El conjunto de Solari no se ha querido reforzar en el mes de enero

El mercado del Castilla: Rafa Mir no llegó y Toni se marcha

Cargando...

Pocas novedades ha protagonizado el conjunto de Solari en el mercado invernal. Tan sólo hubo verdadero interés por un jugador y únicamente se ha producido una salida; el resto se queda como está.

xxxxxxxxxx

El filial del Real Madrid confía en lo que tiene para afrontar los meses decisivos de la temporada. La campaña no empezó muy bien y al equipo le costó arrancar, especialmente en casa. Fue en el partido ante el Atlético de Madrid cuando los chicos de Solari empezaron a levantar cabeza y enlazaron ocho partidos sin conocer la derrota. Sin embargo, aunque la marcha se enderezara, siempre se habló de la posibilidad de reforzar el equipo en el mercado de invierno, especialmente ante la ausencia de un punta goleador que asegurara 20 goles por año.

Aquí es donde entró el nombre de Rafa Mir. El delantero militaba en el Valencia Mestalla, en el grupo III de Segunda División B, y ya había debutado en primera división. Delantero polivalente, rápido y con buen juego de espaldas, comparado en muchas ocasiones con Álvaro Morata. La clase de delantero que le falta a Solari en el club, pues con Cristo, Dani Gómez y Campuzano tiene otro perfil de futbolista, más rápido y menos delantero al uso.

El Madrid movió ficha por él y trató de convertirle en el refuerzo estrella en busca de ese ‘killer’ que hiciera olvidar a los ya históricos Mariano y Mayoral en el filial merengue. Sin embargo, tal y como confirmó el propio jugador, el Valencia no aceptó las ofertas del club de la capital. La presencia en las negociaciones del Wolverhampton Wanderers, equipo de la segunda división inglesa y cuyo entrenador es Nuno -ex del Valencia y quien le hizo debutar en la Liga Santander-, dificultó aún más las cosas. Rafa Mir acabó haciendo las maletas y cogiendo un avión rumbo a Reino Unido y dejó al Madrid sin posibilidad de hacerse con sus servicios, pese a que en el jugador existía cierto interés en vestirse de corto en Valdebebas. Su llegada podría haber supuesto la salida de Dani Gómez, quien podría querer marcharse tras ver como Cristo le adelantaba en la carrera por la titularidad, pero, finalmente, la perla que el año pasado se salió con el Juvenil A seguirá en el Di Stéfano.

Toni Segura en busca de su oportunidad

En el lado de las bajas, Solari sólo ha tenido una. Toni Segura, hijo del exfutbolista Toni Robaina, se marchó cedido a mediados del mes de enero al Recreativo de Huelva. El entrenador del Castilla no contaba con él y, a sus 19 años, la mejor opción era buscarle una salida.

Toni llevaba tan sólo una temporada completa en el club, la que jugó a las órdenes de Guti en el Juvenil A y con el que ganó la Liga, la Copa del Rey y la Copa de Campeones. Siendo una pieza fundamental en aquel conjunto, su protagonismo pasó de 100 a 0 tras su subida al Real Madrid Castilla. En pretemporada jugó, pero una vez empezados los partidos oficiales, Solari dejó claro en sus convocatorias que no había sitio para él. La falta de minutos le hizo plantearse una solución que finalmente significó su marcha al Recreativo, que milita en el grupo IV de Segunda B.

Su salida dejaba un sitio para Tena, fichaje blanco del año pasado que está terminando de recuperarse de la lesión que le ha tenido apartado del césped toda la campaña. Sin embargo, y aunque su vuelta a los terrenos de juego pueda ser muy importante para la carrera del jugador, el club no le ha incsrito y no tendrá ficha con el Castilla, por lo que no podrá jugar..

Con tan poco movimiento, el Castilla afrontará la segunda parte de la temporada con los siguientes efectivos:

Porteros: Belman y Elías.

Defensas: Tejero, Quezada, Reguilón, Javi Sánchez, Manu Hernando, Álex Martín, León, Jaime Sánchez.

Centrocampistas: Jaume, Seoane, Arturo Molina, Óscar, Fidalgo, Mancebo, Franchu.

Delanteros: Cristo, Campuzano y Dani Gómez.