Sevilla Atlético 0 - Rayo Vallecano - 0

El Rayo sigue "con la torrija encima"

Ni el debut de Raúl De Tomás sirvió para que marcaran los de Vallecas

Cargando...

El Rayo solo pudo lograr un empate sin goles ante el Sevilla Atlético, y gracias. Los de Vallecas tuvieron una primera parte para olvidar, con la excepción de un gol  anulado de Comesaña por un supuesto fuera de juego de Trejo que pocos vieron. En la segunda parte mejoraron, pero sin crear excesivo peligro. Los sevillistas se mostraron agresivos y rápidos, pero con mucha inocencia en los tiros a puerta. 

xxxxxxxxxx

"Tener o llevar una torrija encima" es una expresión habitualmente escuchada en Andalucía que viene a significar confusión, falta de agilidad mental. No sabemos si algún aficionado de los que ha acudido al campo ha hecho este comentario sobre el Rayo Vallecano, pero algunos de los que seguimos al equipo madrileño creemos que podemos aplicarla perfectamente. Atascado, atontado, sin ideas. A uno le resulta difícil entender cómo un jugador como Embarba es capaz de llevarse el balón ante un buen defensa con un espléndido movimiento de cuerpo y un gran control del balón pegado a la línea de fondo y un segundo después lanzar la pelota como un principiante sin mirar y con la misma potencia con la que despejarías bajo tu portería. Ocurrió en el minuto 58, casi en la última ocasión clara del Rayo. 

En defensa de Embarba diremos que puso intensidad y fuerza y parece haber recuperado parte de la soltura con la que deslumbró hace no demasiado. La muestra sirve de ejemplo para intentar explicar que el Rayo no consigue aclararse, y alterna buenos movimientos con acciones absurdas que no llevan a ninguna parte. Comesaña intenta una y otra vez entrar por dentro como si no hubiera defensas, Fran Beltrán corretea y corretea pero no termina de superar a sus rivales; Trejo, quizá el que más peligro genera, se desespera cuando no le llega el balón y busca más atrás de donde sería deseable la pelota, Trashorras cambia el juego, pero casi siempre en perfecta horizontal...el resultado es que los rayistas corren y corren, pero su esfuerzo no lleva a marcar, ni siquiera a crear ocasiones.

El problema del Rayo no está en el rival, sino en sí mismo. Tiene que encontrar, buscar y trabajar en los entrenamientos mecanismos para superar al rival que no sea únicamente colgar el balón al área. En Sevilla salieron los vallecanos con mayor velocidad ofensiva, pero siguió perdiendo el balón en acciones absurdas y en zonas peligrosas. Una de ellas, a los siete minutos, llevó a Marc Gual a marcarse un carrerón hasta el centro del área visitante para mandar el balón cerca del palo derecho de Alberto. Fue casi la primera ocasión del partido, tras un balón colgado por Baiano que remató Trejo por encima del larguero. Míchel había reestructurado la defensa colocando a Velázquez y Baiano de inicio, por Galán y Amaya. Había dejado fuera de la convocatoria a Javi Guerra para meter a Raúl De Tomas, "el deseado", pero finalmente era Trejo el que salía de titular como el más adelantado. 

Mientras el Sevilla Atlético realizaba contragolpes tan eficaces para dejar sin cintura a los rayistas como inútiles al llegar a la portería, el Rayo fue bajando su intensidad a medida que pasaban los minutos. Su mejor momento, en el minuto 21, cuando un balón colgado por Baiano, lo tocaba Trejo en el área pequeña de cabeza para que Comesaña, que controlaba de espaldas, lo rematara a la media vuelta a la portería. Solo el juez de línea vio la supuesta posición irregular de uno de los dos vallecanos. Gol anulado por fuera de juego. 

Desde ahí hasta el descanso el Sevilla Atlético llevó la iniciativa, y tuvo su mejor ocasión en un remate de Curro que se fue alto tras una gran jugada de Marc Gual. La sensación era que los locales estaban más frescos y con más ideas, aunque con poco acierto. 

Y debutó Raúl de Tomás

En la segunda parte, Aguirre tuvo que retirarse por un mareo y entró en su lugar Unai López. Pero pasaban los minutos, y a pesar de que el Rayo ya conseguía no sufrir, tampoco creaba peligro. A los quince minutos Trashorras se retiraba para que entrara Raúl de Tomás, y el equipo pareció ganar algo de mordiente, aunque se llevó como recompensa su primera tarjeta amarilla como franjirrojo por simular y pedir penalty. Y Embarba, casi al final, dejó paso a Lass, quien hizo su habitual robo de balón y gran carrera a toda velocidad por la banda que terminó con otro pase sin mirar y que acabó suave en las manos del portero del Sevilla. Míchel confía en que las nuevas incorporaciones se vayan acoplando y vayan llegando las ideas, y con ellas, los goles. Mientras tanto, paciencia. 

Ficha del partido

0 - Sevilla Atlético: Juan Soriano; Carmona, Berrocal, Álex Muñoz, Matos; Fede San Emeterio, Yan Eteki; Cantalapiedra (Juanje, min. 57), Curro, Pozo (Carballo, min. 68); y Marc Gual (Carlos Fernández, min. 68).

0 - Rayo Vallecano: Alberto García; Baiano, Dorado, Velázquez, Alex Moreno; Trashorras (De Tomás, min. 62); Embarba (Lass, min. 86), Fran Beltrán, Comesaña, Aguirre (Unai López, min. 44); y Trejo.

Árbitro: Daniel Ocón Arraiz (Comité Riojano). Amonestó a los locales Carmona (min. 59), Yan Eteki (min. 72) y Fede San Emeterio (min. 91); y a los visitantes Fran Beltrán (min. 52), Baiano (min. 61), De Tomás (min. 78) y Trejo (min. 84).

Incidencias: Partido de la quinta jornada de la Liga 1/2/3 celebrado en la ciudad deportiva José Ramón Cisneros Palacios ante 2.171 espectadores, según informó el club local. 

Foto: @RVMOficial