Navalcarnero 0 Pontevedra 2

El Pontevedra asalta el Mariano González

Cargando...

El Pontevedra se llevó la victoria del Mariano González en un partido en el que el Navalcarnero fue de menos a más y no logró materializar las ocasiones de las que dispuso en la segunda parte, y que hubieran provocado que el partido finalizara con tablas en el marcador.

xxxxxxxxxx

Era un domingo de ilusión en todo Navalcarnero y en el Mariano González. El míster del CDA Navalcarnero, Julián Calero, había realizado un llamamiento a la afición para que dieran todo su apoyo al equipo y los navalcarnereños respondieron. El estadio estuvo cerca del lleno en una mañana en la que el Naval se jugaba mucho de cara a los playoff.

A la vez que se disputaba este encuentro, los aficionados tenían un ojo puesto en los partidos entre el Rayo Majadahonda y el Rápido de Bouzas, y el San Sebastián de los Reyes y el Fuenlabrada. Y es que los resultados que se dieran en esos choques iban a marcar el devenir de la clasificación en esta jornada número 33.

[anuncio id="12"]

Con un ambiente inmejorable, muy pronto los rojiblancos demostraron que querían el partido. No habían pasado ni dos minutos cuando Sergio Molina ponía el primer ‘uy’ en la grada. El centrocampista vio a Edu adelantado y disparó desde el medio del campo, balón que fue despejado a córner por el guardameta visitante.

Sin embargo, tras esta ocasión, el encuentro se empezó a disputar en el medio del campo y las ocasiones brillaron por su ausencia. Hasta el minuto 32, cuando el Pontevedra CF se adelantó en el marcador con una gran bolea de Álex González. Los visitantes aprovecharon su primera llegada con peligro para meter el miedo en el cuerpo a los aficionados del Navalcarnero, que otra jornada más veían cómo su equipo debía remontar. Diez minutos más tarde, los visitantes pudieron dejar sentenciado el encuentro, pero el línea anuló el gol de David Añón por fuera de juego.

Tras el paso por vestuarios y la entrada de Joaquín Cerdá en el terreno de juego, los locales mejoraron sobre el césped y comenzaron a merodear el área de Edu con peligro. Precisamente fue Joaquín quien tras un balón en profundidad, se quedó solo delante del portero y desaprovechó la ocasión mandando el balón cerquita del palo. El delantero pidió penalti por un empujón del rival pero el árbitro no lo concedió.

Mejoró el Naval y siguió atacando. En el minuto 56, Edgar Agudo dispuso de otra ocasión clara, tras recibir dentro del área, darse la vuelta y disparar. Sin embargo, la defensa del Pontevedra estuvo ágil y mandó el balón a córner. Apretaban los de Julián Calero y el público del Mariano González se venía arriba en un partido que parecía destinado a convertirse en una nueva remontada rojiblanca.

Pero entonces llegó el jarro de agua fría. En el minuto 61, tras un centro lateral, Eder se quedaba solo frente a Isma Gil y lo batía por alto, haciendo el 0-2 que casi sentenciaba el partido. A pesar de ello, el Naval siguió empujando y logró varios acercamientos peligrosos en la media hora que restaba de juego, sin lograr perforar la portería rival. El partido finalizaba con la victoria del Pontevedra por 0 goles a 2.

A pesar de la derrota, los madrileños continúan cuartos clasificados, en puestos que dan acceso para disputar la fase de playoff de ascenso. El Rápido de Bouzas, su inmediato perseguidor, también cayó en su encuentro matinal y permite al Naval seguir metido entre los cuatro mejores equipos del Grupo I.

Tras el encuentro, Julián Calero, aseguró sentirse “muy orgulloso” de los suyos. “Vamos a olvidar este encuentro cuanto antes y a preparar el siguiente. Seguimos en la pelea, y vamos a seguir luchando hasta el final”, apuntó.