Desde el Lateral de Butarque

El dinero no lo es todo

Cargando...

La llegada de Yahya Al-Sheri al CD Leganés ha sido una auténtica decepción en el entorno pepinero. Supuso perder una ficha, no traer un mediocentro tal como pidió Asier Garitano y, en su lugar, sí que trajo una avalancha nada agradable de saudíes en las Redes Sociales, teniendo como detonante actitudes homófobas por el hecho de que el Lega porte un brazalete arco iris mañana ante el Real Madrid.

xxxxxxxxxx

JOANSA 1200 200

Que el modelo de gestión que lleva el CD Leganés es digno de elogiar, no hace faltar decirlo una vez más porque todos lo sabemos. Desde la llegada de la familia Moreno Pavón a Butarque, han logrado resucitar a un equipo que estaba al borde de la quiebra y de descender a tercera división, hasta devolverlo al futbol profesional e, incluso, a llevarlo hasta la máxima categoría y mirando a los ojos a los mejores equipos de nuestra geografía, o llegando a jugar unas semifinales de la Copa del Rey, algo que hace sólo 4 años hubiese sonado a chiste.

Una de las cosas más aplaudidas es que, un año más y como ya hiciera el pasado año en el Camp Nou, el Leganés lucirá mañana contra el Real Madrid un brazalete de capitán arco iris en apoyo a la lucha contra la homofobia en el deporte, algo que a todos los pepineros nos parece de maravilla... excepto al club de fans de Yahya Al-Sheri que, tras anunciarse ayer ese acto, llevan maldiciendo con comentarios homófobos por el hecho de que el conjunto blanquiazul vuelve a posicionarse en favor de los colectivos LGTBI. Lo que demuestra que la directiva también comete errores como cualquier mortal, porque esta operación ha sido un rotundo fracaso, tanto a nivel institucional como deportivo. La llegada de este “pequeño rey Midas” para las arcas del club ha supuesto varios frentes conflictivos, tales como dejar un agujero en el mediocentro hasta final de temporada. Dudas entre los aficionados que se temen una posible salida de Asier Garitano este verano, al imponerle desde la cúpula un jugador que tendrá menos minutos que un suplente de Oliver y Benji, y más cuando el de Bergara quería a Maksimovic; y, por último, una avalancha de seguidores saudíes que saturan las Redes Sociales pepineras por defender constantemente a su jugador, demostrando que el equipo de Butarque no les importa en absoluto cuando uno lee ciertos mensajes. Es tal la pesadez de esos mensajes que están provocando que el público pepinero no pare de silenciar y bloquear a todos estos “nuevos aficionados” hasta el punto de ver quien silencia más saudíes cuál si fuese un deporte olímpico, al no poder leer tranquilamente las opiniones de otros seguidores entre tantas peticiones/imposiciones porque Yahya tenga minutos.

Uno de los mensajes homófobos que pudimos leer en la tarde de ayer en el Twitter del CD Leganés.

Sinceramente, no sé hasta dónde puede llegar esta vorágine de negocio en el CD Leganés pero una cosa si que les rogaría: Hasta ahora la gestión es intachable, incluyendo cuando se retractaron con el asunto de los palcos VIP o cuando plantearon añadir Madrid como apellido en el escudo pepinero, pero por favor, no se salgan del camino que han ido llevando durante todos estos años, y mucho cuidado con las malas influencias (muchos saben a qué me refiero) porque en la vida hay cosas más importantes que el dinero como la dignidad y la cercanía que siempre han caracterizado a este equipo. Y con la actitud tan homófoba mostrada por los aficionados saudíes que, desde Pobla FM quiero condenar, les sugeriría que les soliciten a Joma una camiseta solidaria con arco iris para la próxima temporada viendo que la equipación morada y rosa, aun siendo gafe sobre el césped, ha sido un gran éxito por apoyar la lucha contra la violencia de género; porque una de las grandes esencias que tiene este Leganés es su posicionamiento hacia toda causa solidaria.

Dicho esto, espero volver a mis opiniones 100% sobre fútbol, y más que esta semana tenemos doble cita en Butarque con la bala extra de mañana ante el Real Madrid; pero, sobre todo, con la gran batalla que nos espera el próximo sábado con el crucial partido ante la UD Las Palmas.

Foto portada: CD Leganés