Real Madrid Castilla 3-0 Unionistas CF

El Castilla hace los deberes en casa

Cargando...

Cristo y Vinicius pusieron los goles en un encuentro en el que lo más destacado del conjunto rival fue la afición desplazada hasta Valdebebas

xxxxxxxxxx

ZABALA

El Real Madrid Castilla comenzó el partido con mucho peligro. Tanto es así que en el minuto 6 Cristo colocó el 1-0 en el marcador después de una bonita jugada de equipo en la que el delantero tinerfeño recibió un pase de López dentro del área, controló el balón con su pierna derecha y se perfiló en el punto de penalti para golpear con la izquierda y abatir al portero por arriba.

El filial blanco, liderado por un Solari aún amonestado, mantuvo el control durante casi todo el encuentro. No obstante, cabe destacar la única ocasión del Unionistas CF en la primera parte, que fue un tiro de falta materializado por Juan Góngora en el minuto 15 que sacó sin complicaciones Moha Ramos a córner.

El Castilla presionaba muy bien en el centro del campo del Alfredo Di Stefano, con Martín Calderón y Ayoub realizando una gran actuación.

En uno de esos robos al equipo rival, el centrocampista de origen marroquí rescató un balón para Cristo, pero éste no pudo solventar el mano a mano con el portero del conjunto salmantino. No se cansó de intentarlo y en el minuto 34 fue cuando llegó el segundo tanto para el Castilla y para Cristo, que definió al borde del área y terminó en la red.

El tercer tanto del Castilla llegó de la mano de Vinicius, que lanzó una falta, provocada por él mismo, al palo del portero.

En el segundo tiempo, pese a que no hubo más goles, la dinámica fue la misma que en la primera mitad. Vinicius, con una jugada casi ‘maradoniana’ en la que dejó tumbados a varios jugadores rivales, y Cristo más adelante, pudieron haber aumentado la distancia en el marcador. En el minuto 77, el de Tenerife fue cambiado por Dani Gómez, quien también trató de poner en peligro, sin éxito, a la defensa de Unionistas. Antes salieron De Frutos (por Alberto Fernández) y Fran García (por Zabarte).