos que en el último partido contra el Irún dependíamos de nosotros mismos y la verdad es que el equipo estuvo muy mentalizado durante toda la semana”, ha indicado.

“Lo viví desde la grada debido a que estaba lesionado, y la verdad es que al principio pasé muchos nervios, pero cuando Joaquín metió el primer gol ya me fui calmando poco a poco. El Irún no se jugaba nada y creo que eso nos benefició. El equipo mereció mantenerse en Segunda B”, ha explicado Joya.

Así, el Naval completó una temporada para la historia y volvería a jugar en la división de bronce del fútbol español a partir del mes de agosto. Con una plantilla formada por jugadores como Alberto Olmedo, Stevens, Alex González, Catena, Alberto Alonso, Joya, Cifo, Adán Pérez, Jame o Joaquín, entre otros, los rojiblancos mantuvieron la categoría en una segunda vuelta de mucho sufrimiento.

Y una vez terminada la temporada comenzaron los movimientos en la plantilla. El técnico, Juanjo Granero, se marcharía del conjunto rojiblanco tras dos ascensos y la permanencia en Segunda B, sin duda uno de los técnicos más importantes de la historia del club. Jugadores como Cifo, Catena, Adán Pérez o Jaume también dejarían el club.

Por todo ello, la directiva del Navalcarnero se puso manos a la obra para reforzar la plantilla. Para el banquillo el elegido fue Julián Calero, ex segundo entrenador del Oviedo con Fernando Hierro y ex segundo entrenador del Oporto con Julen Lopetegui. Con esto, el Naval trataba de profesionalizar el club.

Además del técnico, el conjunto rojiblanco reforzó la plantilla. Hasta el club del suroeste de Madrid llegaron jugadores como Isma Gil (Fuenlabrada), Carlos García (Leganés B), Julio Cidoncha (Rayo Majadahonda), Sergio Molina (Albacete), Gonzalo Ónega (Móstoles URJC), Edgar Agudo (Arandina) o Francisco Llario (Real Madrid), entre otros. De esta manera, el Navalcarnero formaba la plantilla que defendería los colores rojiblancos durante el curso 2017/18.

El Naval jugaría esta nueva temporada en el Grupo I de la Segunda División B, junto con equipos gallegos, castellanoleoneses y madrileños. Y lo cierto es que las cosas no podían comenzar mejor. Once puntos de quince posibles en las primeras cinco jornadas. Entre ellas un empate en casa del todopoderoso Fuenlabrada y una victoria a domicilio ante el Racing de Ferrol. De esta manera, el Navalcarnero empezaba la temporada merodeando los puestos de playoff. Y así, los rojiblancos siguieron con su buena racha, venciendo al Real Madrid Castilla en casa y a la Ponferradina a domicilio, dos de los ‘gallitos’ de la categoría. De esta manera, los madrileños, a pesar de las dos últimas derrotas, han finalizado la primera vuelta en la sexta posición, con 29 puntos. Solo tres puntos de diferencia con las posiciones de playoff y, lo más importante, con diez puntos de ventaja sobre el descenso.

Las primeras 19 jornadas del equipo en el Grupo I de la Segunda División han finalizado con ocho victorias, cinco empates y seis derrotas. Y lo que es más importante, la sensación de que el conjunto de Julián Calero es un equipo camaleónico, capaz de adaptarse a todo tipo de fútbol.

A pesar de estos buenos resultados, Julián Calero explicó en rueda de prensa tras el encuentro ante el Rápido de Bouzas que no estaba satisfecho. “Queremos más, somos ambiciosos y ganadores y queríamos más que estos 29 puntos”, explicó.

Asimismo, Joya también ha asegurado “coincidir al 100 por cien con la opinión del míster”. “A final de temporada el objetivo es conseguir la permanencia pero sería algo increíble seguir ahí arriba, si conseguimos la permanencia en el mes de febrero o marzo seguiremos luchando para estar los más arriba posible”, ha explicado.

Respecto a Julián Calero, el capitán del Naval ha asegurado que el equipo “está encantado con el nuevo míster, creo que ha dado un puntito más a todos”. “Yo personalmente le estoy muy agradecido, esta temporada me estoy volviendo a sentir futbolista tras la pasada campaña que fue difícil para mí”, ha indicado Joya.

Y así es como termina el 2017. Un año histórico para el Club Deportivo Artístico Navalcarnero. El año en que logró la primera permanencia en Segunda División B de su historia y también el año en el que merodeó los puestos de playoff de ascenso a Segunda División. Los aficionados rojiblancos acuden cada fin de semana con una ilusión enorme al Mariano González. Y es que este equipo no solo sueña, sino que cumple sus sueños. Esperemos que este 2018 vuelva a ser un año de muchas alegrías en el Mariano González y este equipo siga demostrando por qué es uno de los milagros de la categoría de bronce del fútbol español.