CDA Navalcarnero 0 Unión Adarve 1

La venganza de Berodia

Cargando...

El Unión Adarve se llevó la victoria del Mariano González con un solitario gol de Gerardo Berodia de penalti en el minuto 7. Cada equipo fue dueño de una parte y el Naval pudo empatar en la segunda mitad pero la defensa de los de Víctor Cea estuvo muy sólida durante los 90 minutos.

xxxxxxxxxx

Este domingo se enfrentaban en el Mariano González el CDA Navalcarnero y el Unión Adarve, partido marcado por el regreso de Gerardo Berodia a la que fue su casa en las temporadas 2006/07, 2014/2015 y 2015/16. Además, el delantero fue anunciado como nuevo jugador rojiblanco durante este pasado verano, pero él mismo señaló en su cuenta de Twitter que no había fichado por el conjunto del sur de la Comunidad, sino por el Rayo Majdahonda, equipo en el que estuvo hasta el mercado de invierno, cuando fichó por el Unión Adarve.

Era un regreso complicado para el delantero al Mariano González. La afición rojiblanca silbó a Berodia desde el calentamiento hasta su sustitución, cuando faltaban solo 10 minutos para el final del choque. Y durante ese periodo de tiempo quizá el ‘10’ no jugó su mejor partido pero sí fue decisivo en el resultado. En el minuto 7, tras un penalti de Stevens por tocar el balón con la mano, el delantero anotaba el primer y único tanto del partido lanzando el penalti a lo panenka.

Tras el gol inicial el partido se convirtió en un correcalles y ambos equipos dispusieron de oportunidades para anotar. El primero fue Luis Acosta, que tras un centro lateral de Gonzalo Ónega, cabeceó alto por pocos centímetros. Solo dos minutos después, el Adarve avisaba en el área de Isma Gil. Fran, delantero de los lobos que cuajó un partido brillante, mandó un balón al larguero en lo que pudo ser la sentencia del encuentro. Hasta dos ocasiones más tuvo el ‘9’ del Barrio del Pilar pero el guardameta rojiblanco estuvo acertado. Al filo del descanso, Álvaro Barbosa pudo anotar el empate en un mano a mano pero Parra salvó a los suyos.

Quesos de la Huz 1200 200

Tras el paso por vestuarios, el guion del partido cambió y los de Julián Calero comenzaron a llevar el peso en el juego y a merodear el área rival. Pero, como en los últimos tres partidos, faltó puntería. Joaquín Cerdá tuvo la más clara de los locales con un disparo que se estrelló en poste, Barbosa marcaba en el rechace pero el línea anulaba el gol por fuera de juego. El Naval seguía apretando e intentando el empate, pero otra jornada más su marcador se quedaría a cero.

En los últimos minutos de encuentro el partido estaba completamente roto. Los locales asediaban la portería rival y el Adarve buscaba sentenciar el encuentro en balones largos. En uno de ellos, Ángel mandó el balón al poste a falta solo de 10 minutos para el final. El Adarve no necesitó un segundo gol para llevarse el partido, ya que el Naval a pesar de seguir intentándolo no lograba atacar con precisión sobre la portería de Parra.

Con esta victoria, el Unión Adarve casi sella la permanencia matemáticamente. Los de Víctor Cea tienen 47 puntos y se alejan definitivamente del descenso. Por su parte, el Navalcarnero dice prácticamente adiós al sueño de jugar el playoff de ascenso a Segunda División. Los rojiblancos han caído derrotados en los últimos tres encuentros, en los que no han visto portería, a pesar de no ser inferiores a su rival.