Sergio Díaz regresa al Castilla frente a un Sestao accidentado

Cargando...
xxxxxxxxxx

Sergio Díaz es un jugador diferente. Símbolo de un país y, pese a su juventud, ejerce de punto de intersección entre los hinchas de cualquier club paraguayo. Sus compatriotas instalados en España no dudan en elogiar a una figura cuyo techo está por descubrir. Sergio Díaz se siente plenamente identificado en el club y muestra su predisposición a ayudar en lo que haga falta. También en la Youth League, título de gran lustre en el fútbol juvenil que, por ser reciente, todavía no habita la sala de trofeos madridista. El Juvenil A está en el camino para conquistarlo.

Esta pasada semana Sergio Díaz aportó garra y carácter para asegurar la victoria en Polonia. Ahora debe volver a su vestuario habitual, el del Castilla, para aportar lustre al ataque de Solari. Con Nikos cada vez más adaptado al juego castillista, Sergio Díaz debe aprovecharse del trabajo oscuro del griego, para poder amenazar a un Sestao River muy diezmado.

El conjunto vasco es un club con orgullo. Lo ha sido siempre. En los 80 se erigió en paradigma del fútbol vasco, habitual en segunda división. A mediados de los 90, el club se disolvió, y tuvo que refundarse. Se hizo manteniendo el espíritu de una localidad conocida a principios del XX por su Industria del acero. Ese espíritu combativo y trabajador deberá ser el camino a seguir del Sestao River este domingo para poder puntuar ante un Castilla cada vez más fiable en su estadio.

Sí, el Castilla va a más. En el minuto 94 el miércoles se escaparon dos puntos en Lasesarre, en un encuentro en el que faltó tomar mejores decisiones en los últimos metros. No obstante, conviene reseñar que los de Solari se sobrepusieron a numerosas bajas para plantear un encuentro serio en un campo casi inexpugnable. Para el domingo Solari recuperará a Odegaard, Mario Hermoso y, como hemos apuntado, Sergio Díaz.

Por su parte, el Sestao que dirige Jon González, tendrá que seguir realizando encaje de bolillos. Las bajas en defensa suponen un contratiempo mayúsculo. El veterano Tarantino, el lateral derecho Gago y los laterales izquierdo Aitor Morcillo y Unai Elguezabal llevan semanas sin poder formar parte del once titular. Cuatro jugadores fuera de las convocatorias que están obligando al técnico sestaotarra a idear soluciones experimentales. Un central zurdo como Mier se está desempeñando de lateral derecho. Güemes, extremo, también ha sido reciclado de lateral diestro en otros encuentros. Y, lo más insólito, el entrenador para rellenar las convocatorias está recurriendo a los tres porteros. No existe ningún descarte entre los cancerberos. Se supone que en un momento determinado quizá uno de ellos deba despojarse de los guantes y ejercer de futbolista de campo. Y hacer frente a los Febas, Sergio Díaz, Valverde.., y demás artillería pesada blanca.

Hay que tener en cuenta que el centenario del fútbol en Sestao no se está viviendo con holgura en la institución. Una crisis económica ha azotado al club y ha contribuido decisivamente a que no se pudiera retener a futbolistas como Arnáez (Barakaldo), Cabero (Arenas), Canario (Ebro) y Jorge Hernández (Alcoyano). La pérdida más irreparable ha sido la de Raúl Dóminguez, un guardameta que, siempre que puede, no se pierde las retransmisiones de RMTV. Ha firmado por el Racing de Santander que dirige un ex del Sestao como Ángel Viadero. Raúl Domínguez es un guardameta fuerte, que domina el juego aéreo, que conoce muy bien los entresijos del fútbol y que es regular. Los tres porteros de la actual plantilla han sido utilizados para suplirle. En este tramo inicial de la competición Uriarte, Magunazelaia y Nabar de Haro han disputado encuentros. Los tres porteros han defendido la portería del Sestao y aunque no han recibido muchos goles, la verdad es que no acaban de rellenar un vacío grande.

Pese a las adversidades, la realidad es que el Sestao compite los encuentros. No se entrega en ninguno de ellos. Es cierto que solo han vencido un partido ante el Zamudio (10 de septiembre) pero se debe recordar que han sido capaces de empatar en campo del Barakaldo, del Albacete y de la UD Logroñes. Es un equipo que lucha hasta la extenuación y que, como visitantes se manejan mejor, al tener menos responsabilidad de buscar la victoria. Eneko Rubio y Rodri en la medular aportan fuerza y creación respectivamente. Arriba, Josu Santamaría es un delantero móvil, que abre muchos espacios y que viene de marcar ante el Mensajero, lo cual es noticia, ya que el Sestao solo ha marcado 7 goles en los 12 partidos que se han disputado. Eso sí, apenas han recibido 12, lo cual constata el dato de que es un equipo que se esfuerza y que vende muy cara su derrota.

El domingo a las 17:00 en RMTV se emitirá el encuentro. El talento de un Castilla en progresión, con un Sergio Díaz que querrá superar a una defensa vulnerable, se mide a un Sestao que guarda el orgullo y el espíritu combativo como principales señas de identidad. En lo que queda de temporada las deberá intensificar para eludir un descenso que es una amenaza real para un equipo centenario que últimamente es víctima de los infortunios, que tanto influyen en un grupo de tanto potencial.