Rápido de Bouzas 0 CDA Navalcarnero 0

El final de un sueño

Cargando...

El CDA Navalcarnero no pudo vencer en el Baltasar Pujares y dice adiós al playoff de ascenso a Segunda División. Los de Julián Calero dispusieron de una ocasión muy clara para poner ventaja en el electrónico, en un partido marcado por la igualdad y las escasas ocasiones. Así termina la temporada del conjunto rojiblanco, en sexto puesto y con la clasificación para la Copa del Rey de la temporada que viene.

xxxxxxxxxx

FERRETERIA ORTIZ 1200 200

El ‘barquito chiquitito’ finaliza su travesía en esta temporada 2017/18 con un sabor de boca agridulce tras quedarse a un pasito de conseguir la clasificación para el playoff de ascenso a Segunda División. El CDA Navalcarnero necesitaba ganar en la jornada dominical frente al Rápido de Bouzas, pero el marcador no pasó del empate a 0, resultado que tampoco sirvió a los gallegos para meterse entre los cuatro primeros.

Era una cita histórica para el club rojiblanco y su afición no falló. Cerca de 100 aficionados acudieron a Vigo tras más de seis horas de autobús desde la Comunidad de Madrid. A minutos de comenzar el encuentro ya se palpaba el ambiente de las grandes citas. El Baltasar Pujares estaba abarrotado y las dos aficiones animaron a sus respectivos equipos desde el calentamiento.

Los primeros 45 minutos se disputaron con mucha igualdad en el juego. Ninguno de los dos equipos se lanzaba al ataque y los balones aéreos eran habituales sobre el terreno de juego. No fue hasta el minuto 21 cuando llegó la primera ocasión del encuentro y  fue para el Rápido de Bouzas. Pedro García, tras un centro lateral, remató de cabeza pegado al larguero, pero Isma Gil reaccionó muy rápido y envió el balón a córner con una buena parada.

Por su parte, el conjunto rojiblanco creó peligro con balones por alto sobre el área del guardameta Brais y dispuso de tres saques de esquina en esta primera parte. Además, el Naval lo intentó con algunos disparos desde la frontal que eran despejados por parte de los centrales gallegos sin muchas dificultades. Al descanso el resultado era de 0 a 0. Todo se decidiría en la segunda mitad.

Tras el paso por vestuarios, el encuentro continuó exactamente igual. Los dos equipos seguían intentando alcanzar el área rival a base de balones en largo aéreos, que eran despejados por las defensas. En el minuto 54, Álvaro Barbosa tuvo la más clara para el conjunto navalcarnereño en un mano a mano con Brais, que el guardameta despejó con mucha habilidad. Esa pudo ser la oportunidad para el Naval de hacerse con el partido, ya que la igualdad en el juego haría que el conjunto que primero se adelantara se llevaría el gato al agua.

Con el paso de los minutos el Rápido mejoró sobre el terreno de juego y Julián Calero introdujo cambios para darle frescura al equipo e intentar lograr la machada. Gonzalo Ónega y Sergi Segura fueron los revulsivos, y diez minutos más tarde entraría Fran Santano. Los cambios dieron un plus más al equipo madrileño que tuvo alguna contra peligrosa para llevarse el partido, pero la zaga local se mostraba muy segura jugada tras jugada.

En los últimos minutos, y ya con los dos equipos a la desesperada en busca del gol, Luis Acosta fue expulsado por doble amarilla y con ello se terminaban prácticamente las opciones del Naval para hacerse con el partido. En el descuento, el Rápido de Bouzas pudo marcar tras un barullo en el área, pero de nuevo Isma Gil se hizo grande bajo palos y evitó el tanto local.

Es muy duro decir esto, pero se ha acabado la temporada para el CDA Navalcarnero. A pesar del mal sabor de boca de hoy, el club del sur de la Comunidad de Madrid ha realizado el mejor año de su historia, logrando la clasificación para la Copa del Rey y luchando hasta el último minuto por alcanzar el playoff de ascenso a la Segunda División, algo inimaginable a comienzo de temporada. Qué mérito de los jugadores, qué mérito del cuerpo técnico y que mérito de una afición que ha acompañado al equipo durante toda la temporada.