Opinión del Lega

Noviembre agridulce

Cargando...

Noviembre no fue un mes muy dulce para el CD Leganés. Un mes donde no ganó un sólo partido, con un Serantes que ya lleva un año lesionado; y con el color morado como protagonista en el conjunto pepinero tanto para bien... como para mal.  

xxxxxxxxxx

JOANSA 1200 200

En 2001 se estrenaba una película con toques dramáticos y románticos que protagonizaron Keanu Reeves y Charlize Theron llamada Noviembre Dulce. Todo lo contrario de lo que ha sido para el CD Leganés que, más bien, ha sido un noviembre un tanto agridulce por haber hecho un pleno de derrotas en liga. Amargando lo deportivo, en parte, el lado dulce de este mes, por haber sido el conjunto pepinero uno de los grandes valuartes al volcarse de lleno en la lucha de uno de los grandes problemas sociales que tenemos como es la violencia de género.

La vida sigue igual

Este título dedicado a Julio Iglesias viene a que, nuevamente, el Lega fue ninguneado por algunos medios, como sucedió cuando no recibió un sólo punto (igual que el Alavés) de una encuesta acerca de cual es la camiseta más bonita de primera. O el pasado viernes cuando Victoria Pavón recibió el reconocimiento junto a otras celebridades por parte del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y de la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, por su lucha activa contra la violencia de género. Sin embargo, esos medios que callaron ante este honorable acto, y que también callaron cuando los blanquiazules estaban en 5ª posición y eran una de las mejores defensas del campeonato, tuvieron la desfachatez de hablar del Leganés para cuestionar el cartel urbano de la visita del Barça a Butarque porque, según ellos, el slogan de “botarem” tenía connotaciones políticas. Sinceramente les digo que, si para las cosas positivas que se hacen desde el CD Leganés nunca tienen tiempo de hablar; para hacerlo por absurdas polémicas es mejor que sigan ignorando a este equipo como hacen habitualmente.

Amoratados

Cuando el pasado mes de julio se presentaban las nuevas equipaciones, una de las más aplaudidas fue la de color morado por el simbolismo que ya la ha caracterizado. Sin embargo, en el plano deportivo, este uniforme ha resultado ser un tanto “gafe” a pesar del calendario de este mes de noviembre. Cuatro derrotas en cuatro partidos vestidos de morado, unido a las lesiones sufridas en Vigo por Brasanac y Siovas, han logrado provocar entre el público blanquiazul (yo incluido) un gran rechazo a esta equipación porque, si algo tienen el fútbol y el deporte en general, es que están llenos de supersticiones. Por tanto, desde aquí quiero pedir que, salvo el partido de Sevilla ante el Betis, se guarde en un cajón la vestimenta morada, por si acaso, y que se recupere la clásica equipación verde pepinera.

Los Pirineos de La Liga

Tras derrotar al Athletic el pasado mes y avistar un nuevo milagro de Garitano, muchos temíamos por las etapas pirenaicas que se aproximaban. Y, como era de esperar, se impuso la lógica en todas ellas. Tanto en el “Col de Nervión”, como en el “Pla del Mestalla”, el equipo plantó una gran batalla pero finalmente se quedó sin recompensa. Mientras que en el temido “Mont Culé” los pepineros, a pesar de su esfuerzo, se vieron sorprendidos por sus duras rampas y sus característicos aires navarros; finalizando esta parte del recorrido pinchando con una afilada aspa situada sobre un punto del húmedo pavimento de Balaidos.

La camiseta morada. Idolatrada por su lucha contra la violencia de género pero gafe sobre el césped. (Foto: CD Leganés)

Pero desde aquí os aviso que la parte complicada todavía no ha terminado porque, antes de afrontar la parte menos exigente hasta llegar al ecuador del recorrido, toca enfrentarse a un último pequeño gran puerto: el del “Col Groguet”. Un puerto que se caracteriza por su camino alicatado de baldosas amarillas y que el año pasado, cuando el Lega iba a coronarlo cuál si fuese todo un Guerrero, sufrió el empujón de una mano traidora apartándolo de los puntos. Por tanto, este domingo el Leganés tendrá una gran oportunidad para sacarse la espina y, de paso, volver a la senda de los puntos de la cual se desvió en este pasado mes... si no quiere verse sorprendido por el coche escoba del campeonato al que, pese a este complicado calendario, está todavía a 10 minutos.

Un año sin el alma de Butarque

Para terminar hay que recordar que ayer día 26, se cumplió un año del día más triste del pasado 2016 que tuvo todo aquel que sienta el triángulo y su corona de laurel. Un año desde que el 13 del Lega no es cantado con la misma pasión por el speaker pepinero (y eso que Iago Herrerín estuvo a la altura). Un año sin que ese portero de gran carácter sobre el césped, pero un tanto tímido cuando no lleva los guantes puestos, brinde grandes paradas bajo los palos de Butarque. Un año recordando, cual anécdota de Lolita, la fiesta vivida aquel ya mítico 5 de junio donde ese modesto chaval de Barakaldo se desgañitaba presentando a todos sus compañeros desde el balcón del ayuntamiento. Un año viendo en bucle ese penalti que detenía en Oviedo a Susaeta, al igual que aquellas lágrimas sobre el césped del Tartiere según señalaba el final Arcediano Monescillo. Un año estando privados de poder dejarnos las manos por aplaudir a un portero que demostró su compromiso con el CD Leganés, sacrificando su ficha para que, in extremis, se pudiese hacer efectiva la incorporación de Amrabat aquel 1 de septiembre; demostrando que todo lo grande que es como futbolista se queda en nada con el tamaño que tiene su corazón.

Serantes retirado en camilla tras sufrir su grave lesión

En resumidas cuentas, ayer se cumplió un año desde la última vez que Jon Ander Serantes jugó un partido de fútbol tras romperse el cruzado anterior que nos ha privado ya 365 días sin verle vestido de corto. Y desde estas lineas que me brinda Pobla FM quiero decirte Jon lo siguiente:

"Empieza a sonreír porque la parte más complicada del camino ya la has completado. Al lado de todo a lo que te has enfrentado, esto no es nada ya. No te ansíes por reaparecer por el hecho de que tu colega Asenjo ya ha vuelto a una convocatoria. Ni porque “Pichu” Cuéllar esté realizando una magnífica temporada. Tú bien sabes que Butarque es uno de los pocos estadios donde la camiseta más vendida es la de portero. Da igual que sea verde, amarilla, roja o negra, porque si todas ellas llevan tu dorsal número 13 es porque has demostrado, con hechos, ser uno de los nuestros. Y por ello siempre aficionados, empleados, periodistas, y todo aquel que tenga algún tipo de vínculo con el CD Leganés, vamos a estar luchando siempre a tu lado y esperandote todo el tiempo que necesites. Porque como tú bien sabes Jonan, esto es Leganés y aquí los sueños se cumplen. Y si se cumplieron cosas que parecían utópicas como era salir del pozo de la 2ªB y, sobre todo, ascender a primera división, ovacionarte por volver a verte de nuevo bajo los palos de tu portería de Butarque, eso es pan comido".

Ánimo Jonan, ya te queda mucho menos para regresar.