Girona 0-0 Alcorcón

El Alcorcón saca un punto de ORO

Cargando...

El Alcorcón consigue un valioso punto en casa del Girona, y permanecerá una jornada más fuera de los puestos de descenso. Girona 0-0 Alcorcón

xxxxxxxxxx

Se puede soñar, se puede imaginar, se puede pensar, se puede creer...lo cierto es que el Alcorcón dormirá una jornada más fuera de los puestos de descenso. Julio Velázquez parece haber encontrado la tecla que anule la posibilidad de que el contrario traspase la línea de gol. Tres partidos, dos de ellos ante equipos asentados en la parte alta de la clasificación como Real Oviedo y Girona, y ninguno de ellos han conseguido batir a Dmitrovic. Siete puntos de los últimos nueve posibles. El Alcorcón volvió a demostrar que no se quiere ir, y que va a seguir peleando en la tremenda lucha por la salvación.

El partido en Montilivi empezó con dos equipos que se tenían mucho respeto. Los dos se estaban jugando algo. El Girona con la intención de cerrar lo antes posible su ascenso a Primera División, y el Alcorcón quería seguir con la inercia positiva de los dos últimos encuentros. Los locales querían llevar la iniciativa del partido desde el inicio, ante un conjunto amarillo que plantó la muralla sobre el área de Dmitrovic.  El Girona empezó a crecerse y a comer terreno a los pupilos de Julio Velázquez. El partido solo estaba en un campo y era el del Alcorcón, pero aún así los gerundenses no se estaban sintiendo cómodos ante el planteamiento del cuadro alfarero, que desactivaba las llegadas de Sandaza y Longo.

El Alcorcón quería ganar metros y buscaba una mayor posesión del balón. Pronto empezó el conjunto de Pablo Machín a dar sobresaltos sobre la meta de un Dmitrovic que una vez más volvió a demostrar su mejor versión. Eloi, Sandaza, Longo...estaban sembrando el peligro. La grada de Montilivi también estaba metida en el partido. El Girona llegaba cada vez con más peligro, pero la línea defensiva de los alcorconeros impedían que la lata se abriese. El Alcorcón quería estirarse, y al borde del descanso Toribio lo intentó en un disparo desde fuera del área. 

Machín en el inicio de la segunda mitad realizó el primer cambio del partido. Dio entrada a Borja García en lugar de Amagat. El Girona quería ganar metros para sobreponerse a un Alcorcón muy férreo y seguro atrás. Longo y Mojica querían dar la sorpresa a un Dmitrovic que no le importaba quien se acercase sobre su área, él lo atrapaba todo. Cuando parecía que la defensa alfarera era infranqueable, volvió a aparecer Portu para sobrepasar la línea defensiva y verse las caras con el meta serbio. El disparo se marchó desviado por línea de fondo. Se rozaba el minuto 57 de partido cuando Julio Velázquez decidió mover ficha. Había que intentar tener más el balón, dando entrada a Víctor Pérez en lugar de Tropi. El final del partido se estaba acercando, y el ansia del Girona para sobreponerse iba en aumento, ante la impotencia de llegar y no poder. Maffeo tuvo la ocasión del partido, pero la falta de acierto impidió el primer tanto. Velázquez volvió a mover el banquillo dando entrada a Óscar Plano en lugar de Bakic. Portu y Maffeo no se conformaban con el marcador, pero el gol no llegaba. A falta de diez minutos para el final, el Alcorcón agotó los tres cambios con la entrada de David Rodríguez en lugar de Pablo Pérez.

La seguridad defensiva, la soberbia de mantenerse firmes, aguantar el resultado...todo permitió conseguir un nuevo punto que vale oro. El Girona tendrá que seguir esperando para conseguir el ascenso. En Alcorcón tienen una semana más para seguir creyendo, confiando...la salvación vuelve a pasar por Santo Domingo.