Jª 22.- RAYO ALCOBENDAS C.F. 4-3 RAYO VALLECANO DE MADRID

El Rayo Alcobendas tira de épica

Un gol de Álvaro, en el último minuto, permite seguir soñando a los locales por el ascenso

Cargando...

Nadie dijo que fuese fácil. El equipo de Rubén Buchón consigue la victoria en la última jugada para continuar en los puestos de arriba frente a un Rayo Vallecano que desperdició la primera parte. Los franjirrojos lograron igualar la contienda dos veces, pero finalmente la suerte no se adueñó con ellos al final del encuentro.
 

xxxxxxxxxx

Se citaban dos equipos que le gusta jugar con el balón. Dos equipos con grandes peloteros. Ambos venían de empatar a uno a domicilio. El equipo local atraviesa una racha irregular de partidos, mientras que los visitantes buscan subir puestos, por ello la importancia de sacar adelante este partido.

Los primeros minutos del choque fueron un tanteo, miedo a no cometer ningún error garrafal que provocase un susto en contra. La primer la tuvo el Rayo Alcobendas, que comenzó el partido yendo a por el gol. Vega filtró para la subida de David que la puso para Sergio pero la defensa despejó el peligro.

Los dos equipos no dudaban en cerrarse para tapar espacios cuando el rival tenía el balón. Ambos querían tener bajo su dominio el control del cuero. No presionaban en bloque alto la salida. Estaba siendo un encuentro muy bonito para el espectador, con pocas ocasiones, pero sin especular.

No obstante, quién veía huecos y se acercaba al área contraria eran los locales. Manuel probó al portero desde la derecha. Luego era Jareño quien probó desde fuera del área tras una buena circulación que había descolocado a la defensa visitante, que aguantaba las acometidas como podían.

El combinado de casa intentaba agobiar en campo contrario y robaban con más facilidad. También es cierto que las ocasiones que habían tenido no eran de mucho peligro. Sergio se vio con el guardameta que achicó bien el espacio. En la siguiente jugada, Ot iba a aprovechar un espacio por el centro para meterse hasta dentro y batir al portero.

El Rayo Vallecano no generaba peligro y encima no tenían en sus pies el esférico. Así era muy difícil plantar cara al cuadro que tiene enfrente. Antes del descanso, los dos tenían dos ocasiones claras. Primero, la tuvo Álvaro que remató de cabeza un balón que se fue a la cepa del póster. Luego, iba a responder los de Vallecas a través de las botas de Iker que envío alto el balón. En los últimos dos minutos, los visitantes generaron más peligro que en toda la primera mitad.

En la reanudación del duelo, la intensidad y el ritmo estaba siendo elevado. Había mucho duelo en cada jugada. Era clave ganar las segundas jugadas. Los locales acariciaban el segundo gol, lo único que les faltaba era tirar. Ot lo intentó desde fuera, pero se mechó desviado. Después, Manuel puso tierra de por medio con un latigazo, imposible para el portero.

Quedaba tiempo por delante para al equipo del sur de Madrid pero se le ponía muy cuesta abajo. Tenían que ser más agresivos y adueñarse del balón. El entrenador visitante movió fichas y puso un equipo más ofensivo. Ahora había más espacios y el partido parecía un correcalles que iba a favorecer a los visitantes.

Los de Jorge Rubio ahora sí que estaba llegando con serio peligro. Diego la tuvo pero cuando iba a disparar la defensa envío a córner. En ese saque de esquina, Marcos iba a recortar distancias. De nuevo, el 9 del Rayo Alcobendas la iba a tener, pero salvó balo palos la zaga. Sin embargo, quien acertó era Daniel que puso tablas en el marcador con un tremendo golazo.

Otra vez se le había complicado el encuentro a los locales, al igual que les pasó contra el Getafe. No obstante, se iban adelantar gracias a un gol de penalti de Vega, pero no estaba nada decidido. Los últimos dos minutos fueron una locura. Otra vez el equipo de Vallecas igualó el choque gracias a una vaselina de Abel. Pese a ello, y para poner el lazo a este frenético partido, Álvaro se iba a poner la capa de superhéroe para darle el triunfo a su equipo en la última jugada.