Alcorcón - Lugo

Julio Velázquez blinda Santo Domingo

Cargando...

El Alcorcón ya prepara el partido del próximo sábado frente al Lugo, donde solo vale ganar para conseguir la permanencia sin la necesidad de fijarse en otros resultados. Nástic, UCAM Murcia, Almería y Alcorcón quieren evitar la última plaza de descenso disponible.

xxxxxxxxxx

Julio Velázquez ha decidido blindar Santo Domingo para preparar el encuentro trascendental del próximo sábado frente al Lugo. El técnico ha programado todos los entrenamientos de esta semana a puerta cerrada y en el estadio. Será sin duda uno de los partidos más importantes de la historia del club, donde una victoria confirmaría la permanencia tras una temporada convulsa.

Velázquez de nuevo tiene la tarea de poner todos los ingredientes encima de la mesa, y hacer la fórmula mágica para ganar al Lugo. Los últimos cinco partidos del conjunto alfarero han servido para llegar con ese aliento de optimismo a la última jornada. Desde el partido en Oviedo el equipo ha conseguido tres victorias, un empate y una derrota. Ese gol de Álvaro Giménez en el Tartiere fue un golpe de efecto en lo anímico y en la clasificación. A partir de ahí todo lo cosechado ha servido para disputarse el objetivo en los últimos noventa minutos de la temporada.

Solo queda el Lugo en pasar por Santo Domingo. El conjunto gallego llega en la décima posición con 55 puntos, sin jugarse prácticamente nada ya que ni la victoria le serviría para meterse en playoffs. El que sí tendrá hambre de gol será el actual pichichi de Segunda División y delantero del Lugo, Joselu, con 23 goles a favor y haciendo una media de 0.59 tantos por partido.

El sábado será de nuevo uno de esos días para mostrar y enseñar los valores de la Agrupación Deportiva Alcorcón, donde queda demostrado que el lema, "hasta el último minuto del último partido" está lleno de razón. Hasta un último minuto de sufrimiento después de una temporada que se ha hecho demasiado larga, y donde se espera un partido no apto para cardiacos. La afición quiere repetir lo vivido la pasada jornada en La Condomina. Recibir al equipo para darle ese último impulso que sirva para amarrar los tres puntos más necesarios que nunca.

Mientras tanto Santo Domingo cierra sus puertas hasta el sábado. Velázquez quiere máxima concentración para que todas las piezas estén bien alineadas en el asalto frente al Lugo. Un todo por el todo en juego en tan solo 90 minutos. Hay vida en el último partido...mucha vida.