Jº38 Alcorcón 0-0 Cultural

Sin gol no hay fiesta

Cargando...

El Alcorcón sigue sin ganar en Santo Domingo. El cuadro de Julio Velázquez tan solo pudo sacar un punto que sabe a mucho después de que el colegiado invalidase un gol legal a Señé para la Cultural. Reparto de puntos que no vale para despegarse de la zona baja de la tabla

xxxxxxxxxx

El Pisco

Tras el chasco frente al Sevilla Atlético, donde en el tramo final del partido se consumó una dolorosa derrota, todas las esperanzas pasaban de nuevo por Santo Domingo. La afición volvió a responder –sabiendo que lo que está en juego es la permanencia- con una de las mejores entradas este curso. Hasta 3.559 fieles se congregaron, con más de 200 aficionados de León, que agotaron días antes del partido las entradas del sector visitante. Había mucha ilusión por enderezar el rumbo, por reencontrarse con la victoria cuando las constantes vitales marcan mínimos. Un optimismo moderado se respiraba en la previa, siendo conscientes que una victoria era una bombona de oxígeno, una puerta abierta de par en par hacia la permanencia.

Los ‘guerreros’ de Julio Velázquez salieron enchufados al campo, pero nada más empezar el reloj se paró. El centro de atención se lo llevó Álvaro Giménez que tuvo que ser atendido por los servicios médicos tras un golpe, pero el susto no pasó a mayores y el delantero volvió a saltar sobre el verde. Los alfareros salieron enchufados, con la urgencia de romper la última barrera, de ganar los últimos metros, de sobrepasar la línea de cal, de perforar la red y cantar el primero. Álvaro Peña y Nono tuvieron la primera para adelantarse en el marcador, pero se toparon con un sensacional Palatsi bajo palos. La Cultural se quería “agarrar” al partido mediante el mimo con el balón. Salvador tuvo la primera para los visitantes, pero tras estar muy escorado, se vio en serias dificultades para poner en apuros al verdadero salvador del partido, Casto.

Bruno Gama era el comandante, el encargado de apuntar con peligro, pero no terminaba de dar el último paso para abrir la lata tras un misil desde la corona del área que repelió el bando contrario. De nuevo el portugués quería “asustar” a la afición de León, pero una espectacular parada de Palatsi evitó el tanto alfarero. La Cultural quería tener su protagonismo por medio de Antonio Martínez que quiso sorprender a Casto desde el medio del campo, pero el cuero se marchó unos cuantos centímetros por encima de la meta amarilla.

El Alcorcón estaba cocinando el paso hacia la permanencia a fuego lento. Las urgencias existían, pero eran conscientes de que un mínimo error lo pagarían muy caro, como en pasados escenarios. Álvaro Giménez al término del primer acto se encontró con un balón muerto en el área, después de que Palatsi no pudiese retenerlo en el primer control. Los alfareros derrocharon ambición de ir a por la victoria en los primeros 45 minutos, pero una vez más la falta de pegada volvió a castigar a los de Julio Velázquez. El mayor enemigo de esta temporada es el gol.

Tras la reanudación las fuerzas se igualaron. Ninguno de los técnicos decidió agitar la coctelera. El mismo once de gala se iba a mantener. Los de Rubén de la Barrera se lanzaron a por el balón, su principal baza esta temporada, controlar el partido mediante la posesión. Bruno Gama fue el primero en apuntar al bando contrario, tras un soberbio misil que se topó con Iván González para desviarlo a saque de esquina. La intención la ponía el Alcorcón, pero lo único que se alcanzaba era la rabia, desesperación y la mala fortuna de cara al gol. El reloj no se estaba quieto, mientras la Cultural de manera silenciosa se estaba haciendo ama y señora del partido. 

Los de Rubén de la Barrera seguían ganándole metros, dando un paso al frente. Moutinho se plantó solo ante Casto, pero un brillante toque del meta pacense evitó la hecatombe. La Cultural apretaba, Santo Domingo a pleno pulmón respondía. El jugador número 12 cumplió, lo dio todo, pero el silencio reinó cuando Señé llegó a colocar el balón en el fondo de la portería. El bando local enmudeció, ante la euforia del cuadro leonés, que ya celebraba la virtual victoria. Poco duró la fiesta cuando Areces Franco levantó la mano para decretar que un gol legal se convirtiese en ilegal. 

Finalmente reparto de puntos. Punto que no termina de servir a ninguno de los dos para despegarse de la temible zona caliente de la clasificación. Quedan cuatro jornadas para el final. Cuatro rivales por delante para celebrar una temporada más la permanencia en la categoría de plata. 

Ficha del partido (RFEF)