Previa: UD Sanse - Amorebieta

La esperanza es lo último que se pierde

Cargando...

El Sanse necesita la victoria y que el navalcarnero no gane para salvarse. En caso de perder -y dependiendo de lo que haga el Mensajero- el equipo madrileño jugará el playoff de descenso o descenderá automáticamente.

xxxxxxxxxx

El próximo domingo tendrá lugar a las 18:00h en el estadio Municipal Matapiñonera, el partido más importante de la temporada hasta la fecha. El conjunto madrileño se jugará todas sus opciones de salvarse contra el Amorebieta -ya salvado matemáticamente desde la jornada anterior- en un duelo de alta tensión que tendrá todos los ingredientes necesarios para pasar una gran tarde de fútbol: nervios, alegrías, goles... 

Desde Matapiñonera habrá que tener un ojo puesto en lo que vaya ocurriendo en el partido que enfrenta al Navalcarnero y al Real Unión; y también en lo que ocurra entre el Mensajero y la Real Sociedad B. El Sanse ocupa el puesto decimosexto empatado a 44 puntos con el Navalcarnero -marchan un puesto por encima- lo que significa que el Sanse depende del Navalcarnero para salvarse, siempre que el Sanse consiga los tres puntos. En caso de que el Sanse empate o pierda, la salvación o el descenso dependerá de los resultados de los otros dos partidos. El navalcarnero tiene la gran suerte de depender de sí mismos para salvarse. Por su parte, el Mensajero se encuentra un punto por debajo de los dos equipos madrileños, por lo que sus opciones de salvarse pasan por la derrota o el empate de éstos, siempre y cuando ellos ganen. 

Para conseguir la victoria y poder soñar con la salvación, el conjunto de Alfredo Santaelena necesitará sacar su mejor versión y que jugadores como Mancebo, Maganto o Dani Pichín marquen la diferencia en la zona de ataque, mientras que Sergio se encargará de liderar la parcela defensiva y de ordenar al equipo desde atrás. Los últimos resultados cosechados contra la Real Sociedad B y el Real Unión tienen que servir como ejemplo para el próximo encuentro, ya que el equipo mostró un buen juego y muchas ganas de  hacer las cosas bien.

Si algo más necesita el Sanse en el encuentro del domingo, es al llamado jugador número 12: su afición. La afición franjirroja llenará Matapiñonera para estar animando y apoyando a su equipo, que les necesitará más que nunca para conseguir una victoria que puede significar la permanencia. Con la fuerza que transmita la grada, todo será mucho más fácil para los futbolistas que se dejarán todo en el campo para darle una inmensa alegría a su afición.