EL CASTILLA ASPIRA A COBRAR IMPULSO CON SERGIO DÍAZ

Cargando...
xxxxxxxxxx

El Castilla disputa este domingo su primer compromiso de pretemporada ante la Gimnástica Segoviana. Después de una pasada temporada agridulce, en la que el esfuerzo de los canteranos no pudo traducirse con el anhelado ascenso, los blancos afrontan un nuevo curso con el objetivo de disputar la fase de ascenso y, a poder ser, llegar en las condiciones más optimas al playoff.

El Director de Formación del Real Madrid, junto a su equipo, han intensificado su trabajo con la esperanza de volver a moldear una plantilla competitiva, que va a mantener una idea de juego pese a las extremas dificultades que supone desarrollarla en el grupo II de Segunda B. A este respecto, la apuesta por Santiago Hernán Solari garantiza ese gusto por el esférico, ese juego marcado por la vistosidad y el aprovechamiento de las bandas. El argentino da el salto procedente del Juvenil A, después de haber desestimado propuestas de equipos argentinos de relieve. Solari sabe que se encuentra en una institución en la que el juego o la progresión de los jugadores no resulta suficiente si no se complementa con la disputa de la fase de ascenso.

Solari sabe que debe trabajar para cumplir el anterior objetivo, asumiento que Zidane puede requerir canteranos según las necesidades del primer equipo. Además, hay que tener en cuenta que Borja Mayoral ha recalado en la Bundesliga y que Mariano, máximo artillero de la pasada temporada en toda la categoría de bronce, tampoco va a continuar en el filial.

El desafío del ascenso todavía se torna más complejo si nos ceñimos a la brusca movilidad que experimenta el filial madridista cada año. Jugadores como Lucas Torró han emprendido un nuevo rumbo en calidad de cedidos y, también, futbolistas imberbes como Fidalgo o Mario promocionan a una categoría donde la experiencia, el oficio y la anuencia arbitral hacia el juego duro hacen más costosa la adaptación de talentos como el asturiano Fidalgo, en el que hay que depositar muchas esperanzas por su calidad y por su ingenio para buscar el pase entre líneas imposible. Un jugador que va a sobresalir pese a ser menudo y con cara de niño.

Eso sí, Solari debe mentalizar a todos los canteranos que también hay que rendir como visitante. El Grupo II es el llamado "Grupo Vasco", donde la lluvia, y el estado encharcado de algunos terrenos de juego exigirán una gran madurez al equipo. Este grupo se ha completado esta temporada con la presencia de equipos como la UD Logroñés de Carlos Pouso o el Albacete de José Manuel Aira. Los riojanos estuvieron cerca del ascenso en la pasada temporada. El Albacete es un recién descendido. Junto a Toledo y Barakaldo parecen los rivales más endiablados en la pugna por esa primera plaza de la fase regular que concede opciones más nítidas de subir.

Habrá que esperar a la finalización de la pretemporada del primer equipo para saber exactamente qué jugadores jóvenes retornarán al filial. Lienhart será la auténtica referencia defensiva. Y, como poco, hay que esperar que esta demarcacion sufra menos contratiempos que en los últimos años. Las lesiones de jugadores como Jaime, José León, Abner y el propio austríaco, posibilitaron que Álex Salto, Reguilón o Dani Fernández disputaran muchos más minutos de los esperados para unos futbolistas en edad juvenil. El tener un poco más de continuidad en defensa es lo que desea Solari que, además, debe agradecer la llegada de refuerzos como el noruego Ulrik Jenssen. También en ataque el equipo añade nuevas caras con las incorporaciones Ismael Cerro (Ex Racing) y Víctor Campuzano (Ex Espanyol). Ambos compartirán vestuario y puesto con uno de los jugadores con más porvenir del panorama futbolístico: Sergio Díaz.

Sergío Díaz es un paraguayo que con Cerro Porteño ha sido capaz de competir en la Copa Libertadores, y de derrotar a equipos egregios como el Corinthians. A sus 18 años es un jugador que va a explotar. El Madrid se ha garantizado u continuidad hasta el 2022. Para que nos hagamos una idea, su juego evoca al del Kun. Se les suele comparar, quizá por su baja estatura (apenas 1,70 cm) que contrasta con sus potentes piernas, que le llevan a proteger el balón con firmeza. Es un delantero que puede adaptarse a una categoría tan exigente, gracias a la musculatura de sus piernas, su potencia y su gran despliegue físico. Tiende a jugar como segundo punto detrás de un jugador de referencia. Veloz, con una gran conducción de balón y con un golpeo preciso; Sergio Díaz es un auténtico "regalo" para todos los seguidores del Castilla que se van a deleitar con un jugador que entusiasma.

Es cierto que el fútbol español y las promesas paraguayas han estado reñidos. Nombres como los de Miguel Ángel Benítez (Atlético de Madrid), Virgilio Ferreira (Betis), Javier Acuña (Cádiz) llegaron al fútbol español precedidos de un gran cartel pero no fueron capaces de triunfar en un equipo con aspiraciones. Otro, como Roque Santacruz, estuvo a punto de firmar por el Madrid en 1999. Por suerte no fue así, ya que es otro jugador que se quedó a medio camino de ser dominante.

Sin embargo, creo sinceramente que Sergio Díaz será diferente. A diferencia de la mayoría de jóvenes talentos, Sergio no se arruga, ha disputado la Libertadores y con su fortaleza pondrá en muchos problemas a los típicos centrales robustos que predominan en esta Segunda División B.

A la espera de que comience la liga, habrá que estar muy pendiente del Castilla en sus partidos de pretemporada.

 

Amistosos:
-Domingo, 24 de julio: Gimnástica Segoviana-Castilla (20:00 horas).
-Sábado, 30 de julio: Castilla-Leganés (19:00 horas).
-Sábado, 6 de agosto: Huesca-Castilla (19:00 horas).
-Miércoles, 10 de agosto: Mérida- Castilla (20:30 horas).
-Domingo, 14 de agosto: Castilla-Valladolid B (19:00 horas).