Ponferradina - Navalcarnero (3-0)

La Ponferradina prolonga la agonía del Navalcarnero

Cargando...
xxxxxxxxxx

Pasar página. O mejor, coger el libro y tirarlo a la basura. Eso pensarán algunos en Navalcarnero, en una temporada a la que todavía le restan cinco partidos. En el último, el del sábado en el Toralín, la Ponferradina se impuso con contundencia (3-0) ante el conjunto de José Portillo, estancado en esos 24 puntos que le condenan a Tercera División, aunque todavía no de forma matemática.

El Navalcarnero aguantó 45 minutos. Se marchó al descanso con empate a cero. Y mucha culpa la tuvo Diego Conde, que firmó tres paradones de mucho mérito. El ataque, como ya viene siendo habitual hace algunas semanas, apenas entró en juego. Gabri Salazar se resignó a pelear constantemente con una defensa que siempre le superaba.

Y tras el paso por el túnel de vestuarios, la Ponferradina encontró el acierto. Isi hizo el primero con un disparo desde la frontal; Carlos Bravo, ex del Unión Adarve y pupilo de Gerardo Berodia (su representante) cabeceó a la red el segundo; y Bolaños, al borde del descuento, anotó el tercero tras un error de la defensa madrileña.

Cifu, aterrizado en el mercado de invierno, y Fran Santano tuvieron las dos únicas aproximaciones peligrosas de un Navalcarnero que salió ovacionado por los cerca de 5.000 aficionados que ocupaban las gradas de El Toralín.  

Una jornada más. O una jornada menos. Sólo cinco para el final. 24 puntos y 59 goles en contra, el equipo más goleado de todo el Grupo I de Segunda División. Una cartilla que sólo puede desembocar en un final: el doloroso descenso.  

Imagen: SD Ponferradina.