Llego al Canillas para lograr los mejores resultados de la historia

Jesús Lucas: El desgarro de un entrenador

Intenta que su marcha sea un revulsivo tras una muy mala segunda vuelta

Cargando...

Se fue del club al que llegó hace tres temporadas con el objetivo de subirlo a Tercera División, una quimera hecha realidad. Todos los que estamos en el fútbol modesto sabemos lo que significaba esta temporada en Tercera para Jesús Lucas con su "Cani" , todos sabemos lo que ha significado para él alejarse del equipo aunque sea con la intención de salvarlo. Una ausencia antinatura, un desgarro.

xxxxxxxxxx

Sport for Happiness

Le he preguntado a un buen amigo mío que compagina sus dos grandes pasiones, el fútbol y el periodismo por Jesús Lucas: “Jesús es un trabajador incansable, 24 horas pensando en fútbol. Estudioso del juego, su punto fuerte es estudiar al rival y adaptar su modelo de juego. Obsesionado por crear un ambiente positivo y de exigencia y aprendizaje en todos los equipos que ha entrenado".

Con esta definición es fácil deducir las claves del éxito del CD Canillas en las últimas temporadas y, especialmente, su ascenso al Grupo VII de Tercera División, la “Champions” de los modestos, el fútbol de la radio, de las reseñas en periódicos que solo se preocuparon del Canillas por causas ajenas a lo que es el "Cani", un club de fútbol, un club de barrio.

Es pronto, todo debe estar a flor de piel. De ahí mi pudor al pedirle a Jesús Lucas esta entrevista en su peor semana y del “Cani” en lo últimos años. Los que me conocéis ya habéis descartado cualquier tipo de morbo en esa petición, pero para los que no ya os digo que esa posibilidad no existe. Me apetecía que un entrenador como Jesús nos sintiera cerca y seguir aprendiendo de él en los momentos en los que más solo te encuentras. Un texto que estoy escribiendo por la noche, tranquilo y reposado. Estas entrevistas son siempre mejores por la noche, con poca luz y silencios. La única condición que me puso el míster fue que la publicara después del partido del Canillas, no quería que nada afectara a sus jugadores. Acaban de vencer en una de sus finales a la AD A.D. Alcorcón B por un gol a cero.

Pobla: Jesús a que le dabas vueltas durante el partido, sentiste que era tu último partido con el Canillas.

Jesús Lucas: Durante el partido únicamente pensaba en soluciones para dar la vuelta al resultado. A medida que llegaba el final y ver que no éramos capaces de hacer gol, llegué a comentar con mi segundo entrenador, Víctor, que parecía que estábamos inmersos en una pesadilla. A pesar de todo, en ningún momento se me pasó por la cabeza que fuera mi último partido.

Pobla: La decisión de no continuar en el equipo la tenías tomada antes del encuentro ante el Tres Cantos y fue tomada después de la derrota.

Jesús Lucas: Fue una decisión que tome sobre la marcha, al finalizar el partido, en el vestuario. Para mí el fútbol es pasión, amor propio, ambición. Sentía que no podía irme de La Foresta sin romper un botellero, una papelera, sin decir nada… Pienso que debía pasar algo. Solté todo lo que tenía, salí del vestuario con mi cuerpo técnico y les dije que me iba. Volví a entrar y me despedí uno a uno de los jugadores. Posteriormente salí a buscar al presidente. Le llamé por teléfono y le comuniqué la decisión. Ambos pensamos que era la mejor solución para el equipo

Pobla: Pocas horas después de tu decisión de dejar al equipo como describirías tu estado de ánimo.

Jesús Lucas:  Quizá no fuera el lugar, ni las formas, pero sí estoy convencido de que es el momento. A falta de 5 jornadas para el final, 4 puntos por encima del descenso. La plantilla está muy diezmada y se necesita un estímulo fuerte, diferente, nuevo, que genere un cambio de dinámica. No creo en los cambios de entrenador como solución a largo plazo, ya que si no van acompañados de más cambios, a la larga el resultado no suele ser muy diferente a lo que había anteriormente. Pero sí que creo en el efecto que genera un cambio de entrenador a corto plazo. Obliga a que todo el mundo esté alerta. El que no jugaba puede volver a jugar y el titular puede salir si se relaja. Pienso que ese efecto cambio, acción – reacción, hemos podido comprobarlo en la competición. Carabanchel, Parla, Tres Cantos, San Agustín, han experimentado mejorías en sus dinámicas en el corto plazo y el equipo que además lo ha acompañado de inversión y fichajes ha podido sostener dicho efecto durante más tiempo.

Por ello, pienso que he hecho lo que debía, desde la responsabilidad, con la intención de ayudar al equipo y al club a conseguir el objetivo de la permanencia.

Por otro lado, también me duele por los jugadores, ya que algunos no entienden mi reacción y piensan que no debía haber abandonado el barco hasta el final. No quiero que piensen que les he fallado o dejado tirados. Ellos también están sufriendo la situación. Hay que concienciarse que estamos en Tercera División, futbol profesional, tienen que pasar cosas. Yo no soy el único culpable, pero sí el máximo responsable. Intento actuar en consecuencia.

Pobla: Has vivido muchos momentos mágicos con el Canillas en las últimas tres temporadas, todos en positivo, cómo lo ha sido el peor momento de tu experiencia como míster.

Jesús Lucas: Pienso que han sido tres temporadas extraordinarias, fruto del trabajo de mucha gente, hemos hecho historia. En absoluto ha sido mi peor momento como entrenador. Yo siempre digo que vengo de las cloacas del fútbol, C.D. Puerta Bonita, C.D. Betis San Isidro, Alcobendas Levitt, equipos con pocos recursos y en los que tienes que competir en desventaja al resto. Por ello, en estos contextos de dificultad sueles tener más momentos malos que buenos y en estos equipos es donde verdaderamente he pasado los peores momentos. Como entrenador hace 8 temporadas, entrenando al juvevil “B” del C.D. Puerta Bonita, tuve a un padre insultándome durante los 90 minutos de un partido y al finalizar quería pegarme, fue quizá el peor momento, tenía 22 años. Como Director Deportivo de Alcobendas Levitt en Tercera División, recuerdo especialmente desagradable la destitución de Paco Ramírez como entrenador, era la jornada 9, primera vez que el equipo caía a puestos de descenso, firmamos a Jimeno, el equipo terminó descendiendo. Teníamos 45.000 € de presupuesto…

Pobla: Se derramaron muchas lágrimas en el ascenso, se te ha escapado alguna en el momento del adiós.

Jesús Lucas: Ahora que me preguntas, vuelvo a recordarlo. La verdad que fue un año muy bonito. En pretemporada les dije a los jugadores que había que subir sí o sí. Teníamos ingredientes para conseguirlo, buenos jugadores, buen juego, estábamos entre los diez presupuestos más altos de la categoría. Faltaba convencer al equipo, al club. No me gusta estar en sitios donde no hay presión, ni máxima exigencia. No me gusta que el jugador sea un funcionario, ni el club un ministerio. No fue fácil cambiar la mentalidad. En la jornada 10 íbamos octavos, veníamos de dos derrotas seguidas, con los de arriba, Aravaca y Torrejón. Llegamos a estar a 11 puntos del ascenso. Hicimos una remontada espectacular, cada día, todo el cuerpo técnico avivaba el mensaje de que el objetivo era subir y cada vez había más jugadores entregados a la causa. A falta de doce jornadas dependíamos de nosotros mismos. Había que ir a Aravaca y ganar, había que ir a San Roque y ganar. Había que ir a Galapagar… No fallamos. En la penúltima jornada ganamos 5-1 al Camarma y el Galapagar ganaba al Villanueva del Pardillo. Estuvimos 20 minutos enganchados a Madrid al Tanto de Onda Madrid esperando el final del partido de nuestros rivales directos. El C.D. Canillas era matemáticamente equipo de Tercera División por primera vez. Fuimos a la fuente. Luego nos emborrachamos. Yo creo que a todos se nos cayeron las lágrimas.

Pobla: Cuál ha sido el momento, el mensaje, las palabras que recordarás siempre en estos momentos, en los malos.

Jesús Lucas: Lo que ahora pienso es que mi decisión ha sido coherente con mis palabras y con la mentalidad que he tratado de transmitir desde el primer día. Siempre he empujado al equipo a tener ambición, tener objetivos grandes, aunque seamos un equipo pequeño, tener alma de equipo grande. El no estar en los sitios por estar. Para eso es mejor quedarte en casa con tu familia.

Pobla: Jesús, el Canillas ha vivido una temporada mágica, ocurra lo que ocurra, en División de Honor y en Tercera División, me preocuparía que los resultados, la competición no te hayan permitido saborearla.

Jesús Lucas: La temporada está siendo buena, 32 jornadas fuera del descenso de 34. Una primera vuelta extraordinaria acabando novenos. Éramos el equipo revelación. Un pez nadando entre tiburones blancos. A día de hoy estamos en el máximo nivel competitivo y a todos nos encanta competir. Hemos disfrutado. Hemos cumplido los sueños que teníamos el año pasado. Tener la posibilidad de ir a la Ciudad Deportiva del Rayo Vallecano y competir, ir a El Val y competir, enfrentarte al Getafe “B” y plantar cara, ir a la Ciudad Deportiva de Leganés y que nos empaten con un penalti en contra en 92’, no solo le pasa al Vicálvaro. Ir al Soto y ganar, ir a Pinto… Hemos hecho lo que habíamos imaginado.

También ha habido momentos de sufrimiento, lo sabíamos, tanto por la dureza de la categoría como por nuestra inexperiencia. Han debutado 14 jugadores, sin contar algunos que alguna vez jugaron algún minuto, algún partido, alguna temporada en Tercera. Somos el presupuesto 19-20.

Pobla: Supongo que le habrás dado muchas vueltas a qué ha pasado en esta segunda vuelta, la que no te va a permitir acabar la temporada en “tu” Canillas, te ha dado tiempo a encontrar una explicación

Jesús Lucas: Sí, se han hecho las cosas mal a partir de diciembre, en muchos aspectos, lo tenemos claro todos. Pero no es el momento de realizar evaluaciones, ni revisar procedimientos, ni mucho menos de criticarnos. Es momento de estar más unidos que nunca, salvar la categoría y una vez que todo acabe hacer el análisis, cambiar cosas, aprender para el futuro. El fútbol es de los futbolistas, en la segunda vuelta, todos los equipos han mejorado sus plantillas, nosotros habíamos planificado quedarnos como estábamos, asumiendo que íbamos a empeorar, ya que cuando todos mejoran sus plantillas y tu te mantienes, ya estas empeorando respecto a tu competencia.

La marcha de jugadores importantes a Islandia, con el mercado de fichajes cerrado. Ha sido un imprevisto que nos ha generado una perdida de potencial de plantilla muy significativa. Simplemente en parámetros cuantitativos Borja López y Cejudo han hecho 6 y 3 goles respectivamente, casi 1/3 de los goles a favor que lleva el equipo que son 30.

Pobla: Recuerdas tus primeros pasos en el CD Canillas y a lo que aspirabas en él. Cuéntame algo que te marcara de aquellos primeros tiempos.

Jesús Lucas: Recuerdo el primer día, cuando fui a firmar y me reuní con Fernando, el presidente, José Antonio, vicepresidente y Luis, el psicólogo. Les dije que venía a subir al Canillas a Tercera División y les pregunté si el objetivo del club era ese, ya que venía a llevarlos al límite. Se rieron y me dijeron que había que tener paciencia e ir paso a paso. Al marcharnos, Fernando, el presi, me dijo: “ya veremos si subes al Canillas a Tercera o es el Canillas el que te sube a ti”. Y han sido ambas cosas, como he dicho, ha sido trabajo de todos.

Pobla: De todo lo vivido qué será para toda la vida, qué personas han marcado unas temporadas repletas de momentos especiales.

Jesús Lucas: Tras entrenar varias temporadas en casi todas las categorías de fútbol base, estar como segundo entrenador del primer equipo y ser parte de la secretaría Técnica en el C.D. Puerta Bonita, tuve la oportunidad de entrenar en futbol senior al C.D. Betis San Isidro en 1ª Regional, sin presupuesto, posteriormente al C.D. Montijo en preferente, sin presupuesto, hacerles competir contra la mayoría de equipos que sí disponían de presupuesto, hizo que me convenciera de que sí tenía la oportunidad de entrenar a un equipo en preferente, con presupuesto, el que fuera, lo subiría a Tercera División. Por ello, en primer lugar estoy muy agradecido a Fernando Herrero por darme esa oportunidad que buscaba y haber podido desarrollar mi proyecto personal y el del club. Estos tres años he tenido una autonomía prácticamente total en toda la parcela deportiva, he podido gestionar el presupuesto, tomar todo tipo de decisiones y he tenido respaldo incondicional del club incluso en estos últimos meses donde los resultados no acompañaban. Me he sentido como el clásico manager inglés. Ha sido fantástico. Una pena no contar con más recursos para luchar por los play off. Todo no se puede…

La profesionalidad, el conocimiento y la unión del cuerpo técnico ha sido esencial. He aprendido, mejorado y crecido. Lo que más me ha marcado ha sido su apoyo en los momentos malos, siempre transmitiendo, argumentando, matizando y defendiendo el mensaje del entrenador. Imperaba la fidelidad y la lealtad.

He tenido 9 ayudantes. Víctor (2º entrenador), Díaz (preparador físico), Alberto (preparador físico/readaptador), Luis (psicólogo), Alfredo (entrenador de porteros), Nuno (delegado), Toñín (analista), Dani (fisioterapeuta), Santos (delegado de campo) Para venir de las cloacas del fútbol, donde tienes que llevar la ropa, el agua, el botiquín, las fichas, los balones, la pizarra… No está nada mal.

Y por supuesto, el trabajo de los jugadores, el ver su evolución, su mejoría. Siempre haciendo lo que se les pedía lo mejor que podían. Ha sido muy gratificante. Se han convertido en jugadores de Tercera División, por méritos propios. Algunos incluso han adquirido un caché internacional…

Pobla: Las redes sociales han inundado tu perfil de cariño y respeto, por parte de aficionados, compañeros y medios de comunicación… Supongo que eso ayudará y hará que sientas lo que sentimos por tu ti y por tu trabajo.

Jesús Lucas: Sí, en la vorágine del día a día, donde las 24 horas son fútbol, no te da tiempo ni a valorar, ni a medir la repercusión que ha tenido lo que estamos haciendo. Estoy muy agradecido por el cariño y el respeto que me ha mostrado la gran familia que formamos toda la gente del sector fútbol, entrenadores, jugadores, aficionados, periodistas, presidentes, agentes.

No me ha dado tiempo a despedirme en condiciones, como dios manda, no hay tiempo, hay que preparar el partido del jueves, importantísimo contra el Alcorcón “B”. La salvación del equipo es lo más importante.

(El Canillas ha vuelto a vencer)

Pobla: Y ahora qué…

Jesús Lucas:  En primer lugar intentar ayudar en lo que pueda al C.D. Canillas para conseguir la salvación. En segundo, hacer lo que hace cualquier secretaría técnica como es actualizar mis bases de datos de jugadores (jugadores madrileños en equipos de 2ªB, todos los jugadores de Tercera División, Preferente Grupo 1 y 2, Juvenil División de Honor y Liga Nacional, jugadores destacado de primera regional). Ir a ver el mayor número de partidos que pueda de Preferente ambos grupos, la Copa del Rey y Copa Federación de juveniles. En definitiva, recopilar la mayor información posible, para cuando me llamen para un nuevo proyecto intentar equivocarme lo menos posible. Cuanto menos presupuesto tienes más información tienes que tener del mercado.

Pobla: Dime para finalizar lo que te salga del corazón

Jesús Lucas: Estoy convencido que la temporada que viene el Canillas, EL CANILLAS, seguirá estando en Tercera División.

 

Foto de portada: CD. Canillas, día del ascenso a Tercera División