Jª 2.- ALCOBENDAS C.F. 0-1 REAL MADRID C.F.

El asedio blanco derriba la muralla del Alcobendas

El Real Madrid se llevó los tres puntos gracias a un gol de Aitor Mañas a falta de veinte minutos para el pitido final

Cargando...

Son esos partidos que sin duda los grandes pierden las ligas. Los de Javier Vázquez se llevaron un partido muy complicado ante un rival muy ordenado atrás. Los locales, sabedores que son inferiores al conjunto que estaba en frente tanto físicamente como tácticamente, pusieron contra las cuerdas e hicieron un meritorio partido.

xxxxxxxxxx

Tras unos largos y extraños meses el Alcobendas C.F. volvió a jugar en casa, con la novedad del cambio del estadio, en lugar de jugar en la Ciudad Deportiva Valdelasfuentes, espacio donde entrenan y hasta el año pasado jugaban, ahora van jugar en el Luis Aragonés.

El Alcobendas venía de dejar una mala imagen en la primera jornada tras perder por cuatro goles a uno frente al Alcalá, rival que compite en “su “liga. Quería revertir esta situación ante el campeón de la temporada pasada, que ganó con mucha superioridad al Rayo Majadahonda por seis goles a uno.

El arbitro dio la orden para el inicio del partido y se vio de primera mano que el Alcobendas no iba salir, sino todo lo contrario, iba a esperarles atrás con las líneas muy juntas, y buscar con el pelotazo a Jesús a las espaldas de los dos centrales madridistas.

Durante el inicio del partido se vio a un Madrid atrevido, queriendo la pelota y dueños absolutos del partido, sin embargo, movían la bola de un lado para otro demasiado lento para poder desajustar a la defensa.

Los visitantes se dieron cuenta y empezaron a mover el cuero con más velocidad y subiendo el ritmo un poco más. En este momento, los jugadores del Alcobendas se vieron más acorralados, sin espacios, propiciando más imprecisiones en los pases. La única posibilidad que tenían era despejar y salir ante el agobio visitante.

Cada vez había más pases filtrados a los mediocentros “Pipi” y Daniel que estaban haciendo mucho daño creando huecos y atrayendo a los mediocentros un poco más arriba. Por la banda derecha, el once del Madrid, Armand, estaba generando mucho peligro jugando a pierna cambiada y encarando a su rival.

En el ecuador de la primera parte llegaba la mejor ocasión del Madrid hasta el momento. Buena combinación de Daniel con Gonzalo que logran deshacerse de varios rivales, y tras un rebote le cae el balón franco para el delantero madridista Aitor que se va desviada a la izquierda. Buen susto para los locales.

Los locales, que apenas salían de su campo, seguían aguantando las embestidas del rival y buscando balones por alto, sin crear mucho peligro al meta madridista. Los visitantes con paciencia movían el balón y lo intentaban desde lejos, Pipi y Néstor, sin mucha fortuna.

Las ocasiones seguían por parte del Madrid, tuvo otra oportunidad Aitor solo en el punto de penalti, tras un centro por la derecha, pero se marchó fuera. En los saques de esquina llegaba a tocarla siempre los dos zagueros Jaime o Raúl Asencio, pero la suerte no estaba de lado de los madridistas.

De esta manera llegamos al descanso. De momento le estaba funcionando el plan al entrenador del Alcobendas. En el Madrid, se van pensativos, conscientes de que aún queda otros 45 minutos.

El entrenador visitante animo a los suyos y les dijo varias cosas para poder derribar la muralla que había puesto el Alcobendas. Sin duda, eso ayudó mucho porque los blancos salieron al 100% en la reanudación.

Salió por la banda izquierda Gabriel, que, sin duda, revolucionó el partido y le puso esa chispa y descaro que le faltaba al equipo para poder llevarse tres puntos en un campo donde los aspirantes pueden perder no puntos sino ligas.

El cansancio sobre los jugadores locales se notaba cada vez más, eso iba ser aprovechado por los atacantes visitantes que intentaban enlazar jugadas combinadas entre el ocho y el diez blanco. Pipi iba tener un mano a mano, pero el portero local, José Rubén, estuvo bien y achicó todos los espacios para evitar el 0-1.

El Alcobendas por momentos subían las líneas y en una jugada se vio sorprendió el Madrid, que les pillo fuera de su lugar y lo aprovechó Miguel Bello que hizo el único tiro a puerta de su equipo en todo el partido, sin apuros para el portero.

La respuesta iba llegar muy rápido. Gonzalo que se va de varios defensas, abre para la izquierda para Gabri y este de primeras se la devuelve a Gonzalo que ve como Aitor está mejor posicionado, la deja pasar, pero el artillero nueve no logra batir al portero, realizando la parada del encuentro. Tremenda ocasión para el Madrid.

El Alcobendas seguían presionando bien, aguantando sin dejar ningún espacio libre. Sin embargo, cuando menos era de esperar vino el único gol del encuentro. Buna internada de Ferran por el carril del ocho, se la da su compañero de banda que la pone de maravilla para que Aitor marque su gol que tanto se le estaba resistiendo. Buena jugada combativa del Madrid.

La muralla que había puesto el míster del Alcobendas aguantó hasta el minuto 71. El conjunto local, lejos de echarse más atrás y de bajar los brazos, lo siguió intentando, con las líneas más adelantadas, con el inconveniente dejar más espacios para el rival.

El Madrid quería ir a por más. Pese a la valentía de echarse para delante de los locales, los blancos tas seguían manteniendo el balón. Llegaron varias ocasiones del Madrid gracias a las diagonales de Diby por la parte izquierda y un buen tiro de “Pipi” que el portero consiguió pararlo.

Tras los noventa minutos reglamentario, el árbitro pitó el final de un emocionante partido en el que el Madrid tuvo su premio ante un rival que le plantó cara y lavó su imagen de la primera jornada.

En la próxima jornada el Alcobendas irá al Cerro del Espino para jugar contra el Atlético de Madrid, mientras que los maristas jugarán en cada frente al Canillas.