2-0 | Los blancos sufrieron para mantener su renta tras la expulsión de Reguilón

Dos minutos de oro permiten al Castilla doblegar al Fabril

Cargando...
xxxxxxxxxx

Santamago 1200 200

El Real Madrid Castilla sacó los tres puntos en casa y lo hizo con autoridad. Lo hizo, eso sí, ante un Deportivo Fabril que no estuvo a la altura de su posición en la tabla; tercer clasificado y desplegando un juego bonito en muchas jornadas pero inoperante en ataque en el Alfredo Di Stéfano. Aunque empezó dominando, vio como el paso de los minutos favorecía el juego del Castilla y sus largas posesiones no servían para inquietar a Belman, aunque sí para generar la incertidumbre en una defensa fallona que acabó con Tejero amonestado y Javi Sánchez, lesionado, sustituido por León.

Quezada y Cristo se enchufan juntos

Según se fue desquitando del dominio de los blanquiazules, el Castilla empezó a llegar con algo de peligro. Francis tampoco tuvo que intervenir en la primera media hora, pero la estadística de posesión se fue equilibrando y la pelota pasaba más tiempo en los pies de los chicos de blanco. Tanto fue así que en dos jugadas puntuales y muy seguidas el partido se puso totalmente de cara para Solari, que celebró los tantos efusivamente desde la banda.

Cuando ya se sobrepasaba la media hora de juego, la asociación Reguilón-Quezada por la banda izquierda volvería a dar sus frutos como en tantas fechas anteriores. El lateral recibió la pelota en banda y sin controlar la puso medida a la cabeza de Quezada, que remató con potencia y colocación al palo derecho de Francis. El arquero llegó a tocar la pelota pero fue incapaz de repelerla y entró pegada al palo. La ocasión fue la más clara del partido y el primer disparo a puerta del Castilla, que empezó contando sus ocasiones por goles.

Y, para rematar la oda a la efectividad, llegó Cristo González. El delantero canario vio puerta una vez más en su gran inicio del 2018 tras robar un balón a Francis, que buscó la falta ante la presión del punta y acabó regalando la pelota y concediendo el 2-0, resultado con el que se llegaría al tiempo de descanso en Valdebebas.

La expulsión de Reguilón cambia el guion

En la segunda mitad la situación cambió radicalmente. Reguilon fue expulsado a los diez minutos por dos amarillas muy seguidas y, con tanto partido por delante, el Castilla solo pudo replegar las líneas y esperar para salir al contragolpe. Los pupilos de Gustavo Munúa, mítico guardameta del Deportivo de La Coruña, se hicieron con el control de la pelota y trataron de asediar la portería de Belman. El técnico introdujo a Jardel y Ortuño para buscar la remontada y dar aire a su equipo.

Solari, por su parte, sacó a Mancebo cuando quedaba un cuarto de hora y quitó a su único delantero para pertrecharse atrás y buscar la velocidad cuando recuperara el balón. El Fabril tuvo la oportunidad de acortar distancias en un remate de Pedro, recién ingresado en el terreno de juego, que se marchó alto tras botar en el suelo y superar a Belman, pero el plan de Solari salió a la perfección. Se defendió con todo y tuvo la oportunidad de anotar el tercero en sendos balones al hueco para Óscar, que no acertó a definir: en una pecó de individualista y en la otra de solidario.

El partido acabó con el Castilla aguantando la posesión en campo rival y asegurándose tres puntos vitales: recorta distancia con los playoff e impide que un rival directo por el ascenso los sume. Una victoria de seis puntos.

Ficha del partido

RM Castilla: Belman; Tejero, Reguilón, Manu Hernando, Javi Sánchez (León, min. 10); Jaume, Seoane, Franchu, Cristo (Mancebo, min. 77), Óscar (Molina, min. 90), Quezada.

Deportivo Fabril: Francis; Blas (Ortuño, min. 70), Quique, One, Caballo, Expósito, Óscar, Queijeiro, Uxío (Pedro, min. 70), Romay (Jardel, min. 45), Galán.

Goles: 1-0, min. 36, Quezada. 2-0, min. 38, Cristo.

Árbitro: Manuel García Gómez. Amonestó a: Tejero (min. 8), Expósito (min. 21). Expulsó a Reguilón por doble amarilla en el 55.