La letra pequeña del sueño de primera

Cargando...

Tras la dura derrota por 2-1 frente a Osasuna en El Sadar, el sueño de primera empieza a mostrar entre la afición pepinera las primeras disconformidades extradeportivas, y a colmar la paciencia por algunos arbitrajes sufridos. Sobre ello dejo mi opinión personal.

xxxxxxxxxx

JOANSA 1200 200

La cobertura asidua que realizo para CF Fuenlabrada y Montakit Fuenlabrada en PoblaFM, me había quitado tiempo de poder prodigarme en hablar sobre el CD Leganés. Pero los últimos acontecimientos, y especialmente esta pasada jornada, han hecho que vuelva a desenfundar la pluma para, por primera vez, alzar la voz sobre la "letra pequeña" que incluye este sueño de primera que vive Butarque desde el pasado 4 de junio de 2016.

No soy nadie doctor

Hace unos 14 años, un anuncio de aire acondicionado mostraba a un hombre en una consulta psicológica que se quejaba continuamente  de que "no era nadie". Algo parecido es lo que le está ocurriendo al CD Leganés en su estreno en la máxima categoría de nuestro fútbol; por el ninguneo total que se hace, continuamente, en "esos" programas deportivos que todos sabemos. Hasta el punto de que, a algunos de ellos les da "cosa" pronunciar la palabra "Leganés", como ya ocurriera en los resúmenes de los partidos frente al Betis o el Sporting, por ejemplo. O, directamente, no poner el resumen, como sucediese tras el partido contra el Málaga, pero el resto de partidos dominicales sí. Por no hablar de la reciente, e histórica, visita a Butarque del Real Madrid, que ni se dijera contra quien jugaba el equipo de Zidane el mismo día del partido; hablándose del derby madrileño, o de cosas menos relevantes que este derby, que era tan especial para los pepineros.

Por no hablar de algo que molesta mucho en la parroquia del conjunto blanquiazul, como es no saber poner en los rótulos el escudo actual del CD Leganés; habiéndose visto varias veces el antiguo formato con las siglas "s.a.d" dentro del triángulo. O incluso lleguándose a ver plasmado sobre el televisor el escudo de los años 90 cuando los pepineros eran debutantes en el fútbol de plata.

Un ninguneo de los mass media que los más viejos del lugar no recuerdan con un debutante en Primera División. Y pensar que hace 20 años, el novato Extremadura era para muchos su segundo equipo.

"¡Qué fácil es arbitrar al Leganés!"

Posiblemente, ése sea uno de los gritos más repetidos tanto desde mi asiento en la grada, como cuando me dedico a leer los tweets de muchos seguidores durante la disputa de cualquier partido del "Lega". El ser novato en la categoría implica sufrir algún arbitraje bastante discutido, y que ya a algunos les empieza a colmar la paciencia. Porque muchos de esos aficionados todavía recuerdan la temporada pasada cuando se les señaló un único penalty a favor, y 10 en contra (9 de ellos en la 2ª vuelta). Pues en el estreno de primera el balance va camino de igualarse, al ir hasta ahora 2-7 en matería de lanzamientos desde el punto fatídico.

Y otros muchos pepineros aún recuerdan algunos errores que costaron perder puntos en el casillero. Como por ejemplo el gol del Valencia tras falta previa de Rodrigo a Serantes, el fuera de juego de la UD Las Palmas que ponía el momentáneo 1-0, o el machacado penalty de Mantovani sobre Neymar, que hizo volar un punto del Camp Nou para los intereses del Leganés.

Ocón Arráiz, el adversario número 12

Partiendo de la base que éste fue el árbitro del día más feliz para cualquier pepinero, y que ese día perdonó un gol legal anulado al Mirandés. Lo de Daniel Ocón Arráiz es algo que ya empieza a oler en el entorno blanquiazul. El árbitro riojano siempre será recordado por su partido de la pasada temporada contra el CD Tenerife; que supuso el fin de la imbatibilidad de Butarque (0-1). Y casualmente, dicho colegiado se montaba en junio en el mismo ascensor rumbo a primera.

Ya en la máxima categoría les ha dirigido, hasta ahora, en dos ocasiones a los blanquiazules: En la jornada 8 frente al Sevilla, y ayer contra Osasuna. Ante los hispalenses se protestó, enérgicamente, una falta que dejó tendido a Rubén Pérez y que acabó con el 0-1 inicial. Y más tarde debió expulsar al "Mudo" Vázquez tras un empujón al propio Rubén Pérez, provocando en Butarque un ambiente hostil contra un rival como muchos no recordaban. Y ayer en El Sadar señalaba un penalty (clarísimo) con 0-1 de ventaja, pero también omitía dos penaltis claros en favor de los de Asier Garitano que pudieron cambiar el rumbo del partido.

A estos 4 partidos mencionados hay que añadirles otros dos más de la temporada 14/15: la victoria 1-0 contra el Albacete; y la derrota, también en El Sadar, contra Osasuna por idéntico resultado que en el día de ayer. Un balance de 2-4 que empieza a tener un tanto mosqueados a los seguidores del club del triángulo y la corona de laureles.

"Leganés sigue teniendo un sueño"

Lo que queda claro es que al igual que hace un año, "Leganés sigue teniendo un sueño" que no es otro que seguir siendo de primera. Y a pesar de que dicho sueño tenga letra pequeña, tal como les acabo de comentar, la afición sigue sin querer despertar de él. Porque los pepineros se crecen ante las adversidades, y tras la dura derrota contra Osasuna muchos ya piensan en ganar el siguiente partido contra el Espanyol, que les haga recuperar el camino perdido por tierras navarras.

Porque uno es optimista al echar cuentas, y cree estar ante la salvación más barata que se recuerda para obtener la meta de la permanencia. Porque posiblemente estamos hablando de que, incluso, con menos de 40 puntos se puede conseguir. Un objetivo donde plantilla y la afición van de la mano como han ido siempre para lograrlo. Sólo hay que ver que ya pasaron 31 jornadas y el Lega sigue sin pisar zona roja por mucho que, algunas máquinas, digan que tarde o temprano van a caer.

Y porque en el CD Leganés si sueñas con algo que ansías, corres el serio riesgo de que, a pesar de todo, se puede cumplir.