Remontada de casta y coraje en Majadahonda

Cargando...
xxxxxxxxxx

Gran victoria del Rayo Majadahonda en su debut en el Cerro del Espino esta temporada. Los chicos de Antonio Iriondo, tuvieron que tirar de casta y de coraje para levantar un dos veces un resultado injusto, ya que el balón era majariego mientras que el Arenas con diez jugadores desde el minuto 36 se limitó a defender la ligera ventaja que tenía en el marcador.

El encuentro comenzó con mucho ritmo por parte de ambos equipos. El Arenas, no quería el balón, y cuando lo tenía busca el peligro con balones largos a la espalda de una defensa mientras que, por su parte, el conjunto de Antonio Iriondo quería el balón y mantenía la posesión, pero no terminaba de generar ocasiones claras. A los nueve minutos el conjunto vasco desequilibraría el marcador. Luismi Villa empujaba a la red un pase de la muerte de Aitor Ramos, que culminaba así una gran contra visitante que cogió desprevenida a la defensa madrileña.

Al Rayo Majadahonda le costó reaccionar. Los majariegos tenían la posesión, pero no lograban crear ocasiones claras de gol. La única ocasión medianamente clara para los locales, la tuvo Cidoncha con un cabezazo tras un córner que se marchó fuera. A la media hora de juego, se dio una situación curiosa. El colegiado del encuentro Calderiña Pavón, mostró una amarilla a Aguilar (jugador del Arenas) y acto seguido le enseñó la roja. El colegiado confundió a Ibon Diez que ya tenía tarjeta con Aguilar, y al final le perdonó la expulsión. El Arenas, ni tenía ni quería el balón, pero cada vez que lo cogía tenía una ocasión de gol. Lusimi Villa, el mejor de los visitantes, la tuvo de falta, pero Basilio evitó el segundo gol vasco. El que sí que la metió fue Ñoño. El mediocentro majariego puso una falta en la escuadra de Txemi para hacer el empate.

Tras el gol, el Rayo Majadahonda se asentó en el partido y aunque seguía teniendo la posesión, mostraba mejor cara. El Arenas se quedó con 10 por segunda amarilla a Ibon Diez, en la que ahora sí acertó el árbitro. Pero poco le duró a alegría al conjunto de Iriondo, y es que Luisma Villa volvía a adelantar al Arenas, en un gol con polémica, y es que el delantero vasco, mandó el balón a la red con Cidoncha tirando en el suelo, doliéndose de un pelotazo que el mismo Luisma Villa le había propiciado. Con este 1-2 llegábamos al descanso.

En la segunda mitad el partido se mostró tal y como había acabado anteriormente. El balón era majariego, pero el Arenas creaba ocasiones de la nada. Basilio evitó el tercero a los 47 minutos con un gran paradón a disparo de Ubis desde la frontal. El partido se fue adormilando, debido a que la férrea defensa vasca no permitía que los madrileños creasen ocasiones. Aunque Tiago Portuga aprovechó un error de la defensa para sacarse un derechazo a media altura, que atrapó Txemi. Esa fue de las pocas ocasiones clara que tuvo el equipo de Iriondo, y es que el Arenas con diez y ganando por la mínima, se bastaba con defender el gran resultado que tenía. Pero el Rayo no se dio por vencido y buscó el empate. Un empate que acabó logrando gracias al tanto de Jorge Félix, que empujó a la red un remate de Fabry al palo tras un córner. Con el empate, el Rayo mejoró su imagen. Buscó la victoria, pero las ocasiones no terminaban de llegar, pese a encerrar al Arenas en su área. Con los minutos, el calor y el desgate físico hacía mella en los jugadores visitantes. Eso lo aprovechó el Rayo para empujar un poco más en busca de la remontada. Y llegó, lo hizo Portilla con un derechazo desde la frontal en el minuto 86 en el que poco pudo hacer Txemi.

Al final del partido, PoblaFM pudo hablar con Ñoño, autor del primer tanto majariego que nos mostraba sus impresiones:

[audio src="https://www.ivoox.com/entrevista-a-nono_md_12690482_wp_1.mp3"]

Ir a descargar

El próximo partido del Rayo Majadahonda, el próximo fin de semana ante el UD Logroñes en un campo mítico como es Las Gaunas.