Opinión del Lega

Empate con sabor... a arándano

Cargando...

Empate de oro del CD Leganés en Mendizorroza después de haber ido perdiendo 2-0. Un partido que por detalles me recordó a un concierto de The Cranberries. En esta opinión analizo el partido paso a paso, pero con un pequeño guiño en homenaje a la recientemente fallecida Dolores O'Riordan.

xxxxxxxxxx

FERRETERIA ORTIZ 1200 200

Aparcada la Copa por unos días tocaba volver a la rutina de la Liga, y comenzábamos la segunda vuelta con un partido que hoy tuvo un gran sabor a arándanos, porque el partido que enfrentó hoy al CD Leganés con el Deportivo Alavés nos dejó detalles que bien pudieron parecer un concierto de The Cranberries; coincidiendo con la semana que nos dejó su cantante Dolores O’Riordan.

Primeramente porque, por temas de patrocinio, el Leganés tuvo que jugar de blanco de cintura para abajo al no llegar a tiempo el pantalón verde impreso con el nuevo sponsor que se presentó esta semana (Elephone). Por tanto, con esa vestimenta verde y blanca los pepineros parecían más la selección irlandesa y, de paso, le hicieron un guiño a su historia cuando en los 90 vistieron con esos colores.

Promises

Sabedores de que la gran guerra que tenían que afrontar es la liga, y más cuando el Alavés era el equipo que marcaba la frontera con el descenso, Asier Garitano salió con un equipo muy competitivo, y un planteamiento inicial que consistió en presionar en área contraria desde el pitido inicial. Traduciéndose en un primer tiempo donde vimos a un equipo serio, muy bien plantado sobre el terreno de juego, y motivando a los pepineros desplazados hasta Vitoria como si hubieran escuchado "Promises" ante la actitud mostrada por el equipo.

Zombie

Sin embargo, los primeros minutos del segundo tiempo el Leganés parecía un auténtico "Zombie" por la forma que deambuló sobre el terreno de juego, teniendo como consecuencia la llegada de dos goles en apenas 6 minutos que ponían el partido cuesta arriba para los, hoy, boys in green. El primero, para más inri, llegaría por un despiste de un Siovas que se quedaría mirando al asistente cuando se había aplicado la ley de la ventaja. 

Con 2-0 en contra y golaverage perdido llegábamos a la hora de partido, y tras analizar ("Analyse") la situación, Asier Garitano decidió mover ficha desde el banquillo. De primeras entraba Amrabat por un Eraso al que, la verdad, le recomiendo que se escuche “Animal Instinct” a ver si se le pega algo ante el bajón de juego mostrado. Y poco después el de Bergara retiraba a Omar Ramos para dar entrada a Brasanac en busca de tener más control en el centro del campo.

This is the moment

A falta de 15 minutos el Leganés se metía en el partido gracias a un penalti que forzó Gabriel Pires con un disparo que golpeaba en Guidetti, y el asistente de Trujillo Suárez decretaba el punto fatídico por mano del sueco. Una pena máxima que transformaba el "8" pepinero y ahí comenzaba otro partido porque, con ese 2-1, el Leganés se fue arriba al ver que era el momento de ir a por el empate y, para buscar más mordiente en ataque, Asier Garitano realizaba un cambio ofensivo metiendo a Guerrero por Siovas. Pero su gran momento llegaría, sobre todo, con la expulsión de Ely por doble amarilla tras una falta sobre Beauvue que les daba superioridad numérica en los últimos minutos de partido.

Salvation

El tiempo se acababa ("Time is ticking out") y, al igual que hace un año, el Lega resopló un ligero aire mirandés por Mendizorroza que le sirvió para ayudar a Zaldua a entonar el "Salvation" empatando un partido que se había puesto muy cuesta arriba tras ese 2-0 de los vitorianos. Un gol que llegaba tras un saque de falta y que sería importante para el lateral vasco al ser el primero en su carrera, y para su equipo porque sirvió para salvar un punto que sabe a victoria entre la afición, y porque eso supuso, también, salvar el golaverage particular; fundamental para poder conseguir el objetivo marcado.

Dreams

Finalizado este crucial partido en Vitoria, es hora de volver a ponerse en el reproductor “Dreams” para poder soñar con algo bonito en la vuelta de Copa en el Bernabéu el próximo miércolesa a partir de las 21:30. Pero si no se lograse llegar más allá no pasa absolutamente nada, puesto que todos somos conscientes de que ya se ha hecho historia esta temporada en el torneo del ko y, en ese mismo instante, nuestras fuerzas han de estar en el partido del próximo domingo a las 12 contra el Espanyol. Un partido para seguir avanzando hacia la ansiada permanencia que nos haga seguir levitando entre las estrellas ("Stars").

Foto portada: CD Leganés