Jº39 Huesca 1-1 Alcorcón

Un punto necesario como el agua de mayo

Cargando...

El Alcorcón consigue rascar un punto en uno de los campos más difíciles de la categoría, El Alcoraz. Los de Julio Velázquez empezaron adelantándose en el marcador en el minuto 26 gracias a un tanto de Nono, pero Melero puso las tablas definitivas en el minuto 57

xxxxxxxxxx

El Pisco

El objetivo de esta temporada es conseguir la salvación, pero bajo la premisa de pasar menos urgencias que la pasada campaña. El Alcorcón necesitaba dar un golpe de efecto en la mesa para aventajar a sus rivales más directos de la parte baja y llegar con menos necesidades al sprint final de liga. Tras el empate a cero la pasada jornada en Santo Domingo frente a la Cultural, los alfareros se presentaban con el mismo once de gala en el campo del segundo clasificado, el del Huesca. A priori el escenario no era el más idóneo para la gesta, pero si hay una lección que tienen bien aprendida los alcorconeros es crecerse ante las adversidades y creer hasta el último minuto.

Los de Julio Velázquez salieron bien ordenados sobre el terreno de juego, con una atenta zaga capitaneada por Laure –único jugador de campo de toda la categoría que ha disputado todos los minutos-. El Huesca por medio de Ferreiro quería meter el miedo en el cuerpo a los alfareros, pero fue poco después cuando en un disparo cruzado, Nono consigue colar el cuero en el fondo de la jaula para poner el primero. El Alcorcón se había adelantado en el marcador en uno de los campos más complejos, y lo más importante, el Alcorcón volvía a marcar después de tres jornadas de sequía goleadora. El Huesca remaba en contra, pero necesitaba ir a por la victoria tras el pinchazo del Sporting para asentarse en los puestos de ascenso directo. Cucho lo intentó en el término de la primera mitad, pero los amarillos se fueron con esa ligera ventaja en el marcador al túnel de vestuarios.

El Alcorcón aguantó el arreón del Huesca

Tras salir de la caseta el Huesca comenzó a apretar, pero se encontraron con un seguro Casto bajo palos, que detenía las peligrosas llegadas de Cucho para poner la igualada. Con los locales volcados y buscando como el agua de mayo la victoria, llegó el primer tanto local por medio de Melero. Los hombres de Rubí ponían en serios aprietos a los de Velázquez, que aguataron el arreón y las múltiples llegadas locales, hasta que Chimi Ávila hizo temblar los cimientos del estadio tras golpear el esférico en la madera. El Alcorcón necesitaba rehacerse, e intentar salir de su propio campo, hasta que Álvaro Peña le deja el cuero a Álvaro Giménez para que rematase, pero finalmente ‘la redonda’ fue a las manos de Remiro. 

Lo que viene 

Tras los tres minutos de añadido el Alcorcón consiguió un valioso punto y ver de nuevo puerta en uno de los campos más complejos de toda la Segunda División. A los hombres de Julio Velázquez solo le quedan tres partidos para cumplir con la orden principal de la temporada, conseguir la salvación un año más. De momento la primera piedra ya está puesta, y solo quedan tres jornadas para el final de la competición, con dos partidos como locales- Rayo y Lugo- y uno como visitante – Almería. El próximo domingo a las 18:00 horas Santo Domingo vuelve a vestirse de gala para acoger el derbi más madrileño, donde el Alcorcón puede dar un paso de gigante hacia la salvación o donde el Rayo Vallecano puede conseguir el retorno matemático a Primera División.