Falta de valentía y puntería

Cargando...

Tarde de derbi madrileño en el Mariano González, en un partido en el cual CF Fuenlabrada buscaba auparse a esa cuarta posición aprovechando la derrota del Bilbao Athletic, y por otro lado el CDA Navalcarnero conseguir los tres puntos para aumentar la distancia con los puestos de descenso.

xxxxxxxxxx

El CF Fuenlabrada presentaba un once con varias novedades, dado que había dos jugadores que estaban sancionados por acumulación de tarjetas, además de otros que como pudimos escuchar en la posterior rueda de prensa de Antonio Calderón, fueron de la partida para tratar de adaptarse lo mejor posible a lo que sabían que iba a plantear el CDA Navalcarnero, así como teniendo en cuenta las características del campo, todo ello con el fin de conseguir de los tres puntos. Pudimos observar, además, que su disposición era la de un sistema de juego 1-4-3-3, con una distancia entre líneas muy corta, adelantando la línea defensiva de manera que al robar el balón, el equipo se encontrase cerca de portería para finalizar cuanto antes.

El conjunto azulón realizó durante los primeros minutos una gran labor defensiva y bien coordinada, ya que se realizaba una presión muy alta cuando el balón se encontraba en banda, siendo posible visualizar una superioridad numérica defensiva por parte del CF Fuenlabrada cuando un jugador del CDA Navalcarnero se encontraba en posesión del balón lo cual generaba una gran dificultad para el equipo local poder avanzar y llegar a portería. Por su parte, el CDA Navalcarnero presentaba su mismo esquema de siempre (1-4-4-2 que por momentos se convertía en un 1-5-3-2 ya que su capitán se situaba entre los dos centrales), con una grandísima solidez defensiva y el objetivo firme de realizar las transiciones defensa-ataque lo más rápido posible, para generar desajustes defensivos en el equipo visitante.

Durante los primeros quince minutos, cabe destacar la figura de Gonzalo Iglesias, viéndosele muy cómodo, robando balones, dando apoyo, jugando muy rápido hacia delante para lanzar al equipo en esas transiciones que hemos comentado anteriormente, y Joaquín Cerdá en su ritmo habitual eléctrico, indomable, moviéndose entre líneas bien para dar apoyo y abrir a las bandas, o bien para girarse y encarar portería. Por parte del CF Fuenlabrada destacó la figura de Cervero, ya que todos los balones en largo iban a él con el objetivo de aprovechar su poderío físico para ganar el balón y de esta manera poder generar una segunda jugada. Por mi parte, me hubiese gustado ver más tiempo en el terreno de juego a Almagro, nuevo fichaje del CF Fuenlabrada y quien, en mi opinión, podría haber desequilibrado el partido por su velocidad y talento.

Navalcarnero

El CF Fuenlabrada tendría una oportunidad en su saque rápido de falta con un golpeo en largo que gana la espalda del lateral rojiblanco, y obliga a salir a Lejárraga para interceptar dicho pase largo. Más tarde, el Naval comenzaría a generar ocasiones de gol, primero con un tiro lejano de Nacho Buil, más tarde con un remate de cabeza de Joaquín que sale desviado. Y unos minutos después llegaría la ocasión más clara de los locales, con otra llegada por banda derecha mediante un centro que prolonga de manera magistral Alonso, y le llega a Fran quien no es capaz de materializar en gol delante del portero visitante, Pol Freixanet. Una de las situaciones que más pudo llamar la atención es, cuando el conjunto local lograba realizar un cambio de orientación rápido del balón de banda a banda, esto producía un gran desajuste en el equipo visitante en el instante realizar la basculación, produciéndose como así fue alguna ocasión de peligro cuando llegaba el balón a Fran en banda izquierda, y éste tenía la posibilidad de encarar a su par.

Comenzó la segunda parte, y se pudo apreciar un cambio aunque quizás no del todo claro, en la disposición de los jugadores del CF Fuenlabrada pasando a adoptar por momentos un sistema 1-4-4-2, dejando arriba a Cervero y Velasco, a la vez que las dos líneas restantes veían retrasadas su posición en el campo. Este paso atrás, junto con los cambios realizados de los cuales dos serían obligados por lesión como nos confirmó más tarde Juanjo Granero en la rueda de prensa, permitió al Naval dar un paso al frente e ir a por el partido, encontrando una grandísima participación en Barbosa y por otro lado, Fran acaparó la atención del público por generar las dos ocasiones más claras de la segunda parte, pero no fue capaz de transformar en gol ninguna de ellas.

Fuenlabrada-aficion

Con todo esto llegó el pitido final de un partido en el que quizás se esperaba más de un CF Fuenlabrada en lo que a juego se refiere, intentar tener un poco más la posesión del balón, ser un poco más valientes e ir a por el partido, mientras que el CDA Navalcarnero se quedó con la sensación de haber realizado un magnífico trabajo colectivo (una vez más), de esfuerzo, trabajo en equipo, y una impecable actitud pero que no fue suficiente para que los tres puntos se quedasen en el Mariano González. Faltó un poco más de valentía en los visitantes, y algo más de puntería en los locales para conseguir tres puntos que hubiesen acercado a ambos un poquito más a sus respectivos objetivos.

Esta vez no puedo terminar la crónica sin mencionar a mis compañeros de trabajo, por un lado a Beatriz por aguantar la lluvia, el frío, mientras realiza las siempre magníficas fotos que son auténticas obras de arte, y a Javi, corresponsal que cubre los partidos del CF Fuenlabrada, por toda la información que me ha permitido saber y conocer un poco más de este gran equipo. Esta crónica es tan vuestra como mía. Que tengan una muy buena semana, nos vemos en el Mariano González el próximo 12 de Febrero, para recibir a un clásico como el Toledo. Cuídense.