Daniel, un alfarero de cuna

Cargando...

Daniel García nació con un abono del Alcorcón debajo del brazo. Su abuelo, José Víctor Alcaide abonó al pequeño de la familia cuando solo tenía dos meses. Daniel tiene ya tres años y un nuevo ídolo, Toribio

xxxxxxxxxx

El Pisco

El pequeño Daniel -con tres años- es un enamorado al fútbol, en especial de la Agrupación Deportiva Alcorcón. Su abuelo, José Víctor -fue quien abonó al pequeño al club alfarero en la temporada 2014/2015- dice que: “Le gusta mucho el Alcorcón. Nada más ver una camiseta amarilla te pregunta que dónde está Toribio”. El pasado miércoles 11 de abril, cuando el Real Madrid se estaba jugando el pase a semifinales de Champions, la Juventus vestía de amarillo, un color que el pequeño solo asocia con el Alcorcón y por eso la primera reacción de Daniel fue preguntar; ¿Dónde está Toribio?

En la previa del partido del Alcorcón frente al Nàstic, José Víctor llevó a su nieto a Santo Domingo. Uno de los utilleros del club -Javi- pasó a Daniel a vestuarios. Allí el pequeño de la familia alfarera cumplió uno de sus sueños, conocer a Toribio. El capitán alfarero, encantado con su nuevo amigo inseparable, le regaló unas botas firmadas y le prometió la camiseta al día siguiente. Pero mala fue la fortuna, que en ese mismo partido Toribio tuvo que salir retirado en camilla por una lesión muscular. El capitán no se olvidó de su amigo y llevó a cabo su promesa, fue donde estaba Daniel y le dio la camiseta.  

                                

El último encuentro en casa del Alcorcón contra el Numancia, Toribio no pudo jugar debido a la acumulación de amarillas. La sorpresa del pequeño Daniel fue tremenda, cuando se encontró a su ídolo por los pasillos de Santo Domingo y le preguntó; ¿Qué te pasa? ¿No juegas? Toribio no dudó en decirle: “Daniel, ven para acá”, y el capitán se llevó al pequeño para ver el partido juntos.

José Víctor – el abuelo de Daniel- es abonado desde el año 2010 junto con su mujer, y explica que a Daniel “Le encanta la pelota. Con tres años juega con balón de reglamento oficial. Lo primero que hace al llegar a casa es la pelota. Ahora Daniel está aprendiendo a regatear”, dijo su abuelo. 

Daniel, con tan solo tres años es un alfarero más. Una pasión por unos colores que le ha inculcado su abuelo, que le dio la oportunidad de nacer con un abono del Alcorcón debajo del brazo. Santo Domingo tiene un seguidor incondicional más, también su capitán Toribio, que ha conocido a un amigo inseparable.