Diez fichajes para volver a Primera

Un Rayo renovado

David Cobeño y Míchel, al mando de este proyecto

Cargando...

Después de unos meses de rumores, fichajes y bajas, el mercado cerró sus puertas y los equipos terminaron de perfilar sus plantillas. El Rayo Vallecano, con una decena de altas, quiere renovarse tras una temporada para el olvido.

xxxxxxxxxx

[anuncio id="1"]

A las 0:00 del día 2 de septiembre el mercado de fichajes bajó el telón, aunque para el Rayo Vallecano, curiosamente, los fichajes no acabaron ahí. Dos horas después de cerrarse el plazo, apareció en la cuenta de Twitter rayista la incorporación del experimentado lateral brasileño Baiano, siendo éste el último refuerzo de la franja.

Operación Salida

Cuando una temporada no sale como uno espera lo más común es vivir una ventana de mercado muy movida, y los aficionados franjirrojos han visto cómo se iban un número muy alto de jugadores y cómo llegaban otros. El verano comenzó con muchas despedidas en Vallecas; traspasos, fin de cesiones, finalizaciones de contrato y alguna que otra rescisión de fichas. Los primeros en salir fueron jugadores cuyo contrato había finalizado, entre ellos, Manucho, Miku, Ebert, Baena, Quini, Nacho, Dovale y Clavería, que decidió no seguir perteneciendo al filial rayista. Seguidamente, abandonaron Vallecas los cedidos: Gazzaniga, Jordi Gómez, Cristaldo, Pablo Íñiguez y Mejías. El central portugués Zé Castro rescindió su contrato con la entidad madrileña de mutuo acuerdo, poniendo fin a cuatro temporadas como rayista. Además, el Girona obtuvo de nuevo la cesión del colombiano Mojica, ya que Míchel no contaba con él.

Hora de renovarse

Toda la responsabilidad a la hora de formar una plantilla competitiva para pelear por los puestos más altos recaía en David Cobeño, nuevo director deportivo del Rayo Vallecano tras la marcha de Ramón Planes al Getafe, y Míchel, el entrenador. El primer jugador en llegar al club fue un viejo conocido para la parroquia rayista, Óscar Trejo. El mediapunta argentino rechazó ofertas de clubes en categorías más importantes que la del Rayo, ya que su deseo era volver al lugar donde más feliz ha sido jugando al fútbol. Esta llegada dio un plus de ilusión a la afición rayista al ser éste un héroe del último ascenso rayista.

El puesto de portero era una de las posiciones con más necesidad debido a la lesión de larga duración de Toño. El Rayo Vallecano movió ficha e incorporó a dos guardametas de garantías para la división de plata del fútbol español. Alberto García (cedido por el Getafe) y Mario Fernández (libre tras finalizar contrato con Osasuna), competencia sana bajo los palos del Estadio de Vallecas.

La zaga quedaba un poco resentida por las numerosas bajas, solo contaban con Dorado y Amaya. Tras numerosos nombres que aparecían en la palestra rayista, el club consiguió la cesión del uruguayo Emiliano Velázquez, un joven pero experimentado defensa cedido por el Getafe. No fue el último en llegar en cuanto a centrales se refiere. Otro viejo conocido en Vallecas, Abdoulaye Ba, llegaba libre y ponía fin al puesto de central. El último movimiento del mercado rayista, como anteriormente viene reflejado, fue Baiano. Este lateral derecho veterano viene a completar el carril derecho, hasta ahora únicamente defendido por Ernesto Galán.

Vallecas este año huele a 'retro' porque además de Trejo y Abdoulaye Ba volverá a encontrarse con el Chori Domínguez. El veterano argentino dejó un muy buen sabor de boca en las gradas del Estadio de Vallecas, siendo la temporada que disputó la mejor de la historia del club.

La zona de máquina rayista cubierta los últimos años por la pareja Trashorras-Baena, y la pasada campaña con un papel fundamental del canterano Fran Beltrán, se ha renovado este verano con la marcha del centrocampista malagueño al Granada. En su lugar, han llegado Unai López (cedido), canterano del Athletic Club y ex del Leganés, y Francisco Cerro (libre), tras finalizar contrato con Racing Club, dando solidez y veteranía al centro del campo vallecano.

Falta de gol

La pasada temporada lo que falló principalmente fue la escasez goleadora del equipo, reflejada notoriamente en los delanteros centros. Javi Guerra y Manucho anotaron la baja cifra de catorce tantos en la Liga 123. Manucho abandonó el equipo este mercado y por eso el Rayo ha movido ficha para buscar un “9” de garantías. El seleccionado no es otro que el ex madridista Raúl De Tomás, que la pasada campaña en la categoría de plata firmó unos registros goleadores nada malos pese no ser titular indiscutible en el Real Valladolid. De Tomás anotó 14 goles en 36 partidos disputados defendiendo la camiseta vallisoletana.

Por último, cabe reseñar que aún quedan cuatro fichas libres que permitirían ampliar, si fuera necesario, la plantilla con jugadores que queden libres o que se puedan fichar en el mercado de invierno.