RMCastilla-Rayo Majadahonda: A evocar a Marcos Llorente

Cargando...
xxxxxxxxxx

Parece un sacrilegio comenzar una previa del Castilla-Rayo Majadahonda sin aludir directamente a Achraf. Habrá tiempo para ello, pero en primer lugar quiero centrarme en Marcos Llorente, porque en su proceso de formación tuvo pasado majariego. En estos momentos Marcos Llorente es el jugador que más balones recupera en la máxima categoría de nuestro fútbol. El Deportivo Alavés no se ha equivocado ni un ápice al conceder el timón a un futbolista distintivo, que lee el fútbol como pocos, tanto en ataque como en defensa. Su rendimiento inmediato en primera división no nos resulta extraño a todos los que le hemos seguido de cerca. Su soltura con balón se complementa con su colocación cuando no lo tiene. Es así de flexible. Capaz de ser el centrocampista integral que todos los equipos necesitan. Con Llorente se diluye la tradicional bifurcación entre pivote de contención y mediocentro creativo.

El sábado a las 19:00 en RMTV el Castilla recibe al sorprendente Rayo Majadahonda, el equipo que dirige el ilustre Antonio Iriondo es uno de los conjuntos más emergentes del grupo. La modestia de sus recursos contrasta con el poderío que exhiben en categorías inferiores, capaces de hacer frente sin vértigo de ningún tipo a Getafe, Alcorcón o Leganés. Uno de los grandes activos del Rayo Majadahonda que aspira a que el club siga siendo fuente de futbolistas reconocidos como Arribas, Munir, Pepe Reina o Lucas Hernández  es Manuel Alcázar, director del fútbol base. En su haber se encuentra coordinar y dirigir 42 equipos que conforman las categorías inferiores del club. En su autoexigencia diaria se encuentra el consolidar los principios formativos del Majadahonda: tratar de jugar al fútbol desde la defensa, de no recurrir al pelotazo, de rasear el balón y de seguir formando futbolistas que puedan nutrir al primer equipo o, incluso, que puedan integrar clubes de superior categoría.

He querido aludir a Manuel Alcázar porque entre sus ingentes logros se encuentra haber participado en la instrucción futbolística de Marcos Llorente. Corría el año 2007 y Llorente formaba parte del Rayo Majadahonda como infantil de primer año. Alcázar ya sabía que estaba ante un talento distintivo. Por aquel entonces Llorente era el más bajito del equipo, endeble en apariencia, pero le golpeaba al esférico de forma demoledora. Sobresalía de forma impactante. A mitad de temporada ya se conocía que el Madrid le había abierto sus puertas. Pese a ello, Llorente siguió trabajando como el que más. Su timidez en el campo era inversamente proporcional a su arrojo en el juego. Actuaba de mediapunta o de extremo derecho, con lo que se puede entender la capacidad que atesora para poner buenos centros cuando acude a la banda a recuperar algún balón dividido. Con un futbolista sin parangón y un técnico metótico y entusiasta, el resultado fue el ascenso. Llorente ya marcaba diferencias incluso cuando estaba muy alejado de la talla y de la complexión que presenta ahora.

El anterior ejemplo resulta muy apropiado. El Castilla va a hacer frente este sábado a un club que vive de la cantera. La mayor parte de sus futbolistas han salido del fútbol base. Más allá del romanticismo que ese dato puede evocar, la realidad es que el equipo que dirige Antonio Iriondo se ha mostrado como muy competitivo. El colombiano Fabry en la medular es una auténtica fuerza la naturaleza que está en todas partes. Por banda izquierda está destacando Tiago Portuga, un jugador luso que lleva tres goles y que está causando sensacion. Además, la movilidad de Ñoño y Portilla son un quebradero constante para los laterales rivales. Iriondo, al que se le apoda "El ruso" porque nació en Moscú, ha optado por encontrarle nuevos puestos a algunos jugadores. Julio Cidoncha como central (cundo es mediocampista) y Jorge Félix que estrena este año la demarcación de delantero centro están añadiendo mucho nivel al equipo.

El Castilla va a tener que mostrar su mejor cara para seguir con su línea de excelencia como local. Es cierto que futbolistas como Valverde o Sergio Díaz vienen de jugar entre semana en el "patatal" de Dortmund. Al que no aludo es a Achraf, porque el lateral derecho del Castilla es sencillamente infatigable. Sus incorporaciones exuberantes al ataque y su instinto realizador estarán presentes una vez más. Dos últimos partidos marcando para un lateral derecho que tiene una incidencia ofensiva insuperable son registros muy elocuentes.

Dos equipos que tratan de jugar el balón. Dos equipos que están empezando la temporada con un nivel por encima del que se esperaba. Dos equipos con laterales super goleadores. Portuga, el lateral izquierdo portugués, frente a Achraf. Muchos motivos para no perderse el partido.

En la grada lo presenciará Manuel Alcázar, recordando que la figura del Castilla el año pasado era Marcos Llorente, a quien él entrenó antes de que pegara el estirón.