Play-off de ascenso a Segunda B. AD Unión Adarve 1-3 AD Alcorcón "B"

El Alcorcón B saca su billete para la final

Cargando...

El filial alfarero se jugará el ascenso ante el Navalcarnero tras eliminar al Unión Adarve con una remontada épica en el segundo tiempo

xxxxxxxxxx

La Luna - Restaurante de Guarde

El fútbol madrileño ya ha puesto la velocidad crucero. Tras el emocionante partido que se vivió entre el Navalcarnero y el Alcalá y que certificó el pase de los rojiblancos a la final por el ascenso, hoy sería el turno del Unión Adarve y del Alcorcón “B”. Ambos conjuntos buscaban el pase a la final en un encuentro que apuntaba a ser muy emocionante, sobre el verde se enfrentaban el segundo y tercer clasificado de la liga por lo que el Unión Adarve tendría la ventaja de pasar en caso de empate.

Los primeros minutos, como era de esperar, fueron de tanteo con dos equipos que buscaban dominar el medio del campo para hacerse con el control del partido. Tuvimos que esperar casi un cuarto de hora para ver la primera ocasión clara del encuentro. En un saque de esquina sacado por el Alcorcón B, Llario remataba de cabeza en el área pero Carlos demostró una gran colocación y mucha seguridad para blocar el esférico. El primer aviso estaba dado pero llegó el turno del Unión Adarve que, además de avisar, hizo mucho daño a su rival. Cuevas ponía un balón desde su propio campo colándolo entre los dos centrales del Alcorcón B, a su espalda aparecía Capdevila que controlaba el balón y definía con calidad para superar a Mena y poner el 1-0 en el electrónico. El gol fue un jarro de agua fría para los amarillos que necesitaban dos goles para superar la eliminatoria. El Adarve buscó los fallos de un Alcorcón que se sentía algo atenazado. La sentencia pudo llegar pasada la media hora de partido con un robo de Herranz en la salida de balón alfarera que acabó con Mena salvando a los suyos. También tuvo el doblete en sus botas Capdevila, el “9” aprovechó otro balón a la espalda de la defensa pero esta vez sí llegaron los defensores amarillos para evitar el 2-0. El descanso llegó con protestas por parte del Alcorcón B por un posible penalti de Souza sobre Castro que el colegiado no consideró como tal.

Capdevila celebra el gol

Las premisas de ambos equipos en el túnel de vestuarios eran claras. El Adarve tendría que buscar el control del fútbol para no conceder ocasiones a un Alcorcón B que, aunque tenía difícil la remontada, iba a poner toda la carne en el asador. Jorge Romero movió el banquillo en el entre tiempo para dar entrada a César y Gabri, dos jugadores que cambiarían el signo del partido. El filial alfarero salió en tromba con varias llegadas sin demasiado peligro al área rival. El Unión Adarve se intentaba quitar la presión con un remate de semivolea de Marti que se iba por encima del larguero. Pocos instantes después, la combinación Gabri-César casi da sus frutos. El extremo ganaba la línea de fondo y ponía un pase de la muerte a un César que golpeaba mal el balón y lo mandaba directamente a las manos de Carlos. Cinco minutos después, Gabri volvería a calcar la jugada anterior pero esta vez su pase encontraría a un Llario que fusilaba la portería del Adarve desde el corazón del área. El Alcorcón B se creía la remontada y aprovechó el golpe piscológico que le había asestado al Adarve para dar la vuelta al marcador. Edu Viaña se sacaba un auténtico zapatazo desde el pico del área que se iba directo a la escuadra. En apenas cinco minutos, el Alcorcón B dejaba al Unión Adarve contra las cuerdas.

Llario y Gabri combinaron a la perfección para hacer el gol

Los amarillos habían olido la sangre y querían más. Gerard y Ramos se convertían en dos auténticos titanes dentro de su área, el primer despejando un pase de la muerte y el segundo sacando un tiro de Gabri debajo de los palos. Vázquez cambió sus piezas de ataque dando entrada a Quique y Mario primero y a Rober después. A falta de escasos minutos para el final, Gabri pudo cerrar el encuentro con un mano a mano en el que Carlos se hizo muy grande para evitar el 1-3. El Adarve quemaba las naves dando entrada a Olmedo y apelando al espíritu de Málaga y al carácter de ese Adarve que no se rinde hasta el último minuto. Los lobos se volcaron en el área rival esperando el milagro, Rober buscó suerte con un tiro que se fue rozando el palo y Olmedo llegó a marcar en el tiempo de descuento pero la jugada estaba invalidada. Con los once jugadores del Unión Adarve sumados al ataque, el Alcorcón B lanzó una contra que culminó César Gómez. El colegiado pitaba el gol y el final a la vez y todos los jugadores y el cuerpo técnico del filial alfarero saltaban a celebrar su pase a la final.

César puso la sentencia

El Alcorcón B se medirá a sus vecinos de Navalcarnero el próximo sábado gracias  a un segundo tiempo para enmarcar. El Unión Adarve pierde el billete para poder retornar a Segunda B pero también demostró ser un gran equipo tanto en las buenas como en las malas. La imagen de todos los jugadores rojinegros cantando en el centro del campo pese a la derrota quedará en el recuerdo de muchos y será un mantra al que recurrir la próxima temporada a la hora de buscar ese ansiado ascenso de categoría.

Ficha técnica