Primera derrota de Julio Velázquez en Santo Domingo

No pasa nada, Julio

Cargando...

El conjunto alfarero cayó derrotado 2-3 en Santo Domingo ante el Numancia. Desde la llegada de Julio Velázquez al banquillo, la Agrupación Deportiva Alcorcón no había perdido ningún partido en Liga como local.

xxxxxxxxxx

La temporada no empezó bien para el Alcorcón. En las primeras nueve jornadas los alfareros tan solo fueron capaces de conseguir nueve puntos de veintisiete posibles. El mal comienzo le costó el puesto a Cosmin Contra, donde la dura derrota en Pucela, 2-0 a favor del Valladolid, fue suficiente para que la dirección dejase al entrenador visto para sentencia. La plantilla no supo entender las órdenes de Contra, y se encontraban hundidos en puestos de descenso. El descontento reinaba entre la afición. Había que buscar un plan para cambiar la situación. La plaza del banquillo quedó vacante tras la salida de Cosmin, y empezó a sonar con fuerza el nombre del nuevo sustituto, Julio Velázquez.

Coser y cantar. En el próximo partido de Liga ya estaba "sentado" en el banquillo el nuevo técnico. "Sentado" entre comillas porque Velázquez es puro nervio en el área técnica. No permite ni un segundo de relajación a sus jugadores, y ha sabido enganchar de nuevo a esa afición que tan necesitada estaba de ver ganar a su equipo. Él no quiso engañar a nadie, llegó con el objetivo de mantener al Alcorcón en Segunda División. Luego ya se verá. En la jornada diez arrancó el nuevo proyecto de Julio Velázquez. Fue en un encuentro que terminó 0-0 frente al Almería en Santo Domingo. A partir de ese instante otro Alcorcón se iba a ver. Ocho han sido los encuentros que Julio ha dirigido como local, y casi todos se pueden contar con victorias. El balance es de cinco triunfos, dos empates y una derrota. También es cierto que fuera de casa las cosas son totalmente distintas. Las buenas sensaciones no llegan en forma de resultados, después de firmar buenos partidos en Vallecas, Getafe y Cádiz, todos ellos hay que contabilizarlos con derrotas. Ese es el mayor lastre que están sufriendo los alfareros esta temporada, donde tan solo han conseguido una victoria como visitantes y fue en territorio de Anquela.

Julio Velázquez ha cambiado el panorama, ha devuelto la ilusión al vestuario y a la grada, que espera impacientemente la cita en Santo Domingo para ver jugar al Alcorcón. Desde la llegada de Velázquez la Agrupación también ha hecho historia, metiéndose por primera vez en unos cuartos de final de la Copa del Rey. Algo impensable a principios de temporada. Para conseguir ese objetivo de la permanencia marcado desde su llegada, ha demostrado que es muy importante empezar por ser fuertes en casa, por saber defender el resultado como local. Ni el líder de la categoría, el Levante, que casi dobla en puntos al Alcorcón, pudo derrotar al conjunto alfarero. Esa buena racha que parecía no romperse nunca tocó su final el pasado sábado frente al Numancia. Julio Velázquez cayó derrotado en su propio feudo en Liga por primera vez desde su llegada, en un partido envuelto por la polémica arbitral. Era la primera vez que los alfareros dejaban escapar los tres puntos en Santo Domingo desde la llegada del técnico salmantino. Con cuatro puntos por encima del descenso parece que el objetivo se está cumpliendo. Esta jornada los alfareros visitarán al colista en Tarragona, con la esperanza de encadenar la segunda victoria consecutiva a domicilio. Borrón y cuenta nueva respecto al partido del Numancia...No pasa nada Julio.