Empate con polémica en Valdebebas

Cargando...
xxxxxxxxxx

El derbi madrileño de la jornada se saldó con un empate a 1. El Real Madrid Castilla terminó el encuentro con 9 jugadores y el Navalcarnero ante la adversidad de su rival logró un punto que le sabe a gloria en un campo, el Di Stéfano, siempre complicado.

Real Madrid Castilla 1-1 Navalcarnero

La tarde del sábado iba cayendo, el tiempo no acompañaba demasiado pero, aún así, 740 personas se dieron cita en Valdebebas, con un gran grupo de hinchada visitante para presenciar el choque. El partido comenzó con tensión, con ambos equipos concentrados y queriendo imponer su juego desde el inicio. Los de Juanjo Granero tuvieron la primera ocasión de peligro a balón parado en el partido cuando pasaron los primeros quince minutos del crono, pero el disparo de Cifo se marchó por encima del larguero. El Castilla poco a poco conseguía intimidar el área del conjunto rojiblanco y el premio llegó en el 22, cuando un centro de Achraf desde la derecha lo pilló Javi Sánchez en el segundo palo para abrir el marcador. A partir del gol los de Solari se vinieron arriba y comenzaron a atacar con más frecuencia la portería defendida por Lejárraga hasta que en el minuto 36 llegó la expulsión de Febas y la dinámica cambió. La primera polémica del partido ocurrió así: el catalán, Febas, salió con el balón controlado desde atrás, sorteó a tres rivales, cuando llegó al círculo central se trastabilló, llegó un contrario y ambos entraron en plancha a por el balón con el infortunio de que Febas llegó con los tacos un pelín más tarde. A raíz de la expulsión, la primera parte llegaba a su fin con el ambiente caldeado y con un Castilla desinflado en ataque y contundente en defensa.

Tras el descanso, ningún equipo movió banquillo. El filial blanco siguió con la misma dinámica pese a jugar con uno menos, con buen rigor defensivo e intentando atacar por banda gracias a las subidas de Cobo y Achraf; el conjunto del Navalcarnero por su parte siguió con su juego interior y balones largos para intentar coger la espalda de los laterales blancos. Cuando el crono marcaba el minuto 55, de nuevo otra acción polémica sacudió el partido, esta vez fue el damnificado fue Cobo, quien se estrenaba en la categoría y estaba haciendo un meritorio partido, fue expulsado por doble amarilla, una segunda amarilla que vio tras una acción fortuita pegada al córner en modo de falta en la que el jugador del Nalvalcarnero ayudó en la decisión. Restaban 35 minutos para el final y el Real Madrid Castilla se quedaba con 9 jugadores, aunque con el marcador a favor, algo que tan solo le duró 10 minutos, ya que en el 65, una falta desde la frontal del área, Cifo se convirtió en el héroe visitante para anotar el empate de libre directo. La baja sensible del delantero del Navalcarnero, Joaquín Cerdá, por acumulación de tarjetas, fue tomando peso en el equipo con el paso de los minutos, ya que las ocasiones llegaban pero no se materializaban. El conjunto merengue también dispuso de ocasiones para llevarse el encuentro pese a la inferioridad númerica, aún así todas las fuerzas estaban puestas en defender, ya que incluso vimos a Sergio Díaz ejerciendo de lateral izquierdo en tareas defensivas. Con más cansancio que nunca y tras un partido tenso en todas las facetas se llegó al final del mismo con empate a 1.

No fue una  buena noche para el árbitro balear, el año pasado arbitraba en segunda división y este año le recalaron a segunda B. En la grada el público estaba muy enfadado con el colegiado Pedro Sureda, no solo por las expulsiones de Febas y Cobo, sino por la falta de rigurosidad en muchas acciones del partido. Con este empate el Real Madrid Castilla se aleja un poquito más de los puestos de playoffs y el equipo del Navalcarnero se asienta en la zona noble de la clasificación. Eso sí, los de Solari pueden estar contentos de su trabajo colectivo en defensa, un deficit en algunos partidos de la temporada.