Jº. 12. C.F. FUENLABRADA S.A.D. “A” 3 – 1 C.D. MÓSTOLES U.R.J.C. “B”

El Fuenlabrada se corona ante un Móstoles incesante

Cargando...

Los tantos de Moha, Damián y Amigo, junto con la diana de Marcos, firmaron el marcador en el encuentro disputado entre los conjuntos del sur de Madrid.

xxxxxxxxxx

Con dos minutos de retraso, comenzaba el duelo en La Aldehuela. Los visitantes serían quienes pusieran a rodar el balón en un partido en el que ambos equipos ya conocían a su rival, después de haberse enfrentado en la tercera jornada en los Campos de Iker Casillas, donde hubo reparto de puntos.

La primera ocasión del encuentro vendría de parte de los locales: Moha lo intentaba desde lejos en el minuto seis. En estos instantes iniciales, se empezaría a vaticinar cómo iba a transcurrir el partido: el Fuenlabrada sitiaría al adversario en su terreno, teniendo su defensa tan adelantada que, por momentos, llegaba hasta la línea de medio campo. Además, el juego producido era muy aéreo, de tal forma que simulaba un duelo de fútbol-tenis entre ambos. Por su parte, los visitantes tratarían de bajar el esférico al césped, con el objetivo de poder desarrollar su estilo futbolístico, a base de numerosos toques.

La principal oportunidad clara de los mostoleños se produciría en el minuto 15, cuando Checho intenta un pase al área que intercepta el cancerbero “kiriko”. Ninguno de los dos conjuntos conseguiría cambiar el rumbo del partido hasta avanzada la primera parte: el Fuenlabrada mantenía el cerco a su rival, mientras el Móstoles se agrupaba en forma de bloque para que ningún balón llegase a portería, fomentando que absolutamente todos los jugadores mostrasen una actitud defensiva, lo cual produce que en torno a la treintena del partido, se creen una cantidad ingente de sucesivos saques de esquina en menos de cinco minutos. A pesar de ello, la pelota no terminaba en ninguna de las situaciones en las redes.

El producto de un equipo donde todos defienden, frente a un combinado en el que, incluso el portero se anticipa, da lugar a que el marcador se mantenga a cero. No obstante, y a pesar del bloqueo sufrido, los de Ángel Álvarez, no se rinden, no cesan y buscan cualquier espacio para iniciar alguna carrera que les haga alcanzar el área contraria. De esta forma, consiguen activarse y comenzar a crear algunas ocasiones, las cuales se inician, en su mayoría, con los pases que Iván Sima y Checho tratan hacer llegar a Isaac para que este finalice la jugada con éxito. Sin embargo, estos se verían frustrados tanto por las intervenciones de Daniel Nieva, como de la defensa fuenlabreña.

A falta de tres minutos para el final de la primera mitad, el marcador plasmaría el ansiado y solicitado primer tanto, cuando Moha aprovecha un rebote y golpea desde la derecha para adelantar a los suyos.   

El descanso y la charla habitual de Mario Otero a sus jugadores, hizo un efecto favorable para este combinado, pues en apenas dos minutos, Damián conseguía poner el dos a cero en el tablero. Tras el caos en el área, Damián aprovecha el resorte y de volea, consigue introducir el cuero en la portería pasando por encima del guardameta, haciendo una magnífica diana.

A pesar del resultado adverso, el Móstoles cambiaría su esquema, de manera que abriría más las bandas y se distribuiría por todo el césped sin formar esa especie de estructura sólida y compacta que había mostrado anteriormente. El conjunto mostoleño no perdería la fe, y sin dejar que la desesperación se apoderase de ellos, ante tal presión del Fuenlabrada, tratarían de crear más ocasiones, como aquella jugada magistral de Robert, donde se va de tres y pasa el balón a Josete, quien realiza un tiro cruzado que va fuera.

No obstante, el Fuenlabrada no tiene suficiente: tiene ansia de más goles, de más celebraciones. Se trata de un conjunto inconformista, insaciable y que con su actitud inmejorable, está alcanzando la gloria en la mayoría de sus partidos. Tal es así que, en el minuto 70, Amigo la pone en la esquina contraria tras recibir un pase desde la derecha, consiguiendo el tres a cero. Con esta diana, nos encontramos ante el verdadero “killer” fuenlabreño, pues no solo es el máximo ejecutor de su equipo, sino que se posiciona segundo en la tabla general de goleadores con 5 tantos en 10 encuentros.

Tan arduo trabajo tendría sus frutos para el Móstoles, aunque ello no fuera suficiente para empatar o ganar el partido. En el minuto 76, el combinado visitante conseguía su primer y único gol. Iván Sima roba el esférico y realiza un pase a Marcos, quien remata poniendo el balón en las redes.

Tras el tanto, el Móstoles no bajaría los brazos y seguiría teniendo “hambre” de rescatar algún punto. A pesar de ello, el encuentro se cerraría con ese resultado de tres a uno en el marcador.  

Con esta victoria, el equipo de Mario Otero ha conseguido posicionarse en lo más alto de la tabla en una temporada de ensueño del conjunto “kiriko”, empatando con el Rayo Vallecano a 18 puntos en tan solo diez partidos, uno menos que los franjirrojos.

En la decimotercera jornada, el Fuenlabrada visitará al Rayo Vallecano, mientras que el Móstoles recibirá en su campo al Boadilla.

 

Ficha de partido