Desde el Lateral de Butarque

4 de junio, el día de San Pablo Insua

Cargando...

Se cumplen dos años del gol de Pablo Insua que supuso el histórico ascenso a primera del CD Leganés, un día que estará tatuado por siempre en la memoria de los aficionados pepineros. Desde el Lateral de Butarque revivimos como fue aquel inolvidable 4 de junio de 2016.

[anuncio id="8"]

Si sois lectores habituales de este Lateral de Butarque, estoy completamente seguro que recordareis donde estabais tal día como hoy hace dos años. Posiblemente os encontraseis por Anduva, o quizá tuvisteis que conformaros con quedaros en Leganés, pero de lo que estoy seguro es que en estos últimos dos años no habéis dejado de hablar de lo sucedido aquella tarde noche del 4 de junio, el día que el CD Leganés hizo historia ascendiendo a primera división.

Aquel 4 de junio iba a quedar grabado en nuestra memoria de manera fotográfica. La noche anterior en la que todos los pepineros no podíamos conciliar el sueño ante lo que se avecinaba, el día que invadió Miranda de Ebro esa extensa caravana de autobuses rumbo a un sueño, la fiesta previa de los aficionados de ambos equipos por las calles mirandesas, esa arenga para la historia que dio Mantovani antes del comienzo del partido y que, a día de hoy, nos sigue poniendo los pelos como escarpias.

Posiblemente el tiempo transcurrido desde el pitido inicial hasta el final del partido, iba a ser el momento más tenso que vivimos ese día. Todos pendientes de lo que estaba sucediendo sobre el césped de Anduva… pero también por Tarragona porque el ascenso también pasaba por el Nou Estadi. Pero a eso de las 21:33 de aquel 4 de junio de 2016, el tiempo se iba a detener para todos los que sentimos el escudo del laurel. A esa hora David Timor se dirigía hacia la esquina izquierda para lanzar un balón hacia el corazón del área, allí estaba Pablo Insua listo para hacer historia, listo para golpear el balón con mucha cabeza y corazón, y hacer que todos los aficionados pepineros en Anduva, y los que se encontraban a 344 km de distancia gritasen al unísono la palabra más bella que tiene el fútbol: GOL. Tras ese mágico minuto 47 los nervios aumentaban, más aún cuando marcaba el Nastic y, minutos después, el Mirandés también lo hacía aunque por suerte ese gol era anulado. Eran momentos difíciles pero que terminaron por desaparecer cuando supimos que Manu Barreiro había empatado en Tarragona y, de repente, los nervios y la tensión dieron lugar a la alegría y euforia comenzando una fiesta que, después de dos años, todos la recordamos como si fuera ayer.

Lo vivido ese 4 de junio fue tan inolvidable que, al igual que os pasará a vosotros, cada vez que paso por la Plaza de España, me vienen a la mente recuerdos de aquella noche. Arboles siendo agitados efusivamente, vecinos botando desde los balcones de sus casas, niños y jóvenes atrevidos bañándose en la fuente. Esa fuente principal de la que se apoderó un CD Leganés llegado desde Miranda, y con Mantovani como líder espiritual haciendo que todos los que abarrotábamos la Plaza de España coreásemos como nunca el “Shalalala la la laa” poniendo el broche final a un día inolvidable que se prolongó hasta las 6 de la mañana.

Esta fiesta tuvo su bis al día siguiente con toda la ciudad echada a la calle para corear y vitorear al equipo en aquella rúa por las calles de Leganés, hasta llegar a la Plaza Mayor y celebrar por todo lo alto, con Serantes como maestro de ceremonias, este milagro a la altura de la liga que ganó el Leicester City esa misma temporada.

Dos años después de aquel día histórico hemos podido contar desde este Lateral de Butarque, dos permanencias en primera división cuando nadie apostaba por el Leganés, vamos a poder cumplir el deseo que pedía Queco Piña hace dos años ante los medios de poder estar en primera en el 90 aniversario; incluso pudimos haber hecho todavía más historia jugando la final de la Copa del Rey pero, lamentablemente, nos quedamos a un solo paso. Pese a ello, si aquella noche en pleno éxtasis nos cuentan que iba a suceder todo eso, habríamos dicho que no beban más "Resucitamuertos Pepinero" como el de Regreso al Futuro.

Foto portada: CD Leganés