1-0 para los locales

El Torrejón desespera al Rayo Vallecano "B"

Cargando...

Un gol de Milara da tres puntos a un equipo que demostró que también se puede ganar sin balón

xxxxxxxxxx

Tras la victoria en Leganés, los torrejoneros volvían a su campo, con su afición, para afrontar un duro encuentro ante un rival de categoría.

Un Rayo Vallecano que desde el primer minuto de juego salió a presionar y a buscar ser dominador del juego. Por su parte, los locales optaron por ser eficientes en ataque mediante salidas rápidas desde atrás que llegaron a causar problemas en la zaga vallecana.

Fue a partir del minuto 30 cuando el encuentro comenzó a cambiar y los locales optaron por abrir huecos en ataque, descargando especialmente en banda derecha para finalizar con centros al área y con alguna jugada puntual.

En el minuto 45, una de las ya mencionadas jugadas del Torrejón acabó suponiendo el único tanto del partido. Milara, cuyo estado de forma de cara al gol es fabuloso, recibió un balón proveniente de una gran contra en la frontal del área rival. El delantero recortó a su marca con mucha clase y disparó un fortísimo tiro. El meta rival, Álvaro, repelió el disparo, pero el balón seguía vivo y, tras dos rechaces, Milara culminó la jugada con la firma de un nuevo tanto para su cuenta particular.

La segunda mitad fue más favorable para los visitantes quienes salieron a dominar el juego y crear ocasiones de forma pausada. Los de Jaime Juanas continuaron con su fortaleza defensiva y su concentración en el partido para frenar cualquier intento rival de crear peligro.

Marcos Moraga tuvo una clara para los rayistas en el 57 con un cabezazo a un buen centro, pero la acabó mandando fuera. 

Peor suerte tuvo Alfredo quien, tras un error del guardameta local Jorge, recibió un rechace y probó suerte desde fuera del área. Sin embargo, el cuero fue a impactar con el poste.

El tiempo avanzaba y los visitantes iban creando cada vez más peligro ante el área local. Como consecuencia, se pudo observar una magistral defensa y coordinación de todo el equipo a la hora de mover el balón para desesperar los ataques del Rayo.

Finalmente, los tres puntos se quedaron en Las Veredillas en un partido muy disputado.