Navalcarnero - Ponferradina (1-0)

Joaquín, el rey del gol en Navalcarnero

Cargando...

El CDA Navalcarnero logró este domingo una victoria crucial ante la Sociedad Deportiva Ponferradina gracias a un solitario gol de Joaquín Cerdá en el minuto 77. Los rojiblancos, desde la llegada de Fran Garrido al banquillo, acumulan siete puntos de doce posibles.

xxxxxxxxxx

FERRETERIA ORTIZ 1200 200

Hablar de gol en Navalcarnero es hablar de Joaquín Cerdá. El ‘10’ rojiblanco, pichichi del equipo la pasada temporada con once goles, ya acumula siete esta temporada. El peligro pasa siempre por sus botas y sus jugadas acaban, casi siempre, con el balón en el fondo de la portería. Así sucedió frente a la todopoderosa Ponferradina, uno de los conjuntos favoritos al ascenso a Segunda División. Joaquín anotó el único tanto del encuentro cuando el empate parecía el desenlace natural.

No fue un partido de muchas alternativas. El Navalcarnero le ponía intensidad y trataba de evitar las combinaciones de los visitantes. Y lo consiguieron. Hasta el punto de que en la primera mitad, el conjunto castellanoleonés no chutó entre palos ni una sola vez. Diego Conde era un espectador más. Los de Fran Garrido sí se asomaron a la portería de David Gómez en dos ocasiones. Joya, con un disparo directo en una falta; y Fran Santano, en un chut desde fuera del área, pusieron el ‘uy’ en la grada.

Tras el paso por vestuarios la Ponfe puso más empeño. En las botas de Yuri, de largo su mejor jugador, llegaban las aproximaciones. En el minuto 52, tras superar a la defensa, encaró a Diego Conde en solitario, a placer para marcar el primero. Pero, enfrente, se encontró a un portero que ya viene siendo habitual que se convierta en decisivo en cada jornada.

La Ponferradina no aprovechó su oportunidad y lo pagó. Porque el Naval no perdonó. Joaquín anotó el tanto decisivo. Minutos después, Sergio Bermejo y Cifo pudieron sentenciar. El palo y David Gómez evitaron el segundo. Con el pitido final, abrazos, sonrisas, cánticos… los rojiblancos acababan de derrotar a un equipo que sólo había sufrido una derrota en lo que llevamos de temporada.

Siete puntos de doce posibles para Fran Garrido como entrenador navalcarnereño. La semana que viene espera un duelo crucial de cara a la lucha por la salvación. El Burgos, inmediato perseguidor a cuatro puntos, medirá la euforia de un Navalcarnero que ha encontrado en el Mariano González su fuerte inexpugnable.