El fútbol madrileño se queda en casa

Volver a disfrutar: así ven los jugadores del Trival Valderas la temporada

Cargando...

Pasan los días y las semanas y las noticias no son para nada halagüeñas. Esta situación, que ya se alarga mucho más de lo que se había previsto en un principio, sigue apartándonos de las competiciones deportivas y alejando el día en que podrán reanudarse. No obstante, los jugadores del Juvenil A del Trival Valderas todavía no pierden la fe en terminar la temporada. Dani Martínez, Kosty y Esteban hablan con PoblaFM para contarnos su visión de este año tan particular.

xxxxxxxxxx

El confinamiento en casa está provocando cambios en la manera de vivir de todo el mundo, equipos de fútbol incluidos. Los jugadores del Trival, sin embargo, valoran muy positivamente el trabajo que el club está llevando a cabo con ellos en estos días. En palabras de Dani Martínez, “no creo que todos los equipos de la Liga estén haciendo el trabajo que estamos haciendo nosotros en casa”, lo que “puede marcar la diferencia” cuando regrese la competición. No solo trabajan el aspecto físico, no obstante, sino también las relaciones del grupo: Esteban manifiesta que “una buena piña en el equipo siempre va a hacer que el equipo funcione mejor, y al final eso se refleja en el campo”.

Y eso que la temporada no está siendo nada fácil. Kosty, para definirla, elige la palabra “locura”. El delantero reconoce que pronto se dieron cuenta de que “en esta Liga no nos regalan nada”, pues “cada partido es único y cada partido hay que salir al 100%”. En una línea similar se pronuncia Esteban, que define el año como “intenso” e incide en que “hemos podido superar todas las adversidades y hemos conseguido avanzar”. Dani, en relación con esto, valora “la capacidad de adaptación” de sus compañeros: para él, “el equipo siempre ha sabido adaptarse”, a pesar de las muchas dificultades que han aquejado al Trival durante esta temporada.

Todas estas cualidades se reflejan en el recorrido del Trival en la clasificación del grupo 12 de Liga Nacional Juvenil: los de San José de Valderas nunca han estado por debajo de la séptima posición de la tabla. Según Dani Martínez, el equipo empezó la temporada “con mucha ilusión y con mucha confianza en nosotros mismos”, pero “el trabajo diario y semanal y no enfocarte en objetivos a largo plazo es lo que nos ha llevado a estar ahí”. Kosty resalta que “la mentalidad del equipo es ganadora”, lo que implica que, para ellos, “un empate es como una derrota”.

Esa actitud fue clave para que el Trival fuera capaz de superar la mala racha que atravesó entre diciembre y febrero, con varios empates consecutivos. Para Esteban, durante esa época “nos apoyamos entre todos y siempre conseguimos tirar hacia delante”. Kosty resalta que “cada semana que empatábamos, veníamos el lunes con ganas de empezar ya a entrenar para llegar al fin de semana y poder ganar los tres puntos”. Dani añade como elemento diferencial “la tranquilidad con la que se gestionaba la situación”: según él, “veíamos que éramos superiores en el juego, pero que por cualquier motivo empatábamos”. La dinámica cambió con la visita del Leganés B a La Canaleja, que terminó 3-2. Para ese encuentro, el vestuario del Trival se concienció, “ganamos ese partido y, a partir de ahí, enganchamos dos o tres victorias”.

Kosty y Dani Martínez acuden a socorrer a un compañero

El cambio de rumbo respondió a un nuevo enfoque anímico, no táctico, pues “el equipo ha seguido igual desde el primer día hasta el último”. Para Dani, “nosotros sabemos que tenemos que jugar, pero tenemos alternancia en el juego; intentamos salir de atrás, pero también atraemos muchas veces a los rivales y les buscamos la espalda”. Ninguno se atreve a señalar a un compañero como jugador más sobresaliente de la temporada: Kosty recuerda que “puedes destacar uno por unos números, pero para llegar a esa situación hay una jugada detrás y un equipo detrás”, y Esteban valora que “cada uno hace su trabajo bien, lo que luego se ve reflejado en el resultado del equipo”.

Los tres también coinciden en lo que mejor han hecho esta temporada: disfrutar. En palabras de Dani, “yo quiero ascender, pero primero quiero disfrutar, que es el último año de juveniles”. Esteban resalta, además, la capacidad de completar hasta ahora “una temporada bastante constante”. En la parcela de aspectos que mejorar, dos asuntos: la capacidad de sobreponerse a los goles encajados y la relación con los árbitros. Respecto a lo primero, Kosty señala que “en muchos partidos que empezamos perdiendo, nos costaba mucho remontarlos”. En cuanto a lo segundo, Esteban afirma que deben “quitarle esa importancia que le damos al árbitro cuando nos pita algo en contra”.

Parece que tendrán tiempo para trabajar en ello hasta que vuelva a comenzar la competición. Para las siete jornadas que quedan por disputarse, si finalmente se disputan, una premisa clara: en palabras de Esteban, “darlo todo, disfrutar y seguir ahí arriba, manteniéndonos”. El principal rival por el ascenso son Los Yébenes, a quienes todavía tienen que recibir en su feudo en un partido que se antoja clave. Sobre el conjunto de Aluche, Kosty reconoce que, “a lo que juegan ellos, son muy buenos”. Dani resalta que, para él, “nosotros somos el mejor equipo: no veo ningún rival que sea mejor que nosotros, pero cualquier rival te puede poner las cosas difíciles”.

En el calendario tienen tres fechas señaladas: los partidos contra Torrejón, Atlético de Madrid B y Los Yébenes. Para Esteban, “son tres partidos en los que saldremos a muerte”. En gran medida, de estos encuentros dependerá el devenir de la temporada. En cualquier caso, los jugadores del Trival confían en el grupo que se formará para el próximo año: según Dani, “el Juvenil A del año que viene puede tener muy buen equipo”. Ahora solo les queda esperar para volver a pisar el césped, de modo que la temporada pueda “acabar con buen sabor de boca y, si es posible, con un ascenso a División de Honor”.