Jª 12.- Real Valladolid B 2-1 Internacional de Madrid

Una buena segunda mitad no le alcanza el Inter para sumar

El conjunto boadeño tuvo opciones para empatar, pero pagó un mal primer tiempo en el que encajó dos goles

Cargando...

El Real Valladolid B dispuso de más ocasiones, pero se vio sometido con balón por los de Marcos Jiménez después del descanso

xxxxxxxxxx

ZABALA

Si la afición del Internacional de Madrid hiciera suyo el grito de otros y profiriera el de "hasta el final, vamos Internacional", este domingo tendría que sentirse orgullosa por el sacrificio de los jugadores de Marcos Jiménez, no así del resultado cosechado en su visita al Real Valladolid B, que rompió su racha de seis partidos sin ganar ampliando la mala dinámica de los boadeño a las cinco jornadas sin conocer la victoria. Y no es que no mereciera el Inter sumar en Los Anexos: es que no le bastó con tener el balón y ser mejor en el segundo periodo.

Si fue antes el huevo o la gallina solo lo sabe el técnico local, Miguel Rivera. Lo cierto es que cedió la posesión del cuero desde los primeros compases, como quien cede la iniciativa, aunque, en honor a la verdad, esta fue de sus jugadores. Claro, que es más fácil mandar cuando uno está en franquía. Y el Promesas marcó pronto, cuando apenas habían pasado cuatro minutos, tirando de los que a buen seguro son sus cuatro mejores futbolistas: Kike Pérez la abrió para Waldo, que pergeñó una jugada individual y centró hacia Zalazar, que envió el balón al corazón del área, donde Miguel, debutante hace escasas semanas en Primera División, solo tuvo que empujar.

Fue entonces cuando el esférico pasó a dominios boadeños, aunque de mentira, porque se encontraron con una maraña en el centro del campo que impedía la circulación, o por lo menos incomodaba que esta fuera cómoda. Así, la superpoblación por dentro impidió no ya el acoso, sino la amenaza el marco local. A cambio, habilitaba los pasillos para las galopadas de los jugadores exteriores del filial, de los cuales Waldo se convirtió en el más peligroso, con un centro que no halló rematador y un saque de esquina directo que golpeó en el palo.

La inocencia del Inter como poseedor se traducía en errores en fases iniciales, en que el balón nunca iba claro hacia adelante y en que el extremo pacense salía veloz por el lado derecho, o bien el citado Miguel buscaba ganar la espalda de los defensores madrileños. Fuera como fuese, las transiciones del Real Valladolid B siempre llevaban peligro, y para mayor desgracia visitante Moyano cometió un penalti por una entrada abajo sobre Kike Pérez. Waldo marcó el dos a cero y Pablo, cerca del descanso, habilitó a Miguel para que acariciara el tercero en un remate de espuela que un defensor evitó que entrara en la puerta de Trenado.

La mejoría tras el descanso del Internacional se empezó a escenificar con un disparo de Pina que se marchó por la línea de fondo a los pocos minutos de la reanudación. Marcos Jiménez emuló al soldado espartano aquel que dijo que si las flechas ocultan el sol, lucharemos a la sombra. Si por dentro es imposible, llevaremos el balón por fuera. Así fue, se dobló la amenaza por fuera y poco a poco el Real Valladolid B se vio obligado a recular cada vez más, aunque desorientado, pues donde más exigido se veía era por la banda derecha de Pablo, lateral siendo mediapunta, y de Javi Pérez, interior siendo mediocentro.

Les costaba tanto el retorno que el costado izquierdo del ataque fue una bicoca para el Inter. Así, después de forzar una recuperación y salir rápido por ese sector, Alfonso ganó la espalda a Pablo por enésima vez antes de su sustitución, pero lo hizo por dentro, por donde alguien que no es lateral sufre más, hasta que se plantó delante de Samu Pérez y acortó distancias con un remate que golpeó en un zaguero y se coló por encima del cancerbero.

El desequilibrio que trajo la primera parte comenzaba así a ser neutralizado, aunque en cuanto a sensaciones ya lo hacía: sin llegar a disponer de muchas ocasiones, los boadeños eran superiores y veían como las contras de su rival (que en un principio intentó matar el partido a la contra) eran cada vez más escasas. A la defensa de tres, por si fuera poco, se le sumó en un intento de revolucionar más aún la contienda Cédric, un diablo que percutió por la misma banda izquierda por la que llegó el peligro antes. Aunque a Pablo lo había sustituido Abel Pascual, él sí, zaguero, al congoleño le dio igual: corrió y dribló como si el empate fuera en ello. Porque de verdad iba en ello.

Cédric pisó área en varias ocasiones, una para disparar él y otra para servir un centro que no encontró la finalización idónea para rescatar un punto. La tendencia ofensiva tan marcada y el amplio volumen de juego de ataque hacían pensar que la igualada llegaría, que era merecida, y quizá lo era, pero no llegó. El manojo de nervios en el que se convirtió el filial con el transcurso del juego no lo aprovechó Pina, quien en la penúltima acción del partido tuvo el empate en un remate que se perdió y dejó al Internacional con esa sensación de haber nadado para morir a orillas del Pisuerga.

Así lo certificó en la posterior rueda de prensa su entrenador, que confirmó que con el paso de los minutos creían que se llevarían ese empate. "Hemos salido bastante fuera del partido y el Real Valladolid B lo ha aprovechado. En la segunda parte hemos arriesgado, hemos tenido más el balón y han estado contra las cuerdas, pero, al final, aunque hemos sido incisivos, de lo que se trata es de meter el balón dentro", lamentaba Marcos Jiménez. La derrota de su equipo aboca a los boadeños a sumar cinco semanas seguidas sin ganar y a verse en la mitad baja de la tabla, pues ocupan la duodécima posición con quince puntos.

Ficha técnica

Real Valladolid Promesas: Samu Pérez; Pablo (Abel Pascual, min. 75), Mario Robles, Raúl Navarro, Corral; Carrascal; Zalazar (Javi Pérez, min. 56), El Hacen, Kike Pérez, Waldo (Pedrosa, min. 86); y Miguel.

SADCF Internacional de Madrid: Trenado; Robles (Moreno, min. 46), Moyano, De Almeyda, Aitor (Herrero, min. 66); Pina, Muñiz; Mella (Cédric, min 80), Rubén Ramos, Alfonso; y Rufo.

Árbitro: García Arriola (C.T. Vasco) amonestó a los locales El Hacen, Zalazar, Miguel, Corral y Kike Pérez, y a los visitantes Rubén Ramos, Muñiz y Rufo.

Goles: 1-0, min. 4: Miguel. 2-0, min. 39: Waldo, de penalti. 2-1, min. 68: Alfonso.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 12ª en el Grupo I de Segunda B disputado bajo la lluvia en su segunda mitad y con unos 600 espectadores en la grada de los Anexos al Estadio José Zorrilla.

 

* Foto: Sergio Borja | Blanquivioletas