Coruxo 1-2 Rayo Majadahonda

Valiosa victoria para seguir soñando

Pinchazos de Fuenla y Deportivo Fabril

Cargando...

Un gol de Jeisson en la primera mitad, y otro de Dani Pichín en la segunda, acercan al Rayo Majadahonda al liderato. El Coruxo recortó distancias en el 88´ pero los de Iriondo se vuelven de Galicia con los tres puntos

 

xxxxxxxxxx

Paso a paso, partido a partido. Con la paciencia como arma fundamental, este Rayo Majadahonda se acerca, a medida que transcurren las jornadas, cada vez un poco más a su objetivo. Y es que con 43 puntos en tan solo veintidós jornadas, el conjunto dirigido por Antonio Iriondo atraviesa su mejor momento en lo que va de temporada. El ingrediente clave, una regularidad que muy pocos pueden conseguir en esta siempre complicada categoría. 


Lo cierto es que los madrileños venían de sufrir una derrota en campo del Valladolid B, pero los tres puntos conseguidos en Coruxo, mantienen firme al equipo majariego en su calle de esta carrera de fondo. El principal obstáculo para este encuentro era, paradójicamente, la delicada situación en la que se encuentra el rival (seis jornadas sin ganar y a tres puntos del descenso directo). No es raro ver en el fútbol derrotas de favoritos ante equipos teóricamente inferiores y en situaciones difíciles que, ante tales encuentros, sacan lo mejor de ellos. Al margen de esto, si algo demostró el equipo de Rafael Carlos Sáez, al menos, por su paso por Majadahonda donde ganaron 1-2, es que es un equipo con gusto por el balón y con capacidad para jugar. Otro de los aspectos a tener en cuenta y que el propio Iriondo reconoció en la rueda de prensa posterior al partido, era la dimensiones del Do Vao, cuya estrechez dificultó la propuesta de juego del Rayo
especialmente durante la primera mitad ya que "las líneas de pase se encontraban cerradas". 

De esta manera, adelantarse en el partido era un paso muy importante, algo que consiguió el Rayo Majadahonda. Poco antes del descanso, Jeisson, tras un pase de Óscar, se plantaba solo delante del portero, para hacer el 0-1.
Tras el paso por vestuarios, un Dani Pichín recién salido al verde, hacía el segundo para los de Iriondo y ampliaba la distancia. En los minutos finales, Silva, consiguió recortar esa distancia para los locales, pero sin pasar de ahí ya que el Rayo conseguía aguantar el 1-2 para hacerlo definitivo y conseguir una victoria que, tras el empate del Deportivo Fabril y la derrota del Fuenlabrada, permite al Rayo Majadahonda alejarse un poco más del filial deportivista y acercarse un poco más al líder de la liga.