Play-off de ascenso a Segunda B. CDA Navalcarnero 1-1 RSD Alcalá

El barquito de Navalcarnero navega hacia la final

Cargando...

El conjunto de Luis Ayllón pasa de ronda tras empatar a uno ante el RSD Alcalá

xxxxxxxxxx

segoviano 1200 200

Tras más de cuatro meses, volvía a rodar el balón del fútbol madrileño. La pandemia del Covid 19 dio un giro total a nuestras vidas y el deporte rey tampoco estuvo exento. El día 8 de marzo se ponía el freno de emergencia a todas las categorías del fútbol español. Primera y Segunda llevan ya un tiempo jugando para poder resolver unos campeonatos que acabaran este mismo fin de semana pero Segunda B y Tercera se vieron obligadas a dar por concluidas sus ligas y tener que jugarse los ascensos en un Play-off a partido único. En la categoría de bronce, el Atlético de Madrid B se encuentra en Málaga buscando el ascenso a Segunda División mientras que en Tercera, los equipos madrileños se ven obligados a enfrentarse entre sí con el objetivo de lograr una plaza en el fútbol profesional.

El torneo de ascenso en Tercera se realiza por primera vez entre los cuatro primeros clasificados de cada grupo. Navalcarnero, Unión Adarve, Alcorcón B y Alcalá son los aspirantes a un ascenso que se disputará en la sede de la RFEF de Las Rozas. Navalcarnero y Alcalá abrirían este emocionante torneo en la tarde noche del sábado. El conjunto del Mariano González partía con la ventaja de ser líder lo que le otorgaría el pase en caso de que el partido acabase en empate. Esa circunstancia provocaba que el Alcalá se viese obligado a ir a por todas si quería estar en la final del próximo domingo.

Tras un respetuoso minuto de silencio por las víctimas de la pandemia, el balón comenzaba a rodar y el Navalcarnero demostraba que no iba a ser conformista y que no quería jugarse todo a un empate. La primera ocasión del partido fue para el cuadro de Luis Ayllón, David Rodríguez filtraba un gran pase que dejaba a Rubén Sánchez en el mano a mano con un Juancho que se hizo enorme para desviar el balón a córner. Durante los primeros 20 minutos se vieron varios saques de esquina a favor del Navalcarnero que achicaron muy bien los defensores alcalaínos y alguna ocasión desde tiro lejano también para los rojiblancos. Hakim probaba suerte desde muy lejos pero Juancho atrapaba el esférico en dos tiempos. Tras el parón para hidratarse, el Alcalá empezó a sentirse cómodo sobre el verde de Las Rozas y empezó a apretar en busca del gol. Una falta de Navarro contra la barrera justo antes de la media hora de partido comenzó a dar oxígeno a los rojillos. Los suplentes y directivos del cuadro alcalaíno se pusieron en pie cuando vieron a Saballs plantarse con el balón en el área pero ahí apareció Álex Alonso como un rayo para limpiarle el cuero antes de que el delantero rojillo pudiese tirar. Aunque el Navalcarnero se sentía que tenía el partido bastante controlado, los jugadores del Alcalá se marcharon a vestuarios con la sensación de que podían hacer daño en el área rival.

El Alcalá fue de menos a más en el primer tiempo

El buen momento del Alcalá continuó en el segundo acto. Corría el minuto 50 cuando Dani Ponce se quedó a escasos centímetros de rematar a gol un centro lanzado desde la banda derecha. Toda la grada se queda atónita al ver cómo el balón se paseaba suavemente por el área del Navalcarnero. El barquito dio su réplica con un remate al larguero de David López, el que fuese hoy capitán del Naval hacía temblar la portería defendida por Juancho. Jorge Martín iba a por todas y daba entrada en el campo a Mario y Castiella por Saballs y Shafa, los cambios no darían sus frutos en un primer momento porque el técnico rojillo se encontró de frente con el gol del Navalcarnero. Era el minuto 70 de partido cuando Borona veía un pasillo entre los centrales y asistía a un Rubén Sánchez que esta vez no iba a perdonar ante Juancho. A falta de 20 minutos para el final, el Alcalá necesitaba dos goles para pasar de ronda. La fe seguía latente en los alcalaínos y Castiella rondó el empate con un tiro que se fue muy alto. Ocho minutos después del gol del Naval, Navarro dispondría de una falta lejana. El lateral golpeaba con mucha potencia y Néstor despejó el balón sin lograr blocarlo, ahí apareció Ponce para cazar el rechace y poner las tablas en el marcador. El Alcalá se volcó al ataque en el último tramo en busca de la épica remontada, los cinco minutos que añadió el colegiado se hicieron eternos para el Navalcarnero y efímeros para el Alcalá. Pese a los intentos rojillos, los jugadores del Mariano González supieron defender el resultado y lograron el pase a la final por el ascenso.

Dani Ponce celebra el empate

Las lágrimas desconsoladas de muchos de los jugadores del Alcalá formaban un contraste con la alegría de toda la plantilla del Navalcarnero que, como es habitual, cantó la canción del “barquito chiquitito” para celebrar la victoria. El Naval ahora espera a su rival en la final que será el vencedor del partido entre el Unión Adarve y el Alcorcón B. El Alcalá pone hoy su primera piedra en el proyecto de la temporada 2020/2021 demostrando que son un equipo muy competitivo y que intentarán buscar ese ansiado retorno a Segunda B la próxima temporada.

Ficha técnica