CDA NAVALCARNERO

La nueva vida de Héctor Pizana: de una grave lesión de rodilla a titular en Navalcarnero

Cargando...

El guardameta sufrió una rotura en el cruzado y en los meniscos en su rodilla derecha en la pasada temporada en el Guijuelo. Tras una recuperación de ocho meses ha visto la luz en el club del sur de Madrid.

xxxxxxxxxx

FERRETERIA ORTIZ 1200 200

Héctor Pizana (Los Montesinos -Alicante- 1995) dio sus primeros pasos como portero en la cantera del Valencia. Tras su aventura en el Albacete y su cesión en el Guijuelo, esta temporada ha recalado en el Navalcarnero. Un año para volver a empezar. Porque Héctor sufrió una grave lesión en su rodilla el curso pasado y estuvo de baja alrededor de ocho meses. Ahora, titular en el club rojiblanco, vuelve a sentirse futbolista.

Aquella grave lesión se produjo a finales de septiembre en un entrenamiento. “Salí del área a despejar un balón de cabeza. Al saltar escuché el crujido y ya imaginaba que algo grave me había pasado”, explica el guardameta en conversación con Pobla FM. Tras el percance, Héctor decidió volver a Albacete para conocer en profundidad el alcance de la lesión. Se confirmaron los peores presagios: rotura de cruzado y los dos meniscos. Dos semanas después, fue operado y comenzó su recuperación. Una etapa muy dura para cualquier futbolista. “Estás acostumbrado a una rutina de entrenamientos y de repente todo cambia. Sales de la dinámica del equipo y echas mucho de menos el día a día. Te pasas dos meses con el fisioterapeuta, otros dos en el gimnasio…”, relata.

En mayo recibió el alta y el 29 de julio fichó por el Navalcarnero. Su adaptación ha sido impecable. Desde el club destacan su auto-exigencia y su carácter. “Es un chico que hace grupo y eso es muy importante en un equipo que ha cambiado tanto la plantilla este verano. Siempre está de broma y ha ayudado mucho a los compañeros a soltarse”, confiesa uno de los integrantes del cuerpo técnico. La relación de Héctor con sus dos compañeros de posición, Diego Conde y Álex Sánchez, es fantástica, según cuenta él mismo: “Son chicos un poco más jóvenes que yo e intento ayudarles para que sigan trabajando muchísimo. Son porteros con unas condiciones tremendas y tendrán su oportunidad”.

Precisamente la juventud ha sido el pilar de los fichajes durante este mercado de verano. Jugadores como David del Pozo, Jesús Mena o Sergio Bermejo están dando sus primeros pasos en Segunda División B. Los más experimentados realizan en cada entrenamiento una labor docente que Héctor considera fundamental. “Un consejo de Joaquín, Álex González o Jesús vale más que tres puntos. Tienes que tener las orejas bien abiertas y escucharles siempre”, explica el guardameta tras el entrenamiento del lunes.

El Naval ha comenzado la temporada con cinco puntos de doce posibles. Una victoria, dos empates y una derrota. Los jugadores siguen absorbiendo los métodos del entrenador, Iván Ruiz. “Queremos convertirnos en un equipo camaleónico que se adapte a la perfección a cualquier terreno o rival. El equipo jugó distinto el día del Rápido del Bouzas a la primera media hora ante la Cultural y Deportiva Leonesa. Nuestro objetivo es seguir mejorando y competir en cada partido”, señala el guardameta, con la mente puesta en el próximo partido ante el Atlético de Madrid B (domingo, 17 horas).