Jª 11 – REAL MADRID B 3-0 EFMO BOADILLA

El Real Madrid vence sin sufrir al EFMO Boadilla

Cargando...

El conjunto blanco hizo su trabajo gracias a los goles de Meso, Pecellín y Samu Expósito ante un Boadilla que no tiró a portería.

xxxxxxxxxx

Comenzó el partido con el Real Madrid dueño y señor del partido. En el minuto seis, Meso metía un pase entre la defensa, picado a media altura, hacia Pecellín. El atacante no llegó a tocar el balón, y el arquero visitante, Pepe, se vio engañado ante el gesto del sevillano. El resultado fue que ese pase de Meso se convirtió en el primer gol.

El juego continuó siendo totalmente blanco, pero sin ocasiones de aumentar la renta. Por su parte, el Boadilla aguantaba en su campo con los once jugadores, en muchas ocasiones, detrás del balón. Un tiro de Abraham desde media distancia fue el único peligro en estos minutos.

Las llegadas al área visitante eran constantes, pero no se finalizaban adecuadamente, ya fuera por desacierto merengue o gran acierto defensivo de los boadillanos.

Fue en el minuto 31 cuando esa monotonía en el juego se vio alterada. De nuevo, con otro gol de los blancos. Álex Jiménez armó un disparo lejano que botó antes de que Pepe lo repeliera. El rechace lo aprovechó Pecellín para hacer su primer tanto de la temporada. Y pudo hacer su segundo en su cuenta particular un minuto después tras un remate de cabeza que se fue cerca del palo.

Con más acercamientos, y tiros como los de Palacios y Álex Jiménez, acabó la primera mitad.

El segundo tiempo arrancó como si de una prolongación del primero se tratara. Esto es, un dominio absoluto de los chicos de Fran Beltrán. David, el portero suplente que salió en el descanso, tuvo que despejar a córner otro chut de Álex Jiménez. Poco más tarde, Palacios envió fuera de los tres palos un rechace en el área.

Con mayor protagonismo a través de los carriles centrales que por los laterales, el equipo de Valdebebas seguía muy cómodo en el césped. Por su parte, el Boadilla no mostraba intentos ofensivos para meter algo de miedo en los jugadores blancos.

En uno de los numerosos acercamientos, el Madrid finiquitó el partido, si es que no lo estaba ya. Samu Expósito comenzó la jugada, se apoyó en Meso y este en Álvaro, quien metió un pase al propio iniciador de la jugada para mandar el balón a la portería

Pudo caer el cuarto tanto en esos últimos compases del partido pero todo se quedó como estaba. La próxima jornada el conjunto merengue disputará el derbi en el Cerro del Espino mientras que el EFMO Boadilla recibirá al Torrejón.

Consulta aquí la crónica del encuentro.

Fotografía: RMTV