Siovas ya es propiedad del Lega

El Siovismo como forma de vida

Cargando...

El CD Leganés ficha a Dimitrios Siovas por 4 temporadas tras estar cedido por Olympiacos desde enero, y desata la locura entre los pepineros. En PoblaFM os hablo sobre el Siovismo.

xxxxxxxxxx

JOANSA 1200 200

Si hasta ahora está habiendo una premisa en el CD Leganés es que las cosas de palacio van despacio. Algo que ya ocurrió con el anuncio del fichaje de Tito, cuando era sabido por muchos que de lograrse la permanencia había una cláusula que lo traspasaba automáticamente a los blanquiazules. 

Y al igual que sucediera con el ex del Granada, el fichaje de Siovas también se haría de rogar. Pero en este caso lo bueno se hizo esperar para alegría de los pepineros, porque tras tiempo navegando por el Mediterráneo desde que zarpase en El Pireo, ayer a última hora de la tarde el CD Leganés confirmaba su llegada a la antigua Egaleo. Y la reacción a la noticia fue, sin duda, tan efusiva como cuando nos deleitó con alguna rabona la pasada temporada; sólo había que ojear las Redes Sociales para darse cuenta de la fiebre que ocasiona el fenómeno del "Siovismo".

Para entender la magnitud del "Siovismo" hay que remontarse al pasado 29 de diciembre cuando Dimitrios Siovas llegaba por la puerta de atrás de Butarque. Pese a que su debut no fue el más soñado (2-0 en el Calderón con penalty suyo incluido), el Camp Nou empezaría a encumbrarlo gracias a sus lanzamientos de contra, su juego por alto, y su desgarrada lucha que evitó una esperada goleada, cayendo "sólo" 2-1 y por un dudoso penalty. Desde ese encuentro, y salvo en Ipurua, se convirtió en el "Leónidas" de la defensa junto a Mantovani hasta el final de la campaña, lográndose meter en el bolsillo a la afición en el mismo tiempo que un minion devora una banana; y hoy por hoy es raro el partido que no se escuche el "siovis siovas" desde el fondo norte de Butarque; y lo que no es sólo ese fondo. Porque muchos aún recordamos aquel partido contra Las Palmas cantándoselo sin cesar, o lo coreado que fue en la vuelta de honor tras el encuentro contra el Alavés, donde en ambas ocasiones acabó regalando su camiseta a la grada de animación.

Con su firma de contrato nos aseguramos Siovismo durante 4 temporadas, y se une a la anteriormente citada llegada de Tito, y a la de Raúl García como incorporaciones de la nueva temporada. Un segundo proyecto en primera que ha comenzado apuntalándose la defensa y a la que le quedarían, en mi opinión, otro central tras ser Insua repescado por el Deportivo, y a poder ser que también haga de lateral derecho, para competirle el puesto con Bustinza; más si cabe tras la salida de Victor Diaz.

Lo bueno con respecto al año anterior, es que a estas alturas del año ya se han asegurado dos jugadores de gran peso en el equipo desde un principio. Sin embargo la afición, cual canción de Los Rebeldes, siempre quiere más y ahora anhelan que vuelva Rubén Pérez, con el que se mantiene una puja con el Levante que, ríanse de las de Ebay, por conseguir llevárselo tras decir que no quiere volver por Granada.

Pero eso ya se irá viendo porque ahora toca celebrar que Leganés volverá a desayunar en el infierno. Todo gracias a la llegada y esta vez para quedarse del gran espartano Siovas, que hará respirar todavía más Siovismo por los cuatro costados. Porque este fenómeno que diría El Fary no es sólo la admiración por un jugador, es otra forma de vida más para los aficionados del CD Leganés.