El árbitro priva la victoria del Castilla

Cargando...

Tarde-noche gélida en Valdebebas tanto por el resultado como por el partido. El Real Madrid Castilla recibía a un Gernika en racha como visitante y este logró aumentarla tras rascar un empate sin goles.

xxxxxxxxxx

Con Tejero y Mario Hermoso en la grada y Lienhart desaparecido, Solari tuvo que innovar y buscar soluciones, para ello, retrasó aún más la posición de Valverde y lo colocó de central junto a Javi Sánchez. Además, volvió a jugar Luca Zidane en la portería y Sergio Díaz de extremo zurdo bastante alejado del área.

El partido comenzó con tensión, tensión que se fue acrecentando y que duró los 90 minutos. La primera ocasión clara del encuentro la tuvo el conjunto visitante, tras una serie de rechaces en el área le cae el balón solo al delantero del Gernika pero Luca, bien posicionado, logra blocar el balón con la rodilla izquierda. Esta fue la tónica del encuentro, el Castilla intentaba combinar sin tener profundidad y el Gernika lograba terminar las jugadas cada vez que pisaba el área contraria. Los vascos tuvieron otras dos ocasiones más claras de lograr batir a Luca, pero este estuvo muy atento y atajó los balones. Sin embargo, los blancos no intimidaron a Altamira, tan solo, Seoane y Febas lograron cambiar ritmo y poner más velocidad en el juego para llegar al área visitante antes del descanso.

La segunda mitad tuvo polémica, los de Solari salieron más enchufados, con más intensidad y presionaron más al Gernika, las bandas cogieron más protagonismo, sobre todo, tras la entrada de Quezada por Abner. Corría el minuto 63 cuando Quezada puso un gran centro al área y Campuzano cabeceó a la red, los 720 aficionados celebraban el gol y el árbitro lo anuló por supuesto fuera de juego. En directo no me pareció y en repetición se vio claramente como el jugador madridista estaba en posición correcta. La réplica del Gernika llegó en la siguiente jugada pero el remate solo a bocajarro se marchó fuera. El resto del partido eran interrupciones continuas hasta la recta final, que fue cuando ambos equipos se volcaron en buscar el gol y el partido se volvió de ida y vuelta. Finalmente ninguno pudo cambiar el marcador, y llegamos al final con el resultado gafas, 0-0.

Con este empate, el Castilla no logra avanzar puestos en la clasificación y va despegandose del play-off. También hay que decir, sin quitar mérito a su trabajo, que los árbitros últimamente están poniendo las cosas muy complicadas al filial madridista.