El entrenador rayista valora positivamente el punto obtenido

Míchel: "Ha sido un partido intenso y bien jugado por los dos equipos"

El resultado, agridulce, pero con sensaciones positivas

Cargando...

El empate a uno entre el Rayo Vallecano y el Tenerife no satisfizo a ninguno de los dos entrenadores, que vieron cómo sus respectivos jugadores intentaron desequilibrar la balanza hasta en los últimos instantes del partido. Sin embargo, el técnico rayista se mostró confiado y lleno de optimismo, seguro de que éste es el camino a seguir. 

"La sensaciones han sido las de un partido bastante intenso y bien jugado por los dos equipos", comenzó afirmando Míchel en la rueda de prensa post partido. Como quien se sabe realizado, con el trabajo bien hecho, salió el entrenador del Rayo a no dejarse vencer por el derrotismo que asoma cuando no se consiguen los tres puntos ante tu afición, siempre incansable. 

Míchel hizo autocrítica, admitiendo que "en la salida de balón hemos tenido algún error y nos ha costado el gol en contra". Pero poniendo en manifiesto también que la segunda parte de su equipo le gustó mucho. "Hemos podido inclinar la balanza hacia nuestro lado. Las sensaciones son positivas y tenemos que seguir igual", declaró.

El primero en la lista de nombres propios fue el canterano Fran Beltrán, que hizo un partido para enmarcar, conquistando cada día más a la grada. "Para mí ha hecho un gran partido. Le dije que volvía a sus orígenes, porque él en cadetes empezó siendo extremo, metiéndose para adentro, y queríamos tener ahí más presencia de jugadores", reconoció Míchel. "Ha hecho muy buen partido en la banda, también de mediapunta, y estamos muy contentos por su día a día y porque le vemos muy comprometido con el equipo", puntualizó. 

Sobre el cambio del capitán, Roberto Trashorras, el entrenador vallecano tan solo declaró que se debió a un cambio en el sistema de juego, negándose a dar mayores explicaciones. Y en cuanto al goleador de la noche, Adrián Embarba, aplaudió su "línea ascendente", que decoró anoche con un gol que, espera, "le tiene que dar confianza". Más allá del tanto y del empate, para Míchel lo fundamental es que "estamos generando ocasiones y eso es lo que me hace sentirme tranquilo porque sé que nos van a dar victorias". 

Con este empate, el Rayo ya encadena cuatro jornadas sin conocer la derrota. Aun así, continúa demasiado cerca de los puntos de descenso. "Hay que seguir mejorando porque quedan nueve jornadas y son importantísimas", añadió. Sin ir más lejos, el próximo partido es ante un rival directo, el UCAM Murcia, que consiguió arrebatarle los tres puntos en casa en el partido de ida, suponiendo a la postre la primera destitución de la temporada, la de José Ramón Sandoval. En este tiempo, mucho parecen haber cambiado las cosas. Ahora, a Míchel y a sus jugadores les ha cambiado la actitud. "Me da confianza y seguridad lo que veo", incidió.  

Talleres Jaén (1200x200)