Martes de Copa en Santo Domingo

Cargando...
xxxxxxxxxx

 

[caption id="attachment_10997" align="aligncenter" width="300"]Julio Velázquez en sala de prensa Julio Velázquez en sala de prensa[/caption]

 

Regresa la Copa del Rey a Santo Domingo por todo lo alto. Después de ganar rotundamente al Real Oviedo, (5-1), la Agrupación Deportiva Alcorcón recibe al Espanyol en los dieciseisavos del torneo, el martes a las 21:00h. La mejoría en el juego desde la llegada de Julio Velázquez al banquillo alfarero se está reflejando también en los resultados. Tras eliminar al Getafe y al Elche en rondas anteriores, (en ambos partidos estaba Cosmin Contra de entrenador), la ilusión por la Copa está presente entre la afición alfarera, pero el técnico ha advertido en la rueda de prensa previa al encuentro frente al Espanyol que "la prioridad es el campeonato liguero".

Julio Velázquez es consciente de la dificultad que tiene un equipo de Segunda División para llegar a las fases finales de la Copa, debido a la estructura de la competición con partidos de ida y vuelta, donde siempre el equipo de mayor categoría es el favorito para pasar de ronda. Lejos de lo que pueda pasar, el técnico asegura que "van a afrontar el partido con toda la seriedad del mundo", aunque también ve una oportunidad para aquellos jugadores que no tienen minutos en Liga.

El técnico alfarero ve al conjunto periquito con "un gran potencial y muy bien dirigido", bajo las órdenes de Quique Sánchez Flores. La Agrupación Deportiva Alcorcón volverá a ejercitarse en la mañana del martes, antes de disputar el partido frente al Espanyol a las 21:00h. Entrenamiento donde Velázquez decidirá que jugadores salen de inicio, aunque ya ha advertido que "el partido hay que aprovecharlo para que un número importante de jugadores que no están teniendo tanta continuidad en el campeonato liguero tengan carga de competición".

El partido estará dirigido por Jesús Gil Manzano, del Comité Extremeño. La Copa del Rey regresa a Santo Domingo ochenta y dos días después de eliminar al Getafe, con la fe de seguir haciendo algo grande.