El Naval sigue su ascensión

Cargando...
xxxxxxxxxx

Recibía el CDA Navalcarnero la visita en su feudo de un clásico del fútbol español, como es la UD Logroñés, un equipo combativo, peleón, de los que tienen claro a lo que juegan, aunque su propuesta no sea la más atractiva ni de lejos. Un partido que el Naval supo leer a la perfección, aprovechar sus oportunidades, para conseguir tres puntos que le permiten continuar con su ascensión en la clasificación liguera.

Como suele ser normal en el Mariano González, los primeros minutos servirían a ambos equipos para tantearse con respeto, analizarse mutuamente, y ver por dónde hacer daño al rival. En estas llegaría una gran doble ocasión del Naval, primero con un potente disparo de Nacho Buil, y posteriormente un buen remate de cabeza de Alan. Pero la UD Logroñés no se quedó parada, y contestó con un increíble disparo desde casi treinta metros, que se estrellaría en el larguero de la portería de Olmedo.

IMG_9178

En esa tesitura se encontraba el partido cuando, otra vez, el mismo, el de casi siempre, el más listo de clase, Joaquín, atrapa un balón que se queda muerto en el área, y pone el balón en el fondo de la portería, para adelantar al Naval en el marcador. Por parte del equipo visitante, otra vez mandó un nuevo aviso sobre la portería del Naval, forzando a Olmedo a realizar una extraordinaria parada (!vaya tarde nos regalaste porterazo¡).

IMG_9179

Ya en la segunda parte, el Naval nos regaló una bonita jugada en ataque en la que participaron varios jugadores del equipo, y que finalizó con un pase de tacón de Joaquín, que Cifo aprovechó para disparar a portería, pero el portero visitante supo contrarrestar sin ningún tipo de problema. El Naval seguía insistiendo, atacando la portería rival, y esa persistencia tuvo su premio en un saque de banda, que peina en el primer palo un jugador del Naval para que, Jesús en el segundo palo, remate y ponga el segundo gol en el casillero para los locales.

Todo iba bien encaminado, pero a partir del minuto 70', el equipo local empezó a pasarlo mal, sufriendo las embestidas de una UD Logroñés que iba a poner todo de su parte para igualar el partido. De esta manera, aprovecharon un saque de esquina cuyo rechace queda fuera del área del Naval, logra alcanzar Paredes para realizar un potente disparo que termina en el fondo de la portería de Olmedo. A partir de ese momento, el Naval trata de hacerse fuerte en defensa, repeliendo todos los balones que llegan del ataque logroñés, jugando con madurez, con la cabeza fría, controlando los tiempos del partido para, finalmente, conseguir quedarse con otros tres puntos que le sitúan en el décimo puesto de la clasificación, y afrontar los dos próximos partidos fuera de casa contra Sanse y Albacete respectivamente, con una mayor confianza, pero sin relajarse porque esta categoría ni entiende ni permite respiros de relajación.

IMG_9183